Al­fon­so, va por ti

AUTOhebdo SPORT - - EN TU REGIÓN - E.D.

Ca­si 20 años ha­cía que no ru­gían los mo­to­res en Se­va­res co­mo lo hi­cie­ron con mo­ti­vo de la Subida a Prie­de. El ho­me­na­je de la co­mu­ni­dad au­to­mo­vi­lís­ti­ca a Al­fon­so Díaz, del Res­tau­ran­te La Pér­go­la, se sal­dó con un mag­ní­fi­co es­pec­tácu­lo en el que, por en­ci­ma de to­do, des­ta­có el buen am­bien­te y la cor­dia­li­dad. El día, ade­más, acom­pa­ñó, ya que so­lo unas fi­nas go­tas de llu­via en­tur­bia­ron en al­gu­nos mo­men­tos un día en el que so­bra­ron las pa­la­bras pa­ra ex­pre­sar el apre­cio de los as­tu­ria­nos ha­cia una fi­gu­ra irre­pe­ti­ble.

La Subida a Prie­de es, por en­ci­ma de to­do, es­pec­tácu­lo. Con nom­bres en pis­ta co­mo Ja­vi Vi­lla, ha­cien­do las fun­cio­nes de co­che 0 a bordo del Mi­ni Cha­llen­ge de Au­to­sa, se hi­zo más lle­va­de­ra la es­pe­ra pa­ra ver en ac­ción a pi­lo­tos rá­pi­dos y, so­bre to­do, fo­go­sos. El he­cho de no ser pun­tua­ble pa­ra el Cam­peo­na­to Re­gio­nal no le res­tó un ápi­ce de emo­ción a una prue­ba en la que in­clu­so hu­bo que se­ña­lar aban­do­nos co­mo el de Al­ber­to Ordóñez, bue­na prue­ba de que a Prie­de, co­mo Al­fon­so se me­re­ce, na­die fue de pa­seo. Pa­ra to­dos los gus­tos. Des­de la ge­ne­ro­sa con­duc­ción del Mi­ni del ci­ta­do Vi­lla al bo­ni­to Lo­tus de Fran Ci­ma, na­die qui­so per­der­se es­ta prue­ba. Los al­re­de­do­res de Se­va­res bu­lle­ron co­mo ha­cía tiem­po que no se veía y, des­de lue­go, los apar­ca­mien­tos de la pe­que­ña vi­lla pi­lo­ñe­sa es­tu­vie­ron a re­ven­tar du­ran­te to­da la jor­na­da. No po­de­mos ol­vi­dar, ló­gi­ca­men­te, el de­ci­di­do em­pu­je de Se­de­pa Se­gu­ri­dad y la FA­PA, al po­ner en mar­cha una ini­cia­ti­va que, a po­co que se con­so­li­de, pue­de atraer a mu­chos afi­cio­na­dos y pi­lo­tos a Pi­lo­ña, un con­ce­jo que siem­pre ha vi­vi­do el mo­tor muy in­ten­sa­men­te.

Si na­da fa­lla, en un fu­tu­ro no muy le­jano de­be­ría­mos vol­ver a te­ner es­ta subida en nues­tro ca­len­da­rio. No so­lo por­que re­cu­pe­rar prue­bas es un ejer­ci­cio muy sa­lu­da­ble, sino por­que de es­ta ma­ne­ra di­ver­si­fi­ca­ría­mos mu­cho más el cer­ta­men y per­mi­ti­ría­mos a los pi­lo­tos po­der co­no­cer es­ce­na­rios di­fe­ren­tes al ha­bi­tual. Se­gu­ro que Al­fon­so da­ría el vis­to bueno.

Pi­lo­tos co­mo Sanz die­ron un re­ci­tal con un vehícu­lo tan es­pec­ta­cu­lar co­mo el Es­cort.

Fran Ci­ma no qui­so per­der­se es­ta cita y, de pa­so, ro­dó un po­co más con su bo­ni­to Lo­tus.

El to­que mo­derno lo pu­so un in­ci­si­vo Isaac Mo­ro, que si­gue ha­cien­do un año es­pec­ta­cu­lar.

Coches en Se­va­res, un mo­ti­vo de ale­gría pa­ra una vi­lla que siem­pre vi­bró con el mun­do del mo­tor.

Iván del Va­lle fue uno de los pi­lo­tos más acla­ma­dos por el nu­me­ro­so pú­bli­co pre­sen­te en la prue­ba.

Los mo­des­tos tam­bién tu­vie­ron su pro­ta­go­nis­mo. En la fo­to, Sampedro.

El inevi­ta­ble re­cuer­do pa­ra Al­fon­so “el de La Pér­go­la”, el mo­ti­vo por el que to­dos

se reunie­ron allí.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.