Nos ha­ce fal­ta una normativa más cer­ca­na a la de la FIA

AUTOhebdo SPORT - - PIT STOP - J.M. FER­NÁN­DEZ PE­LLÓN

Cita cua­si obli­ga­da por es­tas

fe­chas con Ju­lián Mo­reno, pre­si-

den­te del ACPA (Au­to­mó­vil Club

Prin­ci­pa­do de As­tu­rias), el or­ga­ni-

za­dor del Prín­ci­pe. En es­ta en­tre-

vis­ta nos des­ve­la sus re­fle­xio­nes

acer­ca del Na­cio­nal de Rall­yes, el

Eu­ro­peo y el IRC, cer­tá­me­nes que

co­no­ce a la per­fec­ción. ¿Ha su­pues­to la or­ga­ni­za­ción de es­ta edi­ción del rall­ye un es­fuer­zo ex­tra de­bi­do a la si­tua­ción eco­nó­mi­ca o a otros asun­tos lo­gís­ti­cos? Es­tá cla­ro que es­ta­mos en el peor mo­men­to des­de el pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co… Eso lo sa­be­mos to­dos, y en es­pe­cial nues­tro co­mi­té or­ga­ni­za­dor, que es­te año pre­si­de Fernando Fer­nán­dez. De to­das for­mas, el apo­yo in­con­di­cio­nal del Go­bierno del Prin­ci­pa­do de As­tu­rias y los Ayun­ta­mien­tos de Ovie­do y Gi­jón, así co­mo el de las em­pre­sas co­la­bo­ra­do­ras, nos ha per­mi­ti­do sa­car ade­lan­te un rall­ye en el que tra­ta­re­mos de ha­cer lo má­xi­mo con el mí­ni­mo di­ne­ro po­si­ble. Y, por otro la­do, no po­de­mos ol­vi­dar que la coin­ci­den­cia de la Co­pa Da­vis de Te­nis en Gi­jón nos ha he­cho mo­ver una par­te im­por­tan­te del rall­ye, el par­que de asis­ten­cia, que ya te­nía­mos muy per­fi­la­da. ¿Pa­sa el fu­tu­ro de los rall­yes en Es­pa­ña por que los es­pec­ta­do­res con­tri­bu­yan pa­gan­do una pe­que­ña can­ti­dad por acu­dir a los tra­mos? Los afi­cio­na­dos tie­nen que en­ten­der que ver a los me­jo­res pi­lo­tos, a los me­jo­res coches y a los me­jo­res equi­pos su­po­ne un im­por­tan­te es­fuer­zo eco­nó­mi­co. Eso ya lo sa­ben to­dos los afi­cio­na­dos de Eu­ro­pa. En nues­tro ca­so, es­tar en el IRC fue una opor­tu­ni­dad in­creí­ble a la que tu­vi­mos que re­nun­ciar por fal­ta de presupuesto. To­dos de­be­ría­mos re­fle­xio­nar so­bre el im­pac­to de nues­tro de­por­te en la so­cie­dad y es­ta­ble­cer así unas cuo­tas más equi­ta­ti­vas res­pec­to a otros deportes, que se lle­van una im­por­tan­te apor­ta­ción de or­ga­nis­mos pú­bli­cos y pri­va­dos. Y, des­de lue­go, es­ta re­fle­xión de­be ha­cer­se ex­ten­si­ble tam­bién a los afi­cio­na­dos. El pri­mer iti­ne­ra­rio del rall­ye con­tem­pla­ba tan so­lo tres tra­mos di­fe­ren­tes. ¿Qué os ha lle­va­do a am­pliar­lo a cin­co? No que­ría­mos de­jar pa­sar la opor­tu­ni­dad de ofre­cer a los pi­lo­tos un iti­ne­ra­rio com­ple­to y, co­mo siem­pre, exi­gen­te. As­tu­rias es muy gran­de en tér­mi­nos de ca­rre­te­ras bo­ni­tas y, pe­se a que ca­da tra­mo aña­di­do su­po­ne un so­bre­cos­te, fi­nal­men­te de­ci­di­mos abor­dar­lo, pe­se a nues­tras li­mi­ta­cio­nes, pa­ra te­ner un rall­ye lo más com­ple­to po­si­ble den­tro del con­tex­to eco­nó­mi­co en el que nos mo­ve­mos. Se es­tá ha­blan­do de una po­si­ble fu­sión en­tre el IRC y el Cam­peo­na­to de Eu­ro­pa, ¿qué te pa­re­ce esa idea? IRC y Eu­ro­peo de Rall­yes tie­nen dos fi­lo­so­fías muy di­fe­ren­tes. Es­tá cla­ro que el IRC es un cer­ta­men con mu­chas co­sas po­si­ti­vas, pe­ro en el Cam­peo­na­to de Eu­ro­pa, que an­ta­ño te­nía tan­to pres­ti­gio, han es­ta­do siem­pre las me­jo­res prue­bas del con­ti­nen­te, sin que nun­ca pre­do­mi­na­ra el cri­te­rio eco­nó­mi­co, co­mo sí su­ce­de en el IRC. La idea no me pa­re­ce ma­la, pe­ro no me gus­ta­ría que las prue­bas mí­ti­cas del Eu­ro­peo, co­mo es el Prín­ci­pe de As­tu­rias, se que­da­ran fue­ra de ese hi­po­té­ti­co cam­peo­na­to por un te­ma es­tric­ta­men­te eco­nó­mi­co. ¿Qué opi­nas de que la re­gla­men­ta­ción téc­ni­ca es­pa­ño­la sea ca­da vez más di­fe­ren­te a la de la FIA? To­do lo que sea ale­jar­nos de Eu­ro­pa im­pi­de a los pi­lo­tos es­pa­ño­les pro­gre­sar en ca­te­go­rías in­ter­na­cio­na­les. Creo que nos ha­ce fal­ta una re­gla­men­ta­ción más cer­ca­na a las que im­pe­ran en la FIA, pa­ra así po­der ofre­cer a los pi­lo­tos na­cio­na­les un me­jor tram­po­lín internacional. Y a no­so­tros, ob­via­men­te, siem­pre nos gus­ta­ría te­ner a to­dos los pi­lo­tos es­pa­ño­les lu­chan­do por la cla­si­fi­ca­ción del Eu­ro­peo de tú a tú, pa­ra po­der ver dón­de es­tá ca­da pi­lo­to. El lis­ta­do de pi­lo­tos lo­ca­les ins­cri­tos den­tro del rall­ye es muy gran­de. ¿Crees que pa­ra ellos co­rrer un Prín­ci­pe de As­tu­rias si­gue sien­do al­go di­fe­ren­te? Pa­ra mu­chos pi­lo­tos, el Prín­ci­pe es el sue­ño de to­da una vi­da. Eso lo sé por­que, ca­da día, mu­chos me lo di­cen. Por eso, aun­que pa­rez­ca men­ti­ra, mu­chas de­ci­sio­nes que to­ma­mos van en­ca­mi­na­das a que nin­gún pi­lo­to, por mo­des­to que sea, se que­de sin co­rrer “su” rall­ye. Y, ade­más, un Prín­ci­pe sin los pi­lo­tos lo­ca­les, sin equi­pos hu­mil­des, tam­po­co se­ría fiel a los orí­ge­nes de una prue­ba que ya lle­va en mar­cha ca­si me­dio si­glo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.