MAt­ton y LoEb, Cons­tER­nA­dos

AUTOhebdo SPORT - - RALLYES -

Las pri­me­ras de­cla­ra­cio­nes de dos de los hom­bres que más co­no­cían a Phi­lip­pe no se hi­cie­ron es­pe­rar al co­no­cer la tris­te no­ti­cia de su fa­lle­ci­mien­to. Yves Mat­ton, di­rec­tor de Ci­troën Racing, de­cía: “Con la des­apa­ri­ción de Phi­lip­pe, se va un miem­bro de nues­tra fa­mi­lia, al­go que nos cau­sa una in­men­sa tristeza. Le co­no­cía­mos y co­no­cía a to­dos los que tra­ba­ja­mos en es­te equi­po. Siem­pre es­ta­ba de buen hu­mor y que­ría a la vi­da co­mo na­die. Su fa­lle­ci­mien­to ha si­do un du­ro tra­go pa­ra su fa­mi­lia y ami­gos, y to­do el mun­do de los rall­yes llo­ra su muer­te”. Su com­pa­trio­ta, ami­go y com­pa­ñe­ro en Ci­troën, Sé­bas­tien Loeb, de­cla­ra­ba que “el fa­lle­ci­mien­to de Phi­lip­pe ha si­do una trá­gi­ca no­ti­cia que nos lle­na de tristeza. He­mos per­di­do a un hom­bre de mu­cho va­lor que, más allá de su gran pro­fe­sio­na­li­dad y ta­len­to, te­nía mu­chos va­lo­res hu­ma­nos. ‘Bug’ te­nía un gran co­ra­zón, siem­pre es­ta­ba dis­po­ni­ble pa­ra to­dos y era muy cer­cano con sus ami­gos. Le echa­re­mos mu­cho de me­nos”.

Sé­bas­tien Loeb con­si­de­ró a Bu­galk­si un maes­tro, una per­so­na a la que ha­bía que es­cu­char y ad­mi­rar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.