“Mi ilu­sión es co­rrer con un Im­pre­za Gru­po N”

AUTOhebdo SPORT - - EN TU REGIÓN - Elías DO­MIN­GO Fotos: J. Ber­nar­do DÍAZ

Aun­que ha­bi­tual­men­te no po­ne­mos el fo­co so­bre los pi­lo­tos con mon­tu­ras más mo­des­tas, en nues­tra re­gión son mu­chos los que, con me­dios es­ca­sos, siem­pre de­jan buen sa­bor de bo­ca. Des­de Ovie­do, con un plan­tea­mien­to ne­ta­men­te ba­sa­do en el dis­fru­te, Ju­lián Gó­mez Mal­gor es un per­fec­to ex­po­nen­te de lo que sig­ni­fi­ca ir a las ca­rre­ras a dis­fru­tar. Pa­ra él, ade­más, con­tar con sus ami­gos de Ve­tus­ta Racing es una au­tén­ti­ca ma­ra­vi­lla a ni­vel per­so­nal.

“Es­to te qui­ta tiem­po y di­ne­ro, pe­ro al ser un hobby se ha­ce con gus­to”

Ju­lián, ¿ con qué plan­tea­mien­to co­men­zas­te la tem­po­ra­da? La ver­dad es que la in­ten­ción fue con­ti­nuar con lo que ha­bía­mos he­cho en años an­te­rio­res, cen­tra­dos en el Re­gio­nal de Rall­yes y al­gu­na prue­ba de rallys­print. Tam­bién ha­cer al­go fue­ra de As­tu­rias pa­ra po­der pro­bar al­gu­na co­sa del co­che. Pe­ro, so­bre to­do, co­rrer en el Prín­ci­pe de As­tu­rias den­tro del Cam­peo­na­to de Eu­ro­pa. Es­te es, pa­ra mí, el rall­ye de ca­sa, y siem­pre es el mo­men­to cul­mi­nan­te de to­das las tem­po­ra­das. Es el rall­ye don­de de­bu­té y, ade­más, es la prue­ba que or­ga­ni­za nues­tra es­cu­de­ría. Son mis va­ca­cio­nes, mi mo­men­to de re­la­jar­me y dis­fru­tar con una prue­ba mí­ti­ca. ¿Có­mo em­pe­zas­te en el mun­do de los rall­yes? Siem­pre me ha gus­ta­do el mun­do de la com­pe­ti­ción. Pe­ro, ade­más, en el pri­mer si­tio en el que tra­ba­jé ha­bía mu­cho am­bien­te de rall­yes, y eso ter­mi­nó por en­gan­char­me. En cuan­to tu­ve la opor­tu­ni­dad com­pré un co­che ba­ra­to pa­ra po­der co­rrer al­go y di­ver­tir­me. Ha­ce 10 años ya que es­toy me­ti­do en es­te mun­di­llo, y en ese tiem­po he­mos vi­vi­do de to­do: ha ha­bi­do mo­men­tos bue­nos, ac­ci­den­tes, mu­chos ami­gos… Ha­ce dos o tres años vol­ví a las ca­rre­ras y es­pe­ro po­der se­guir du­ran­te mu­cho tiem­po. Es un hobby ca­ro, ¿ver­dad? No es fá­cil dis­fru­tar de es­te de­por­te… No so­lo es ca­ro, sino que tam­bién te qui­ta mu­cho tiem- po. Hay que sa­ber com­pa­gi­nar­lo con el tra­ba­jo. Y, des­de lue­go, ca­si to­dos los aho­rros se van pa­ra el co­che. Pe­ro es­ta es mi pasión, y cuan­do ha­ces al­go con gus­to no due­le en ab­so­lu­to. ¿Qué sue­ños te que­dan por cum­plir? Siem­pre tu­ve dos. El pri­me­ro fue siem­pre po­der te­ner un Su­ba­ru Im­pre­za. Creo que en un par de años po­dré te­ner el Gru­po N del ’95 o ’96. Se­rá más ca­ro, pe­ro creo que me­re­ce­rá la pe­na. Y, des­de lue­go, la otra gran ilu­sión es es­tar en un rall­ye del Cam­peo­na­to del Mun­do. Qui­zá en la tem­po­ra­da que lo ha­ga­mos se va­ya to­do el presupuesto pa­ra esa ca­rre­ra, pe­ro creo que es al­go que hay que ha­cer, al me­nos, una vez. ¿ Qué echáis de me­nos los pi­lo­tos con mon­tu­ras más mo­des­tas? Pa­ra mí es un hobby y no me pue­do que­jar. Es­tá cla­ro que la ayu­da de los ami­gos siem­pre es fun­da­men­tal. Creo que, en ge­ne­ral, ha­bría que in­ten­tar aba­ra­tar un po­co los cos­tes pa­ra que po­da­mos es­tar más desaho­ga­dos a la ho­ra de plan­tear los pre­su­pues­tos. Pe­ro, en ge­ne­ral, creo que es di­fí­cil evi­tar es­to.

Ju­lián es el me­jor ejem­plo de que,

a pe­sar de los es­ca­sos me­dios, con pasión y ga­nas sa­len los pro­yec­tos

ade­lan­te.

Ju­lián es un ca­ris­má­ti­co pi­lo­to que lle­va la com­pe­ti­ción en la san­gre.

En las ca­rre­ras, siem­pre cuen­ta con su gru­po de ami­gos de Ve­tus­ta Racing, to­da una ga­ran­tía de com­pa­ñe­ris­mo y amis­tad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.