a

AUTOhebdo SPORT - - AL VOLANTE -

do­tar­lo de un com­por­ta­mien­to di­ná­mi­co acor­de con sus pres­ta­cio­nes. En la prác­ti­ca, cuan­do uno lo con­du­ce se ol­vi­da de que es­tá ma­ne­jan­do un SUV, ya que la sen­sa­ción es la de es­tar lle­van­do un ver­da­de­ro de­por­ti­vo que se pe­ga al sue­lo co­mo una la­pa y que tie­ne una es­ta­bi­li­dad en cur­va sor­pren­den­te. Na­da de iner­cias mo­les­tas, to­do ba­jo con­trol y dis­fru­tan­do de un so­ni­do gra­ve, me­lo­dio­so, que se po­ne de ma­ni­fies­to des­de el mo­men­to en el que se aprie­ta el bo­tón de arran­que.

En ese mo­men­to, uno se em­pie­za a dar cuen­ta de có­mo es el ren­di­mien­to del V6 TDI de 3 li­tros, con un sis­te­ma de in­yec­ción di- rec­ta so­bre­ali­men­ta­do por dos tur­bos. El re­sul­ta­do es una po­ten­cia de 313 CV que se de­jan sen­tir des­de muy ba­jas re­vo­lu­cio­nes de­bi­do a que dis­po­ne de un par de 650 Nm ya a 1.450 vueltas.

Exen­to de cual­quier vi­bra­ción y aso­cia­do a un ex­qui­si­to cam­bio Tip­tro­nic de 8 mar­chas, es ca­paz de ha­cer que el SQ5 ace­le­re de 0 a 100 en 5,1” (la ve­lo­ci­dad má­xi­ma es­tá li­mi­ta­da elec­tró­ni­ca­men­te a 250 km/h), con un con­su­mo ri­dícu­lo da­da su po­ten­cia: 7,2 li­tros. Y es que, co­mo el res­to de mo­to­res del nue­vo Q5, el del SQ5 cuen­ta con sis­te­mas de pa­ra­da y arran­que au­to­má­ti­cos del mo­tor y de re­cu­pe­ra­ción de energía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.