Ha­bía que bus­car un nue­vo re­to

AUTOhebdo SPORT - - PIT STOP -

La pa­sa­da se­ma­na se pre­sen­tó

en Ma­drid la Ma­xi Endurance 48,

una ca­rre­ra de Re­sis­ten­cia de

48 ho­ras que ten­drá lu­gar en el Cir

cui­to de Na­va­rra el fin de se­ma­na

del 15- 17 de mar­zo de 2013.

Ju­lián Pie­dra­fi­ta y Je­sús Díez Vi­lla

rroel son sus im­pul­so­res. Con una

tre­men­da pasión, Ju­lián nos ha­bla

de es­ta prue­ba, su pri­mer re­to en

la fa­ce­ta de or­ga­ni­za­dor.

J.M. FER­NÁN­DEZ PE­LLÓN

Te creía­mos me­dio re­ti­ra­do, tan so­lo re­la­cio­na­do con el automovilismo co­mo ase­sor de la RFE­dA en ma­te­ria téc­ni­ca, ¿qué te ha he­cho vol­ver a la ca­rre­ras, aun­que sea en un pa­pel tan di­fe­ren­te al que ocu­pa­bas? Sí, y así es­ta­ba, me­dio re­ti­ra­do de las ca­rre­ras. De­jé mi fa­ce­ta pro­fe­sio­nal al ven­der mi par­ti­ci­pa­ción en las em­pre­sas a mis so­cios. En es­te tiem­po he ter­mi­na­do la li­cen­cia­tu­ra de His­to­ria y me he sa­ca­do el tí­tu­lo de Pi­lo­to de Avia­ción. Pe­ro, co­mo las ca­rre­ras las lle­vas en la san­gre y te gus­tan tan­to, he vuel­to pa­ra pro­bar otra fa­ce­ta. Ha­ce tiem­po ya qui­se or­ga­ni­zar un cam­peo­na­to, pe­ro no pu­do ser. Ha­blan­do con Je­sús, pro­pu­si­mos rea­li­zar una ca­rre­ra de Re­sis­ten­cia, que es­tán aho­ra tan­to de mo­da, pe­ro con una fi­lo­so­fía di­fe­ren­te a las de 24 ho­ras que tan­to han pro­li­fe­ra­do úl­ti­ma­men­te. ¿Por qué un re­to de na­da me­nos que 48 ho­ras? Prue­bas de 24 ho­ras hay mu­chas. La más fa­mo­sa, la de Le Mans, na­tu­ral­men­te, y hay otras tam­bién muy tra­di­cio­na­les, co­mo las de Nur­bur­gring o Spa. Lue­go apa­re­cie­ron otras, co­mo las de Bar­ce­lo­na o Du­bai. Vien­do có­mo ha evo­lu­cio­na­do el automovilismo, con la tec­no­lo­gía ac­tual, las ca­rre­ras de 24 ho­ras se han con­ver­ti­do en prue­bas al sprint, pues­to que las me­cá­ni­cas es­tán muy pre­pa­ra­das pa­ra ello. Así que a mi mo­do de en­ten­der ha­bía que bus­car un nue­vo re­to, al­go di­fe­ren­te que atrai­ga a to­dos por­que pue­da ha­ber una incertidumbre en el re­sul­ta­do. Co­mo no hay na­die que ha­ya co­rri­do prue­bas de 48 ho­ras, na­die sa­be lo que van a durar las co­sas, có­mo van a ser las es­tra­te­gias. Ha­bía que dar al­go de no­ve­dad al automovilismo, que es­tá un po­co an­qui­lo­sa­do. ¿Cuá­les son los mo­ti­vos de ele­gir el Cir­cui­to de Na­va­rra? Al plan­tear la idea te­nía­mos en car­te­ra cua­tro cir­cui­tos: Ca­ta­lun­ya, Jerez, Mo­to­rLand y Na­va­rra. El pri­me­ro de ellos lo des­car­ta­mos por­que ya tie­ne su pro­pia ca­rre­ra de 24 ho­ras y no nos pa­re­cía cohe­ren­te ha­cer­nos la gue­rra en­tre no­so­tros, y eso que me pa­re­ce la pis­ta que me­jor po­dría or­ga­ni­zar la ca­rre­ra. En cuan­to a Jerez, la di­fi­cul­tad de su si­tua­ción ad­mi­nis­tra­ti­va ac­tual ni si­quie­ra nos ase­gu­ra­ba una fe­cha pa­ra 2013. Por úl­ti­mo, Mo­to­rLand, el más idó­neo co­mo tra­za­do por su lon­gi­tud y por su pad­dock, no es­ta­ba en pre­cio de mer­ca­do. Con es­te pa­no­ra­ma, Na­va­rra fue el ele­gi­do, ya que, ade­más de ser una ins­ta­la­ción mo­der­na y ade­cua­da, su equi­po es muy ac­ti­vo y com­pe­ten­te. Ade­más, es una pis­ta lo­ca­li­za­da en el Nor­te, más cer­ca­na a otros paí­ses eu­ro­peos. Tie­nen mu­cha ilu­sión en ha­cer la ca­rre­ra, y eso nos ayu­da­rá mu­cho. El re­gla­men­to es muy abier­to en cuan­to a los coches ad­mi­ti­dos, ¿cuál ha si­do la fi­lo­so­fía pa­ra ha­cer­lo así? Fi­ján­do­nos en los re­gla­men­tos de otras ca­rre­ras de Re­sis­ten­cia, co­mo las 24 Ho­ras de Nur­bur­gring o las de Du­bai, se com­pren­de que gran par­te de su éxi­to ra­di­ca en que en ellas pue­den com­pe­tir muy di­ver­sos coches: des­de un GT3 has­ta un Clio. Nin­gu­na de es­tas prue­bas tie­ne ase­gu­ra­do un mí­ni­mo de ins­crip­ción si se res­trin­ge a los GT. A mí me hu­bie­ra gus­ta­do ha­cer­la con los GT, pe­ro hay un ries­go muy gran­de de no po­der­la lle­var a ca­bo si es así.

Sé que ten­go un hán­di­cap, ya que no soy un or­ga­ni­za­dor y ten­go que de­mos­trar mi ca­pa­ci­dad”

Per­so­nal­men­te, ¿có­mo te to­mas es­ta ca­rre­ra? Sé que ten­go un hán­di­cap, ya que no soy un or­ga­ni­za­dor y ten­go que de­mos­trar mi ca­pa­ci­dad, así que te­ne­mos que tra­ba­jar mu­cho pa­ra po­der ofre­cer cre­di­bi­li­dad an­te la gen­te. Je­sús y yo nos he­mos ti­ra­do ha­cia de­lan­te, va­mos a ha­cer una in­ver­sión im­por­tan­te, ya que arran­ca­mos sin pa­tro­ci­na­do­res y que­re­mos ofre­cer pre­mios sus­tan­cio­sos, así que las ins­crip­cio­nes se­rán nues­tro prin­ci­pal in­gre­so. Va­mos a ga­ran­ti­zar, si hay 70 equi­pos ins­cri­tos, un mí­ni­mo de 200.000 eu­ros en pre­mios, con 48.000 eu­ros pa­ra el ga­na­dor de ca­da ca­te­go­ría. He­mos ha­bla­do con Car­los Gra­cia y la RFE­dA nos apo­ya, ya que en­tre otras co­sas se tra­ta de una pri­mi­cia mun­dial.

JU­LIÁN PIE­DRA­FI­TA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.