Guia­dos por la pa­sión

AUTOhebdo SPORT - - AL VOLANTE -

Es­te año se cum­plen cua­tro dé­ca­das des­de que, allá por 1972, BMW de­ci­die­se crear una di­vi­sión de Com­pe­ti­ción. “Una com­pa­ñía es co­mo un ser hu­mano. Cuan­do ha­ce de­por­te es­tá en for­ma, bien en­tre­na­do, lleno de en­tu­sias­mo y ca­pa­ci­dad”, de­cía Ro­bert A. Lutz, del Con­se­jo de la fir­ma por aquel en­ton­ces, dan­do va­lor a su nue­vo be­bé, que na­ció con 35 per­so­nas, en­tre las que se con­ta­ba Jochen Neer­pasch, ex­pi­lo­to ofi­cial de Pors­che. Bjorn Wal­de­gard y Achim Warm­bold fue­ron en­se­gui­da con­tra­ta­dos co­mo pi­lo­tos de rall­yes. Los co­ches de com­pe­ti­ción fue­ron sus pri­me­ras obras. Así, un 2002 de 240 ca­ba­llos, en 1973, fue su pri­me­ra crea­ción, al que si­guió el cou­pé 3.0 CSL cons­trui­do uti­li- zan­do ma­te­ria­les co­mo alu­mi­nio o mag­ne­sio, ade­más de ace­ro. Y pron­to lle­ga­ron las pre­pa­ra­cio­nes pa­ra co­ches de se­rie con las ver­sio­nes M de la Se­rie 5. El pun­to de in­fle­xión, el que po­pu­la­ri­zó de­fi­ni­ti­va­men­te el éxi­to de BMW M, fue el M3 de 1986. Ven­ce­dor en com­pe­ti­ción y am­plia­men­te ven­di­do co­mo co­che de se­rie, mul­ti­pli­có el atrac­ti­vo, ya no so­lo de la di­vi­sión de Com­pe­ti­ción, sino de todo BMW. Des­de en­ton­ces, M ha crea­do in­fi­ni­dad de co­ches de ca­rre­ras, evo­lu­cio­na­do co­ches de se­rie, desa­rro­lla­do mo­to­res y las ca­jas de cam­bio SMG de do­ble em­bra­gue, mo­to­res de Fór­mu­la 1 y no po­de­mos ol­vi­dar tam­po­co los cur­sos de con­duc­ción, que si­guen en mar­cha.

El M1 de 273 ca­ba­llos, en la ins­tan­tá­nea ca­pi­ta­nean­do a va­rios mo­de­los M6, fue otra de las gran­des crea­cio­nes de la ca­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.