Lo más im­por­tan­te es tra­ba­jar en lo que te gus­ta

El co­pi­lo­to ma­dri­le­ño, na­ve­gan­te del me­ji­cano Be­ni­to Gue­rra, li­de­ra el Mun­dial de Pro­duc­ción

AUTOhebdo SPORT - - ENTREVISTA - Borja Ro­za­da

A sus 30 años, Borja Ro­za­da ya se pue­de con­si­de­rar un ex­pe­ri­men­ta­do co­pi­lo­to. Acre­di­ta cua­tro tem­po­ra­das en el Mun­dial de Rall­yes y, en es­te 2012, ca­mi­na jun­to al me­ji­cano Be­ni­to Gue­rra ha­cia el tí­tu­lo mun­dial de Pro­duc­ción. Ta­len­to y tra­ba­jo du­ro al ser­vi­cio de los me­jo­res pi­lo­tos del mun­do.

Elías DO­MIN­GO “CREO QUE IBA DE­MA­SIA­DO TEN­SIO­NA­DO AL PRIN­CI­PIO, AHO­RA Sé RE­LA­JAR­ME MáS

CUAN­DO TO­CA”

En Es­pa­ña, ser co­pi­lo­to es una pro­fe­sión arries­ga­da. De­ma­sia­do acos­tum­bra­dos a ser siem­pre la úl­ti­ma pie­za del puz­le de las ca­rre­ras, son, sin em­bar­go, per­so­nas fun­da­men­ta­les pa­ra el éxi­to de cual­quier pro­yec­to. En el ca­so de Borja Ro­za­da, las opor­tu­ni­da­des de bri­llar en el Mun­dial de Rall­yes han ve­ni­do ca­si siem­pre de pi­lo­tos de fue­ra de nues­tras fron­te­ras. Tras co­men­zar su ca­rre­ra de­por­ti­va en su Ma­drid na­tal, Ro­za­da es ya hoy un repu­tado co­pi­lo­to de re­nom­bre mun­dial que ha triun­fa­do, en­tre otros, con el an­do­rrano Al­bert Llo­ve­ra y, aho­ra, con el me­ji­cano Be­ni­to Gue­rra. En­tre me­dias que­dan otros tiem­pos con pi­lo­tos tan rá­pi­dos co­mo su pai­sano Al­ber­to Mo­na­rri, Qui­que Oje­da o Manuel Rue­da.

Cua­tro años en el Mun­dial… ¿Un sue­ño he­cho reali­dad?

Es­tar en el Cam­peo­na­to del Mun­do es lo má­xi­mo a lo que un co­pi­lo­to pue­de as­pi­rar, ló­gi­ca­men­te, pe­ro lo más im­por­tan­te es po­der ga­nar­se la vi­da con al­go que te gus­ta. Es­tos cua­tro años han si­do du­ros y, la ver­dad, es­toy muy con­ten­to de po­der es­tar aquí. La in­ten­ción de ca­ra al fu­tu­ro es po­der con­ti­nuar en la mis­ma lí­nea.

¿Qué se sien­te al es­tar en­tre los me­jo­res del mun­do?

Bueno, hay ve­ces que no te­ne­mos ni tiem­po pa­ra ver a los pi­lo­tos del WRC… Pe­ro la ver­dad es que es un or­gu­llo po­der es­tar co­rrien­do rall­yes con los que siem­pre ha­bía so­ña­do de pe­que­ño.

Es­tá cla­ro que el ob­je­ti­vo que tie­nes jun­to a Be­ni­to Gue­rra, es­te año, de­be ser ga­nar el tí­tu­lo…

Cuan­do em­pe­za­mos el año pa­sa­do a co­rrer jun­tos que­ría­mos co­no­cer el cam­peo­na­to y pre­pa­rar el asal­to al tí­tu­lo en la tem­po­ra­da si­guien­te. En es­te 2012 nues­tro ob­je­ti­vo ya es ga­nar, ló­gi­ca­men­te. Y has­ta aho­ra he­mos co­rri­do tres rall­yes con dos vic­to­rias y un cuar­to pues­to. Han si­do re­sul­ta­dos muy tra­ba­ja­dos, y ten­go muy cla­ro que te­ne­mos que tra­tar de pun­tuar en to­das las ca­rre­ras y se­guir acu­mu­lan­do ex­pe­rien­cia.

Be­ni­to es to­da una es­tre­lla en Mé­xi­co…

Es un país emer­gen­te en el mun­do de los rall­yes, y la afi­ción cre­ce ca­da día. Te­ner a un pi­lo­to de su país li­de­ran­do la ca­te­go­ría de Pro­duc­ción es al­go que ha he­cho su­bir el in­te­rés por es­te de­por­te. Y tam­po­co po­de­mos ol­vi­dar que él fue cam­peón de Es­pa­ña de Rall­yes de Tie­rra, lo cual tam­bién le ha he­cho muy co­no­ci­do allí.

¿Crees que lle­ga­rá a ser pi­lo­to ti­tu­lar en el Mun­dial?

Es tre­men­da­men­te di­fí­cil lle­gar a ser pi­lo­to ofi­cial, pe­ro él tie­ne muy cla­ros sus ob­je­ti­vos. Tie­ne las ap­ti­tu­des y la men­te amue­bla­da pa­ra po­der lle­var­lo a ca­bo. Quie­re vi­vir del mun­do de los rall­yes y que una mar­ca se fi­je en él. Es­tá muy pre­pa­ra­do y con las co­sas muy cla­ras.

Du­ros ini­cios.

Es­tar en la éli­te del de­por­te no es una ta­rea fá­cil. En el ca­so de Borja, la afi­ción la he­re­dó de su pa­dre y, con pa­cien­cia y buen ha­cer, se ha la­bra­do un nom­bre en el com­pli­ca­do mun­do del mo­tor.

¿Có­mo em­pe­zó tu víncu­lo con el mo­tor?

Mi pa­dre, Ro­ber­to, fue co­pi­lo­to y gran aficionado al mo­tor, así que des­de pe­que­ño iba a las ca­rre­ras que po­día del Na­cio­nal. Un día le di­je que que­ría ser co­pi­lo­to y él me di­jo que te­nía que for­mar­me. Em­pe­cé con los her­ma­nos En­ci­nas en

un Seat Pan­da, lue­go la Co­pa Sa­xo con Is­mael Fran­co… Pe­ro creo que el pun­to de in­fle­xión fue cuan­do Manuel Mu­nien­te con­tó con­mi­go pa­ra el equi­po ofi­cial Peu­geot. Te­nía 19 años y él fue quien me dio la gran opor­tu­ni­dad.

En Es­pa­ña los co­pi­lo­tos jó­ve­nes te­néis bue­nos re­fe­ren­tes…

Sí, des­de lue­go. Luis Mo­ya siem­pre es­tá co­mo la gran fi­gu­ra internacional, pe­ro hay otros mu­chos que tam­bién han he­cho, y si­guen ha­cien­do, un gran tra­ba­jo, co­mo Car­los del Ba­rrio, Oriol Ju­liá, Die­go Vallejo, Marc Mar­tí, etc. Me fi­ja­ba mu­cho en ellos des­de pe­que­ño y, con el tiem­po, he des­cu­bier­to que son ex­ce­len­tes per­so­nas ade­más de gran­des co­pi­lo­tos.

¿Qué opinión tie­nes del Cam­peo­na­to de Es­pa­ña des­de tu pers­pec­ti­va mun­dia­lis­ta?

Creo que en Es­pa­ña han ido sur­gien­do muy bue­nos pi­lo­tos, so­bre to­do des­de la sa­li­da de Sor­do al Mun­dial. El pro­ble­ma que veo en el cam­peo­na­to es la fal­ta de mar­cas. Creo que nos ex­ce­di­mos con dar­le de­ma­sia­das fa­ci­li­da­des a cier­tos vehícu­los ( GT, Gru­po N, etc.) sin ce­ñir­nos a la normativa FIA. De­be­ría li­mi­tar­se mu­cho más, con ca­te­go­rías co­mo R1, R2, R3, GT con normativa N FIA, etc. Le da­ría mu­cha más vi­da por­que mu­chas mar­cas, co­mo Ford, Sko­da, Ci­troën, Peu­geot, po­drían en­trar con vehícu­los más pe­que­ños y ase­qui­bles.

“BE­NI­TO GUE­RRA TIE­NE UNA PRO­YEC­CIóN IM­PRE­SIO­NAN­TE, ES­Tá HA­CIEN­DO LAS CO­SAS MUY BIEN EN EL PWRC”

¿Te ve­re­mos a cor­to pla­zo en prue­bas del Cam­peo­na­to de Es­pa­ña?

¡Oja­lá! A mí me gus­ta co­rrer to­da cla­se de rall­yes, des­de lue­go. Y las ci­tas del Na­cio­nal me en­can­tan, so­bre to­do de Tie­rra. Ha ha­bi­do pro­yec­tos co­mo el de Mar­ta Su­ria el año pa­sa­do que fi­nal­men­te no fruc­ti­fi­có, pe­ro oja­lá sal­gan más co­sas.

Pro­fe­sión de ries­go.

Que el motorsport es un de­por­te pe­li­gro­so, lo sa­be­mos to­dos. Pe­ro qui­zá los co­pi­lo­tos son los que, en oca­sio­nes, más su­fren ese ries­go. La muer­te ha­ce unos días de Ga­reth Ro­berts ha vuel­to a po­ner de ma­ni­fies­to que en es­te de­por­te los ac­ci­den­tes no son nin­gu­na bro­ma.

¿Qué le re­co­men­da­rías a los co­pi­lo­tos que es­tán em­pe­zan­do?

So­bre to­do, que se lo to­men muy en se­rio. Tie­nen que te­ner mu­cha afi­ción, y creo que la me­jor ma­ne­ra de apren­der

es co­rrien­do, que te pa­sen co­sas y pro­bar di­fe­ren­tes ti­pos de coches. No ha­ce fal­ta te­ner cua­li­da­des ex­cep­cio­na­les (co­mo los pi­lo­tos pro­fe­sio­na­les), pe­ro es im­por­tan­te te­ner to­do bien pre­pa­ra­do y de­jar que la im­pro­vi­sa­ción sea la mí­ni­ma po­si­ble.

¿ Qué tie­ne que te­ner un co­pi­lo­to pa­ra es­tar en el Mun­dial?

Creo que las ca­rac­te­rís­ti­cas son las mis­mas que pa­ra co­rrer, por ejem­plo, un Na­cio­nal. Es­te tra­ba­jo tie­ne que gus­tar­te mu­cho y, so­bre to­do, ser una per­so­na cal­ma­da pa­ra tra­tar de re­ba­jar la ten­sión pro­pia de un rall­ye. No hay una gran di­fe­ren­cia en­tre los rall­yes del Na­cio­nal y del Mun­dial: en el WRC las ca­rre­te­ras y cur­vas son igua­les, la di­fe­ren­cia es que son rall­yes más lar­gos. ha­cen los de­más pa­ra po­der apren­der. De cual­quier co­pi­lo­to se pue­de apren­der al­go. Ha­ce unos años no ha­bía re­lo­jes es­pe­cí­fi­cos, por ejem­plo, al­go que aho­ra ya se ha re­suel­to… Los nue­vos pro­yec­tos, co­mo el iPad que le he­mos vis­to a Kul­dar Sikk ( co­pi­lo­to de Ott Ta­nak) y a Die­go Vallejo, o las in­no­va­cio­nes de Da­niel Ele­na, son sor­pren­den­tes… La tec­no­lo­gía siem­pre ayu­da y los co­pi­lo­tos po­de­mos uti­li­zar­la.

El te­ma de los ac­ci­den­tes es me­nos agra­da­ble, pe­ro el ries­go siem­pre es­tá ahí. ¿Có­mo ges­tio­náis eso?

“CUAL­QUIER CO­PI­LO­TO

PUE­DE LLE­GAR AL MUN­DIAL. ES CUES­TIóN DE TRA­BA­JAR DU­RO Y ES­FOR­ZAR­SE MU­CHO”

¿Qué fa­llos re­cuer­das de tus ini­cios?

Creo que iba de­ma­sia­do ten­sio­na­do al prin­ci­pio; aho­ra sé que en los rall­yes hay mo­men­tos pa­ra to­do. Cuan­do hay que es­tar con­cen­tra­do, hay que es­tar al má­xi­mo, pe­ro lue­go tam­bién hay que sa­ber re­la­jar la ten­sión un po­co pa­ra ha­cer que ese víncu­lo con el pi­lo­to sea más flui­do.

Los co­pi­lo­tos siem­pre es­táis in­no­van­do…

Sí, siem­pre tie­nes que fi­jar­te en lo que Hay que ser cons­cien­te de que siem­pre pue­de pa­sar al­go. La se­gu­ri­dad es pri­mor­dial en es­te de­por­te, los coches son muy se­gu­ros, lle­va­mos equi­pa­mien­tos co­mo el Hans… Pe­ro el ries­go exis­te y hay que asu­mir que es­ta es una ac­ti­vi­dad pe­li­gro­sa.

Tam­po­co lo pien­sas cuan­do te subes al co­che, su­pon­go…

No, la ver­dad. No sa­les a un tra­mo pen­sán­do­lo. Cuan­do hay un ac­ci­den­te mor­tal siem­pre sue­le ser por un cú­mu­lo de cir­cuns­tan­cias. Hay gen­te que se ha da­do mu­chos gol­pes sin ma­yor im­por­tan­cia, y otros, en cam­bio, con pocos han te­ni­do le­sio­nes gra­ves.

Los co­mien­zos siem­pre son du­ros. Así em­pe­zó el jo­ven Ro­za­da, en un Seat Pan­da.

Co­rrer en la Tie­rra

es lo que más le gus­ta. Ha­cer­lo con su ami­go Mo­na­rri es una gra­tí­si­ma

ex­pe­rien­cia.

A bordo del Evo X de Ralliart Ita­lia, la pa­re­ja his­pa­no­me­ji­ca­na li­de­ra la ca­te­go­ría PWRC del Mun­dial.

Los pi­lo­tos cuen­tan con él por su pro­fe­sio­na­li­dad, pe­ro aca­ban con­vir­tién­do­se en gran­des ami­gos, co­mo Llo­ve­ra (en la fo­to).

Co­mo par­te im­pres­cin­di­ble del equi­po de Be­ni­to Gue­rra, Ro­za­da se ha ga­na­do el res­pe­to de la co­mu­ni­dad del WRC.

En 2010, el co­pi­lo­to ma­dri­le­ño es­tu­vo al la­do de Al­bert Llo­ve­ra en su pe­ri­plo mun­dia­lis­ta.

El gran año que fir­mó jun­to a Mo­na­rri en 2008 en el Desafío Peu­geot aún no lo ha ol­vi­da­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.