Fac­tor energ gía

BMW M135i

AUTOhebdo SPORT - - AL VOLANTE - Juan Manuel GAR­CÍA RU­BIO

La ma­yor du­re­za de las sus­pen­sio­nes, el es­ca­so balanceo, la me­nor al­tu­ra al sue­lo y otros de­ta­lles le ha­cen ser un gran “cur­vea­dor”.

Era el mo­de­lo más es­pe­ra­do en­tre los de­por­ti­vos de la mar­ca ger­ma­na. El M135i ya es una reali­dad, abrien­do de pa­so el ca­mino a los Se­rie 1 de tres puer­tas, jun­to a los cua­les se em­pe­za­rá a co­mer­cia­li­zar a fi­na­les de sep­tiem­bre. Sus po­de­ro­sas ar­mas son 320 ca­ba­llos y de­por­ti­vi­dad por los cua­tro cos­ta­dos.

Apar­tir del 22 sep­tiem­bre de es­te año, la ga­ma del Se­rie 1 que­da­rá más com­ple­ta con la lle­ga­da del M135i. Has­ta en­ton­ces, te abri­mos bo­ca con es­te pri­mer con­tac­to que he­mos rea­li­za­do en Ale­ma­nia. Coin­ci­dien­do con ese mo­men­to de la co­mer­cia­li­za­ción, o vi­ce­ver­sa, lle­ga­rán las tan es­pe­ra­das ver­sio­nes de tres puer­tas del Se­rie 1 con las mo­to­ri­za­cio­nes tí­pi­cas, ade­más del Se­rie 3 Tou­ring y el Ac­ti­veHy­brid 3… aun­que es­tas úl­ti­mas ya son otra his­to­ria. Y muy po­co tiem­po des­pués, BMW echa­rá más sal al asun­to con las va­rian­tes de trac­ción to­tal de to­das es­tas ver­sio­nes, las xD­ri­ve.

Ver­dad ab­so­lu­ta.

No hay na­da tan cier­to co­mo las ci­fras. Ni me­nos cier­to que nues­tras sen­sa­cio­nes. El M135i era el vehícu­lo que fal­ta­ba den­tro de la ga­ma del Se­rie 1 de tres y cin­co puer­tas, y qué pe­da­zo de co­che. Es ver­dad que es­té­ti­ca­men­te no re­sul­ta muy lla­ma­ti­vo. No tie­ne na­da muy dis­tin­to a un Se­rie 1 de tres puer­tas con el pa­que­te “M”. De he­cho, se ba­sa en ese aca­ba­do, y ca­da vez más los “M” de BMW son me­nos lla­ma­ti­vos; ex­cep­to el M3, ni si­quie­ra el M5 es ex­ce­si­va­men­te os­ten­to­so en de­por­ti­vi­dad ex­te­rior. De­ma­sia­do po­co lla­ma­ti­vos qui­zá. Pe­ro, bueno, ahí es­tán las llan­tas de alu­mi­nio o los pa­ra­gol­pes más an­chos, es­pe­cial­men­te el de­lan­te­ro, con esas ma­yo­res aber­tu­ras pa­ra el cau­dal de ai­re ne­ce­sa­rio pa­ra una mon­tu­ra co­mo es­ta. Tam­bién los 10 mm que va más cer­ca del sue­lo. Y el pre­cio, que, aun­que aún no se ha­ya co­mu­ni­ca­do, tam­bién se­rá lla­ma­ti­vo a buen se­gu­ro.

Pe­ro de­ba­jo del ca­pó es­tá lo bueno, amén de que la sus­pen­sión es más du­ra pa­ra ba­ta­llar con las ma­yo­res pres­ta­cio­nes. Ma­yor du­re­za de amor­ti­gua­ción, sí, es ver­dad, pe­ro no re­sul­ta de­ma­sia­do in­có­mo­do. La

tra­duc­ción de es­to es, so­bre to­do, evi­tar con ma­yor efi­cien­cia aún los ba­lan­ceos y ca­be­ceos de la ca­rro­ce­ría cuan­do te da por ex­pri­mir el mo­tor y bus­car­le las cos­qui­llas. Pa­ra po­der ofre­cer 320 ca­ba­llos, que son un mon­tón en una ca­rro­ce­ría de es­te ta­ma­ño ( aun­que ha­ya cre­ci­do en co­tas res­pec­to a los pri­me­ros Se­rie 1), el mo­tor del 135i de 306 CV ha si­do in­fla­do 14 ca­ba­llos más. El re­sul­ta­do, si ya de ba­se era bueno, en el M135i es so­bre­sa­lien­te, por­que no so­lo ga­na po­ten­cia, sino tam­bién 20 Nm más de par. Es­te mo­tor se po­drá ele­gir tan­to con el cam­bio ma­nual de seis ve­lo­ci­da­des co­mo con el au­to­má­ti­co de con­ver­ti­dor de par de ocho mar­chas. No­so­tros so­lo lo he­mos pro­ba­do con el de ocho y el re­sul­ta­do, des­de lue­go, no de­ja lu­gar a du­das: es fan­tás­ti­co. To­do ello no es óbi­ce pa­ra que un co­che de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas, tan de­por­ti­vo, no pue­da mon­tar co­mo equi­pa­mien­to el sis­te­ma EcoP­ro de los más van­guar­dis­tas BMW, que per­mi­te ele­gir una con­duc­ción so­se­ga­da y aho­rra­do­ra en la que el sis­te­ma apro­ve­cha al má­xi­mo ca­da go­ta de com­bus­ti­ble, o bien la de­por­ti­va, don­de se des­co­nec­tan tan­to el sis­te­ma de trac­ción co­mo el de es­ta­bi­li­dad y el cam­bio sa­ca el me­jor pro­ve­cho de ca­da mar­cha. To­do ello con dos po­si­bi­li­da­des más de con­duc­ción en­tre am­bos ex­tre­mos.

Rá­pi­do y di­ver­ti­do.

Des­co­nec­ta­dos los sis­te­mas ci­ta­dos, y sin preo­cu­par­nos del gas­to del com­bus­ti­ble en el cua­dro de re­lo­jes, el M135i de tres puer­tas tie­ne esa im­pron­ta de res­pues­ta

ins­tan­tá­nea al ace­le­ra­dor, acom­pa­ña­do de una ra­pi­dí­si­ma subida de la agu­ja del cuen­ta­vuel­tas y de un so­ni­do del mo­tor muy me­di­do, pe­ro muy agra­da­ble y su­ge­ren­te. Por su­pues­to, las le­vas en el vo­lan­te acom­pa­ñan en to­do mo­men­to a un cam­bio que, aun no sien­do el de do­ble em­bra­gue del M3, por ejem­plo, res­pon­de con ra­pi­dez en el pa­so de mar­chas y per­mi­te con ocho re­la­cio­nes que el mo­tor se sien­ta más que a gus­to. Has­ta la lle­ga­da de la ver­sión xD­ri­ve de trac­ción to­tal, muy po­co des­pués, es­te trac­ción tra­se­ra es tre­men­da­men­te di­ver­ti­do si tie­nes un lu­gar pa­ra com­pro­bar­lo. Y, a di­fe­ren­cia de la an­te­rior ge­ne­ra­ción del Se­rie 1, es bas­tan­te más có­mo­do y pre­de­ci­ble, per­dien­do, si se quie­re, un po­co de aque­lla ru­de­za y ga­nan­do con­fort en to­dos los sen­ti­dos.

Aquí, el fac­tor energía su­ple­men­ta­ria del mo­tor es el pro­ta­go­nis­ta, sin du­da, y por eso re­bo­sa de­por­ti­vi­dad por los cua­tro cos­ta­dos, ob­vian­do un po­co el de la ima­gen, tan­to ex­te­rior co­mo in­te­rior.

Den­tro, po­co o na­da ha­ce pre­sa­giar que te en­cuen­tras en el más po­ten­te de la ga­ma y, aun así, tan­to a los aca­ba­dos co­mo a la pos­tu­ra de con­duc­ción no se les pue­de po­ner pe­gas. Pe­ro fre­na muy bien, con mu­cha mor­dien­te, y la di­rec­ción, cla­ro, es per­fec­ta pa­ra la con­duc­ción rá­pi­da.

Tam­po­co el in­te­rior di­ce mu­cho de ser el to­pe de la ga­ma, pe­ro tan­to los ma­te­ria­les co­mo el di­se­ño y el pues­to de con­duc­ción son per­fec­tos.

La di­vi­sión M Per­for­man­ce ha

da­do con es­te 6 ci­lin­dros de 3 li­tros,

Twi­nPo­wer tur­bo y 320 ca­ba­llos, que es

una ma­ra­vi­lla.

Aun­que pue­da no pa­re­cer­lo, los asien­tos su­je­tan bas­tan­te bien el cuer­po y no re­sul­tan in­có­mo­dos.

La fre­na­da es po­ten­te y con mor­dien­te gra­cias, en­tre otras co­sas, a unos ge­ne­ro­sos dis­cos de 320 mm de diá­me­tro.

Aun­que los de­ta­lles ex­te­rio­res no son muy lla­ma­ti­vos, el pa­ra­gol­pes de­lan­te­ro apor­ta ma­yo­res bo­cas de ai­re.

Las pri­me­ras ver­sio­nes en lle­gar se­rán las de trac­ción tra­se­ra, y muy po­co tiem­po des­pués ven­drán las xD­ri­ve de trac­ción to­tal.

Las sen­sa­cio­nes que des­pren­de son tan con­tun­den­tes co­mo de­por­ti­vas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.