Cuan­to an­tes com­pi­tas con un mo­no­pla­za, me­jor

AUTOhebdo SPORT - - PIT STOP -

Con 15 años, es el ben­ja­mín del

Eu­ro­pean F3 Open. En­cua­dra­do

den­tro del equi­po Dri­vex, es­te

ma­dri­le­ño com­pi­te a los man­dos

de un mo­no­pla­za Da­lla­ra F308

den­tro de la Co­pa re­ser­va­da a es­te

mo­de­lo. No­veno ac­tual­men­te, su

me­ta a cor­to pla­zo es aca­bar es­te

año en­tre los cin­co pri­me­ros. Su

ob­je­ti­vo fi­nal: ser pi­lo­to ofi­cial de

al­gu­na mar­ca.

J.M. FER­NÁN­DEZ PE­LLÓN

¿Có­mo un chi­co tan jo­ven co­mo tú se en­cuen­tra ya al vo­lan­te de un F3? An­tes de lle­gar a los mo­no­pla­zas es­tá cla­ro que lo me­jor es te­ner una bue­na ba­se de Kar­ting. Yo co­men­cé muy tar­de, con 10 y 11 años. Pri­me­ro co­rrí al­gu­nas prue­bas por Ma­drid y más tar­de, con 13 hi­ce la Ro­tax, el Cam­peo­na­to de Es­pa­ña y aca­bé cuar­to en mi pri­mer año. Creo que esa fue una bue­na pro­gre­sión. Así que gra­cias a Dri­vex, con 14 años, la pa­sa­da tem­po­ra­da pu­de rea­li­zar va­rias se­sio­nes de tests y en­tre­na­mien­tos en el Eu­ro­pean F3 Open. Sé que es un cam­bio un tan­to ra­di­cal, pe­ro creo que cuan­to an­tes com­pi­tas con un mo­no­pla­za, me­jor. ¿Qué tal te es­tá yen­do la tem­po­ra­da? Ló­gi­ca­men­te, tu pri­mer año en una ca­te­go­ría es siem­pre di­fí­cil. Es una tem­po­ra­da de adap­ta­ción, de apren­der co­sas nue­vas, de en­ten­der el co­che, sa­ber có­mo fun­cio­na el equi­po. Es­te pri­mer año es de apren­di­za­je. A pe­sar de to­do, creo que no nos va tan mal, ya que hi­ce un po­dio en mi pri­me­ra ca­rre­ra, aca­ban­do se­gun­do en Por­ti­mao. Sin em­bar­go, un ac­ci­den­te en Spa me de­jó fue­ra de los pun­tos y me im­pi­dió com­pe­tir en Brands Hatch. Con­fío en que en la se­gun­da par­te de la tem­po­ra­da me sal­ga to­do bien, ya que mi ob­je­ti­vo es aca­bar en­tre los cin­co pri­me­ros de la Co­pa. Me ha­blas de Spa, un cir­cui­to mí­ti­co. El F3 Open com­pi­te en cir­cui­tos le­gen­da­rios. ¿Có­mo te ves co­rrien­do en es­tos lar­gos y di­fí­ci­les tra­za­dos? Soy muy jo­ven, pe­ro des­de ha­ce mu­chos años acos­tum­bro a ver la F1, si­guien­do so­bre to­do a Fernando Alon­so, un ído­lo pa­ra mí y una fi­gu­ra pa­ra se­guir. Así que cuan­do lle­gas a cir­cui­tos co­mo Spa o Nur­bur­gring, don­de has vis­to ga­nar a Alon­so, es muy emo­cio­nan­te. Es una mez­cla de emo­ción de al­can­zar el sue­ño de po­der co­rrer allí y ner­vios pa­ra tra­tar de ha­cer­lo bien. En el ca­so con­cre­to de Spa, el po­der com­pro­bar có­mo en una par­te del cir­cui­to llue­ve a ma­res y en otra la pis­ta es­tá se­ca, no lo pue­des ha­cer has­ta que no es­tás allí mis­mo. La­men­ta­ble­men­te, esa fue la cla­ve de mi sa­li­da de pis­ta en esa ca­rre­ra. ¿Qué sen­sa­cio­nes tu­vis­te la pri­me­ra vez que te mon­tas­te en un Fór­mu­la 3? La ver­dad es que es­ta­ba bas­tan­te ner­vio­so. Ya ha­bía con­du­ci­do al­gún otro mo­no­pla­za más pe­que­ño, pe­ro na­da pa­re­ci­do a un F3. Sin em­bar­go, una vez que te po­nes el cas­co los ner­vios des­apa­re­cen y te cen­tras en lo que es­tás ha­cien­do. Me pa­re­ció un co­che bas­tan­te agra­da­ble, que fre­na­ba y gi­ra­ba don­de tú de­cías. Así que esos pri­me­ros tests y en­tre­na­mien­tos del pa­sa­do año me sir­vie­ron de mu­cho pa­ra ya, es­ta tem­po­ra­da, te­ner­lo to­do más cla­ro. ¿Qué sien­tes al ser el ben­ja­mín de la F3 y en con­cre­to del equi­po Dri­vex? To­do el mun­do me tra­ta muy bien. A la gen­te de Dri­vex les co­noz­co des­de ha­ce tiem­po, ya que ha­bía par­ti­ci­pa­do en va­rios cur­sos su­yos. Es un gran equi­po, y a ellos les de­bo en gran par­te po­der es­tar com­pi­tien­do en la F3, ya que me es­tán ayu­dan­do mu­cho. La me­ta de to­do pi­lo­to que com­pi­te en mo­no­pla­zas es lle­gar a la F1. ¿Tú tam­bién tie­nes ese ob­je­ti­vo? Es­tá cla­ro que cual­quier jo­ven que co­rra en pis­ta as­pi­ra a lle­gar a la F1, el me­jor cam­peo­na­to. Sin em­bar­go, hoy en día, se­gún es­tán las co­sas, con lo di­fí­cil que es po­der

Me gus­ta­ría ser pi­lo­to ofi­cial de al­gu­na mar­ca y po­der ser pro­fe­sio­nal de las ca­rre­ras”

re­unir el presupuesto de otras ca­te­go­rías que son el ca­mino pa­ra la F1, tam­bién se pue­de pen­sar en otras me­tas. A mí me gus­ta­ría ser pi­lo­to ofi­cial de al­gu­na mar­ca y po­der ser pro­fe­sio­nal de las ca­rre­ras. Aho­ra mi me­ta si­gue sien­do la F1, pe­ro si no se con­si­gue tam­po­co habrá que de­ses­pe­rar­se por ello. Es­ta­ré or­gu­llo­so de lle­gar has­ta don­de pue­da. ¿En qué te gus­ta­ría com­pe­tir en­ton­ces el pró­xi­mo año? La idea se­ría, si dis­po­ne­mos del presupuesto su­fi­cien­te, re­pe­tir en la F3 con un F312. De no ser así, po­dría cam­biar de nue­vo de es­pe­cia­li­dad pa­ra con­du­cir al­gún GT, Fe­rra­ri o Pors­che, ya que pien­so que en los GT hay mu­cho fu­tu­ro pa­ra los pi­lo­tos que quie­ran de­di­car­se a las ca­rre­ras pro­fe­sio­nal­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.