Rit­mo internacional

La ter­ce­ra cita de la tem­po­ra­da de la Co­pa de Es­pa­ña de Re­sis­ten­cia com­par­tió es­ce­na­rio con el Cam­peo­na­to del Mun­do FIA GT1 y el Eu­ro­peo de GT3. Los ha­bi­tua­les del cer­ta­men vi­vie­ron una prue­ba mag­ní­fi­ca en un cir­cui­to téc­ni­co y com­ple­jo pe­ro, so­bre to­do,

AUTOhebdo SPORT - - CIRCUITOS - Ju­lio AS­CAR­ZA

Con la ló­gi­ca ex­pec­ta­ción de lo des­co­no­ci­do, la Co­pa de Es­pa­ña de Re­sis­ten­cia ce­rró el ecua­dor de la tem­po­ra­da rin­dien­do plei­te­sía a uno de los cir­cui­tos más mo­der­nos del mun­do. Con ca­si 40 vehícu­los com­par­tien­do pis­ta en to­do mo­men­to, el CER pu­so de ma­ni­fies­to su vo­ca­ción internacional con la pri­me­ra prue­ba de su his­to­ria dispu­tada le­jos de nues­tras fron­te­ras.

Pis­ta co­mún. Al con­tra­rio que en otras oca­sio­nes, Cla­se 1 y Cla­se 2 com­par­tie­ron pro­ta­go­nis­mo con­jun­to du­ran­te to­do el fin de se­ma­na. Aun­que sus cla­si­fi­ca­cio­nes, ló­gi­ca­men­te, fue­ron se­pa­ra­das, so­bre la pis­ta se vi­vie­ron bo­ni­tos e in­ten­sos due­los en­tre vehícu­los dis­pa­res. Fue, sin du­da, un re­to más pa­ra los pi­lo­tos, que tam­bién su­frie­ron con el in­ten­so ca­lor ve­ra­nie­go del sur de Por­tu­gal, sin ol­vi­dar las fuer­tes ra­chas de vien­to. Pe­ro por en­ci­ma de to­do, los vo­lan­tis­tas tu­vie­ron que atar­se los ma­chos pa­ra ha­cer fren­te al to­bo­gán de

sen­sa­cio­nes del tra­za­do lu­so: to­dos, sin dis­cu­sión, que­da­ron ma­ra­vi­lla­dos por la opor­tu­ni­dad que les brin­dó el CER de co­no­cer es­te tra­za­do.

Ca­rre­ra úni­ca. Tras las se­sio­nes de en­tre­na­mien­tos y ca­li­fi­ca­ción dispu­tadas el vier­nes 6, pa­ra el sá­ba­do 7 se re­ser­vó una úni­ca ca­rre­ra de 2 ho­ras con ca­si 40 vehícu­los en pis­ta. A las 19: 00 ho­ras se en­cen­die­ron las lu­ces ver­des y co­men­zó un du­ro re­to: 120 in­ten­sos mi­nu­tos de ca­rre­ra, es­pe­cial­men­te du­ros pa­ra los pi­lo­tos que ha­bi­tual­men­te dispu­tan el cer­ta­men en so­li­ta­rio. La sa­li­da fue lim­pia, al­go ex­tra­ño aten­dien­do al cu­rio­so fi­nal de rec­ta.

A par­tir de la pri­me­ra vuel­ta, la emo­ción fue cons­tan­te. En la Cla­se 1 la le­gión de pi­lo­tos ru­sos co­men­za­ban a im­po­ner su ley, con los Ma­leev, Lady­gin, Ma­kus­hin, Rya­bov o Bem­gardt ro­dan­do a buen rit­mo. Pe­ro tam­bién ha­bía tiem­po pa­ra los rá­pi­dos coches de Mon­lau, con Joan Font en­tre los más in­ci­si­vos.

Por des­gra­cia, las op­cio­nes de Jor­di Orio­la se ter­mi­na­ron en la vuel­ta 39 (tras ha­ber si­do el me­jor en la pri­me­ra ho­ra de ca­rre­ra), al igual que las de Ha­rriet Arrua­ba­rre­na y An­to­nio Aris­ti (PCR), fue-

ra de ca­rre­ra en la 40. El ru­so Ma­kus­hin y el es­pa­ñol Pol Ro­sell (Ba­po­ro) mos­tra­ron su au­to­ri­dad im­po­nién­do­se en la ca­rre­ra por de­lan­te de los ru­sos Ma­leev y Lady­gin. Com­ple­tó el po­dio Joan Font, mien­tras que los her­ma­nos Ca­be­zas se con­for­ma­ron con la cuar­ta pla­za. En­tre los Di­vi­sión 4, el due­lo en­tre los Nis­san 350Z de San­juán-Ló­pez y Ye­re­gui-Carretero fue cons­tan­te to­do el fin de se­ma­na, aun­que al fi­nal los pri­me­ros se hi­cie­ron con una tra­ba­ja­da vic­to­ria. En Cla­se 1, Na­va­rro y Milan. Pa­ra los vehícu­los me­nos po­ten­tes, el re­to de Por­ti­mao no era ba­la­dí: se tra­ta­ba de ro­dar al má­xi­mo te­nien­do en cuen­ta que, pe­rió­di­ca­men­te, ha­bría que de­jar pa­sar a coches más po­ten­tes al ba­tir de la ban­de­ra azul. Pe­ro, de to­dos mo­dos, su tra­ba­jo fue en­co­mia­ble. Santi Na­va­rro y Ni­co­las Milan, en par­ti­cu­lar, de­mos­tra­ron un ex­cep­cio­nal rit­mo y se lle­va­ron una bo­ni­ta vic­to­ria. Ca­ta­lán y fran­cés ro­da­ron con mu­cha ca­be­za y apro­ve­cha­ron las múl­ti­ples vir­tu­des del Clio pa­ra ter­mi­nar en ca­be­za. Por de­trás, An­to­nio Es­ca­lan­te qui­so de­jar bien cla­ro que el Hyun­dai Cou­pe aún tie­ne mu­cho que de­cir, ter­mi­nan­do se­gun­do y pri­me­ro en la Cha­llen­ge Cou­pe. Com­ple­tó el po­dio Sal­va­dor Tineo con otro Re­nault Clio, tras ha­ber si­do el más rá­pi­do tras 60 mi­nu­tos de ca­rre­ra. Mien­tras, el grie­go Eu­rí­pi­des Hat­zis­te­fa­nis fue cuar­to con otro Clio de VRT.

En la Di­vi­sión 2, an­te el aban­dono de Vallín por un to­que pre­vio, los ita­lia­nos De­mar­chi y Sa­lerno die­ron un pa­so de gi­gan­te tam­bién ha­cia la con­se­cu­ción del Tro­feo Ibi­za, mien­tras que en la Di­vi­sión 1 Juan Cam­pos vol­vió a que­dar­se co­mo úni­co pe­ro más que me­ri­to­rio com­pe­ti­dor. Y, en el ca­so de Na­va­rro y Milan, su tra­ba­jo tu­vo do­ble pre­mio al con­se­guir tam­bién el triun­fo en la Cha­llen­ge Fe­ro­do, por de­lan­te de Hat­zis­te­fa­nis y la pa­re­ja his­pano fran­ce­sa Dau­ger-Solà.

En un es­ce­na­rio tan pri­vi­le­gia­do co­mo el Al­gar­ve, los pi­lo­tos del CER rin­die­ron a un ex­ce­len­te ni­vel.

Sin suer­te al fi­nal, al me­nos a Orio­la le que­da el con­sue­lo de ha­ber­se im­pues­to en la pri­me­ra ho­ra de ca­rre­ra.

Ro­ber­to San­juán e Isaac Ló­pez hi­cie­ron un buen tra­ba­jo a bordo del Nis­san 350Z de Di­vi­sión 4.

Na­va­rro-Milan, Es­ca­lan­te y Tineo con­for­ma­ron el po­dio fi­nal en la

du­ra ca­rre­ra de la Cla­se 2. Tras dos ho­ras de ca­rre­ra, Ro­sell y Ma­kus­hin ocu­pa­ron la pri­me­ra pla­za en la Cla­se 1, con Ma­leev y La­digyn se­gun­dos y el ca­ta­lán Joan Font, ter­ce­ro.

Ló­pez-Anós y Álex Vi­lla­nue­va

Jr. fue­ron se­gun­dos en la Di­vi­sión 4 con

es­te Clio.

El aban­dono de Vallín pu­so las co­sas más fá­ci­les a De­mar­chi y Sa­lerno en el Tro­feo Ibi­za.

Los Cou­pe, co­mo el de Es­ca­lan­te, aún tie­nen mu­cho que de­cir en la Co­pa de Es­pa­ña de Re­sis­ten­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.