¡CE­RRA­DO POR Va­ca­cio­nes!

AUTOhebdo SPORT - - ENTREVISTA -

El ca­len­da­rio ofre­ce mu­chos de­ta­lles en los que uno no cae has­ta que se acer­can las fe­chas de­ter­mi­na­das, y es­te es, pre­ci­sa­men­te, uno de ellos. En los 62 años de his­to­ria del Mun­dial de Fór­mu­la 1 so­lo en tres oca­sio­nes con an­te­rio­ri­dad no se ha dispu­tado un Gran Pre­mio du­ran­te el mes de agos­to. La úl­ti­ma vez fue en 1955, cuan­do se can­ce­ló el GP de Ale­ma­nia. Es­ta tem­po­ra­da no so­lo no habrá ca­rre­ras en­tre el 29 de ju­lio (Hun­gría) y el 2 de sep­tiem­bre (Bél­gi­ca), sino que ade­más, co­mo ya ocu­rrie­ra la pa­sa­da cam­pa­ña, los equi­pos tie­nen que ce­rrar sus puer­tas du­ran­te dos se­ma­nas en el mes de agos­to y no pue­de ha­ber nin­gu­na ac­ti­vi­dad.

Son dos se­ma­nas de cie­rre ab­so­lu­to, aun­que se pue­den ele­gir en­tre las cua­tro que hay li­bres du­ran­te el mes de agos­to. Los equi­pos tie­nen que re­mi­tir a la FIA las dos se­ma­nas que van a ce­rrar, a su elec­ción a par­tir de Hun­gría. La ma­yo­ría, en es­ta oca­sión (to­dos los equi­pos con­sul­ta­dos) han es­co­gi­do las mis­mas fe­chas, del 6 al 19 de agos­to.

Son unas va­ca­cio­nes ab­so­lu­ta­men­te obli­ga­to­rias, y aun­que naz­can con el ob­je­ti­vo en­cu­bier­to de “re­du­cir cos­tes”, es una de las po­cas me­di­das hu­ma­nas que se han to­ma­do en la F1 en los úl­ti­mos años, ya que se creó fun­da­men­tal­men­te pa­ra pro­te­ger a to­dos los miem­bros de un equi­po de Fór­mu­la 1, in­clui­dos pi­lo­tos, y a sus fa­mi­lias.

“Ha­bía­mos lle­ga­do a un pun­to don­de no se po­día des­can­sar, en el que en­tre los via­jes y el tra­ba­jo no ha­bía tiem­po pa­ra es­tar en ca­sa, con la fa­mi­lia, y me­nos du­ran­te los fi­nes de se­ma­na. En ve­rano por­que es­ta­bas via­jan­do a las ca­rre­ras y en ple­na lu­cha por el cam­peo­na­to, y du­ran­te las Na­vi­da­des por­que los equi­pos es­tán en ple­na ca­rre­ra por aca­bar sus coches nue­vos. El de­por­te se ha­bía con­ver­ti­do en una au­tén­ti­ca ca­rre­ra lo­ca fue­ra de los cir­cui­tos”, ex­pli­ca­ba Pe­dro de la Ro­sa, que se irá prác­ti­ca­men­te to­do el mes de agos­to a des­co­nec­tar a Ma­llor­ca. Aho­ra las va­ca­cio­nes son obli­ga­to­rias; los me­cá­ni­cos, pi­lo­tos, in­ge­nie­ros, equi­po de pro­duc­ción, di­se­ño, co­mu­ni­ca­ción… Es evi­den­te que to­dos lo agra­de­cen.

HRT, por ejem­plo, en prin­ci­pio va a ce­rrar las puer­tas de la Ca­ja Má­gi­ca, y McLa­ren in­clu­so ce­rra­rá la par­te de ne­go­cio de­di­ca­da a los coches de ca­rre- te­ra pa­ra evi­tar sus­pi­ca­cias. En cuan­to a los pi­lo­tos, guar­dan con enor­me si­gi­lo sus des­ti­nos, aun­que Jen­son But­ton y Ni­co Ros­berg ya han he­cho sa­ber que se­rán va­ca­cio­nes “ac­ti­vas”, apro­ve­chan­do pa­ra par­ti­ci­par en triatlo­nes.

¿ Po­si­bi­li­dad de que ha­ya tram­pas? Los equi­pos se to­man muy en se­rio es­te pa­rón, y en los dos años que ha es­ta­do vi­gen­te la nor­ma no se co­no­ce que al­guien lo ha­ya vul­ne­ra­do, aun­que es ló­gi­co que es ab­so­lu­ta­men­te in­con­tro­la­ble que un in­ge­nie­ro tra­ba­je con su or­de­na­dor en ca­sa y, ló­gi­ca­men­te, sí es acep­ta­do que los pi­lo­tos man­ten­gan sus pro­gra­mas de pre­pa­ra­ción fí­si­ca pa­ra man­te­ner­se en for­ma. “Con­fia­mos unos en otros”, reite­ra Ross Brawn, que fue uno de los im­pul­so­res de la normativa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.