MO­MEN­TOS CLA­VE

AUTOhebdo SPORT - - AL VOLANTE -

Fernando Alon­so es­tá de­trás de Se­bas­tian Vet­tel. Lle­va ya va­rias vueltas así, pues­to que in­clu­so en la 21, cuan­do en­tra­ron en bo­xes, se em­pa­re­ja­ron al sa­lir del Alon­so se lan­za al ade­lan­ta­mien­to en la Cur­va Gran­de del tra­za­do ita­liano, por el ex­te­rior, y Vet­tel, que se va echan­do ha­cia el ex­te­rior, no le de­ja es­pa­cio, obli­gán­do­le a to­car la tie­rra y a abor­tar el ade­lan­ta­mien­to. Al ale­mán le cas­ti­ga­rían con un

J.M. Fdez. Pe­llón Du­ran­te el lar­go pa­rón de agos­to de la F1, mu­cha gen­te me pre­gun­ta­ba có­mo veía el cam­peo­na­to con un Fernando Alon­so con 40 pun­tos de ven­ta­ja so­bre sus per­se­gui­do­res en el Mun­dial. En­tre mis con­ter­tu­lios, ha­bía quien opi­na­ba que con tan­ta ven­ta­ja ya es­ta­ba he­cho, y otros, los pe­si­mis­tas, ti­ra­ban por tie­rra al F2012 di­cien­do que no era un buen mo­no­pla­za, que no es­ta­ba a la al­tu­ra de los McLa­ren o Red Bull y que el as­tu­riano lo lle­va­ba cla­ro... In­de­pen­dien­te­men­te de los ar­gu­men­tos de mis in­ter­lo­cu­to­res, yo a to­dos les con­tes­ta­ba de igual ma­ne­ra: Alon­so tie­ne que ad­mi­nis­trar sa­bia­men­te esa di­fe­ren­cia ten­ga o no ten­ga un co­che com­pe­ti­ti­vo en ca­da Gran Pre­mio, y si no hay un aban­dono, o lo que es lo mis­mo, no pun­tuar en una ca­rre­ra, lo pue­de lo­grar. Co­mo si fue­ra una ma­la pre­mo­ni­ción, al re­gre­so de las va­ca­cio­nes, en el pa­sa­do GP de Bél­gi­ca, pum, se pro­du­jo el in­de­sea­do aban­dono,

Alon­so ha po­di­do vol­ver al po­dio con un mo­no­pla­za muy ve­loz

no por su cul­pa o la de su equi­po, sino por la ca­ram­bo­la de Gros­jean, que tam­bién se lle­vó por de­lan­te a Ha­mil­ton. La ven­ta­ja se re­du­cía os­ten­si­ble­men­te, y eso ya era preo­cu­pan­te. En Mon­za, pe­se a los in­nu­me­ra­bles pro­ble­mas su­fri­dos por el F2012 de Alon­so, el de Fe­rra­ri ha po­di­do vol­ver al po­dio con un mo­no­pla­za muy ve­loz, be­ne­fi­cián­do­se ade­más de los aban­do­nos de Vet­tel y But­ton, por lo que, con la vic­to­ria de Ha­mil­ton, aho­ra es Le­wis quien si­gue la es­te­la del es­pa­ñol. Que­dan 7 ca­rre­ras por de­lan­te y hay al­go que me preo­cu­pa: Alon­so aún no ha su­fri­do nin­gún aban­dono por ave­ría. Pue­de que no su­ce­da, oja­lá, pe­ro he­mos de es­tar pre­pa­ra­dos pa­ra ello. Lo de Mon­za ha si­do un avi­so y Red Bull y McLa­ren ya lo han vi­vi­do en sus car­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.