El he­re­de­ro o

Las si­glas “GTi” re­tum­ban de nue­vo con fuer­za en la ga­ma Peu­geot, car­gan­do el am­bien­te de de­por­ti­vi­dad y bue­nos re­cuer­dos. El 208 así ape­lli­da­do en­tre­ga 200 ca­ba­llos de po­ten­cia.

AUTOhebdo SPORT - - NOVEDAD - Ra­fa J. CID

Tras su apa­ri­ción co­mo pro­to­ti­po en el pa­sa­do Sa­lón de Gi­ne­bra, el Peu­geot 208 GTi ya es una reali­dad. Su lle­ga­da su­po­ne una in­yec­ción de ai­re fres­co y pasión en la ga­ma Peu­geot, que nos ha­ce re­cor­dar los tiem­pos en los que sus en­fants

te­rri­bles – coches co­mo los 205 GTi, 106 Rall­ye y un lar­go et­cé­te­ra– vo­la­ban por los tra­mos de los rall­yes de me­dio mun­do.

El 208 pue­de re­su­ci­tar unas si­glas que el 308 GTi ac­tual re­cu­pe­ró sin me­re­ci­mien­to su­fi­cien­te, pues ca­re­ce de la chis­pa de sus pre­de­ce­so­res, sien­do un com­pac­to que no pue­de com­pe­tir con los ri­va­les más de­por­ti­vos de su ca­te­go­ría. El 208 GTi, en cam­bio, tie­ne las pa­pe­le­tas pa­ra des­ta­car en la su­ya.

Ser y pa­re­cer.

Pa­ra dis­tin­guir­se cuen­ta con un buen nú­me­ro de de­ta­lles es­pe­cí­fi­cos, ca­pi­ta­nea­dos por la pa­rri­lla fron­tal, re­mar­ca­da con cro­ma­dos – muy al gus­to Peu­geot– co­mo ve­re­mos, abun­dan­tes en to­do el co­che. Ale­rón tra­se­ro o do­ble sa­li­da cro­ma­da de es­ca­pe son otros de sus sig­nos iden­ti­fi­ca­ti­vos, al igual que sus pa­sos de rue­da en­san­cha­dos, que anun­cian un ma­yor an­cho de vías, tan­to de­lan­te (10 mm) co­mo de­trás (20 mm).

Por den­tro, el am­bien­te trans­mi­te ca­li­dad y un mo­de­ra­do ai­re de­por­ti­vo gra­cias a la pre­sen­cia

abun­dan­te de cro­ma­dos, las cos­tu­ras re­mar­ca­das, el cue­ro en vo­lan­te y pa­lan­ca de cam­bios, el alu­mi­nio en el pe­da­lier o los cin­tu­ro­nes de se­gu­ri­dad, ne­gros con una ban­da ro­ja.

Al grano.

Di­ná­mi­ca­men­te, el 208 GTi se be­ne­fi­cia de un pe­so con­te­ni­do: 1.160 ki­los, fru­to de que por fin las mar­cas se han da­do cuen­ta de que la ligereza es bue­na pa­ra to­do, no so­lo pa­ra los coches de ca­rre­ras. Al con­tra­rio que “siem­pre”, aho­ra las nue- vas ge­ne­ra­cio­nes de vehícu­los co­mien­zan a ser más li­via­nas que sus pre­de­ce­so­ras. De es­ta for­ma, y su­man­do la pre­sen­cia de mo­to­res com­pac­tos, li­ge­ros y po­ten­tes, se lo­gran pres­ta­cio­nes que 1,6 li­tros con so­bre­ali­men­ta­ción, que a 1.700 rpm en­tre­ga al com­ple­to sus 275 Nm de par, lo que da una idea de su ex­ce­len­te res­pues­ta a ba­jas vueltas. Mien­tras, su con­su­mo se es­pe­ra que ron­de ele­van el pul­so con me­nos gas­to ener­gé­ti­co y de ma­te­ria­les.

Así, el 208 GTi uti­li­za el ya co­no­ci­do mo­tor THP de 200 CV, ge­ne­ra­dos por una ci­lin­dra­da de los 6,3 li­tros a los 100 km co­mo me­dia pon­de­ra­da, a pe­sar de que los desa­rro­llos de la ca­ja de cam­bios ma­nual de seis mar­chas han si­do acor­ta­dos.

Co­mo no po­día ser de otra ma­ne­ra, cha­sis y fre­nos han si­do me­jo­ra­dos pa­ra adap­tar­se a los nue­vos re­que­ri­mien­tos del mo­tor y al ta­lan­te de­por­ti­vo que el co­che mues­tra. Así, se han cam­bia­do mue­lles, ta­ra­do de amor­ti­gua­do­res o ba­rras es­ta­bi­li­za­do­ras, e in­clu­so los sub­cha­sis de­lan­te­ro y tra­se­ro son más rí­gi­dos.

En de­fi­ni­ti­va, el 208 GTi en­tra en la pe­lea de los Re­nault Clio RS, Mi­ni Coo­per S o Ci­troën DS3 con bue­nos ar­gu­men­tos. Su pre­cio to­da­vía no ha si­do des­ve­la­do.

Tras su pre­sen­ta­ción co­mo pro­to­ti­po, el 208 GTi lle­ga­rá la pró­xi­ma pri­ma­ve­ra en su ver­sión de­fi­ni­ti­va, que hoy trae­mos a nues­tras pá­gi­nas.

Las cos­tu­ras y los de­ta­lles en ro­jo dan al

ha­bi­tácu­lo el to­que más de­por­ti­vo.

En su lan­za­mien­to habrá una se­rie li­mi­ta­da a 50 uni­da­des con la ban­de­ra fran­ce­sa en el fron­tal, llan­tas, na­ve­ga­dor y equi­po HiFi. La ven­ta­ni­lla tra­se­ra ha­ce un gui­ño de di­se­ño al 205 GTi.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.