Raí­ces pro­fun­das

AUTOhebdo SPORT - - PIT STOP - Jo­sep Via­pla­na

En el mes de ju­lio es to­do un clá­si­co en el ca­len­da­rio na­cio­nal, y con el nue­vo im­pul­so de los úl­ti­mos años ha re­cu­pe­ra­do el es­plen­dor de an­ta­ño. La Ba­ja Ara­gón, que se ce­le­bra es­te fin de se­ma­na y os acon­se­jo no os per­dáis el avan­ce que os ofre­ce­mos en AU­TOheb­do SPORT en es­te nú­me­ro, es una de las ca­rre­ras más asen­ta­das de las que se dispu­tan en nues­tro país y, sin lu­gar a du­das, una es­cue­la de gran­des cam­peo­nes que des­pués han des­pun­ta­do en la com­pli­ca­da y di­fí­cil es­pe­cia­li­dad de los rall­yes to­do te­rreno. La or­ga­ni­za­ción ha vuel­to es­te año a sus raí­ces, mar­can­do el iti­ne­ra­rio por la zo­na de Los Mo­ne­gros com­ple­ta­men­te, con un re­co­rri­do va­ria­do de zo­nas len­tas y téc­ni­cas que se al­ter­nan con otras muy rá­pi­das, en las que los par­ti­ci­pan­tes de­be­rán con­vi­vir con el pol­vo, en mu­chas oca­sio­nes el gran enemi­go. Los Mo­ne­gros es el de­sier­to que vio na­cer es­ta ca­rre­ra ha­ce ya al­gu­nas dé­ca­das, la zo­na que le ayu­dó a cre­cer e, in­dis­cu­ti­ble­men­te, la que agran­dó su le­yen­da. Aquí se han es­cri­to gran­des pá­gi­nas del automovilismo y mi­les, mi­llo­nes de anéc­do­tas. La Ba­ja su­po­ne tam­bién una gran opor­tu­ni­dad pa­ra aque­llos afi­cio­na­dos que quie­ran ha­cer sus pi­ni­tos en la com­pe­ti­ción, me­dir sus fuer­zas con pro­fe­sio­na­les del más al­to ni­vel y bus­car nue­vos re­tos a sus ac­ti­vi­da­des de­por­ti­vas pa­ra “de­gus­tar” una ca­rre­ra de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas, con to­da su du­re­za y es­plen­dor. Pre­ci­sa­men­te, es­ta con­vi­ven­cia es la que año tras año ha­ce más gran­de la prue­ba y le per­mi­te bri­llar con luz pro­pia pe­se a los du­ros mo­men­tos de ines­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca en l a que nos en­con­tra­mos in­mer­sos. La Ba­ja es una ca­rre­ra, sin du­da, pe­ro pa­ra mu­chos, la ma­yo­ría, un sue­ño, el pri­mer pa­so pa­ra em­pren­der en el fu­tu­ro re­tos ma­yo­res, co­mo pue­den ser prue­bas en Áfri­ca o el mis­mo Da­kar. Con una ins­crip­ción de más de 100 par­ti­ci­pan­tes, ro­zan­do los 130, con 75 coches y con ré­cord ab­so­lu­to de pre­sen­cia de ca­mio­nes, qui­sie­ra des­ta­car­les la pre­sen­cia de Stép­ha­ne Pe­ter­han­sel y la de Isi­dre Es­te­ve. He per­so­na­li­za­do en ellos el es­pí­ri­tu del Da­kar: aven­tu­ra, ca­rác­ter, com­pe­ti­ción, su­fri­mien­to, ca­pa­ci­dad de su­pera­ción, ve­lo­ci­dad y vo­lun­tad. Pe­ter­han­sel lo ha ga­na­do to­do, in­clu­so es­ta prue­ba en dos oca­sio­nes. Le lla­mo, sim­ple­men­te, "Mís­ter Da­kar". El ami­go Isi­dre, por su par­te, reúne ese es­pí­ri­tu que ha­ce gran­des a los hom­bres que en­gran­de­cen la le­yen­da de los lu­ga­res por don­de pa­san.

LA BA­JA ES UNA DE LAS CA­RRE­RAS MáS ASEN­TA­DAS EN NUES­TRO PAíS Y ES­CUE­LA DE GRAN­DES CAM­PEO­NES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.