La F1 ya es so­lo un sue­ño

AUTOhebdo SPORT - - PIT STOP - Clau­dio LU­NA

Cam­peón de la Fór­mu­la Re­nault

2.0 en 2009, ven­ce­dor en Ca­ta-

lun­ya en la Fór­mu­la Re­nault 3.5

en 2011, y es­te año con va­rios

triun­fos en la Mé­ga­ne Trophy, es el

úni­co pi­lo­to que ha con­se­gui­do vic-

to­rias en las tres ca­te­go­rías de las

World Se­ries. Él es­pe­ra al­go más:

el tí­tu­lo en es­te úl­ti­mo cer­ta­men. Des­de fue­ra el cam­bio del Fór­mu­la R 3.5 al Mé­ga­ne pa­re­ce bas­tan­te bru­tal. ¿Có­mo ha si­do en reali­dad? Men­tal­men­te fue muy du­ro, es cier­to. Des­de el prin­ci­pio de mi ca­rre­ra so­ña­ba con ser pi­lo­to de Fór­mu­la 1, y aban­do­nar los mo­no­pla­zas fue co­mo ce­rrar esa puer­ta que se­guía es­tan­do abier­ta. Lo que tu­ve cla­ro es que lo que yo que­ría era co­rrer, y una vez que no pu­do ser en una ca­te­go­ría en la que se exi­gía mu­cho presupuesto, tu­ve cla­ro que me val­dría cual­quier otra de buen ni­vel, co­mo el DTM, el WTCC o la Mé­ga­ne Trophy. Es­tá cla­ro que el cam­bio ha si­do bas­tan­te ra­di­cal. ¿Por qué os de­ci­dis­teis por la Mé­ga­ne Trophy? Que­da­ba so­la­men­te un mes pa­ra em­pe­zar la tem­po­ra­da y yo que­ría co­rrer co­mo fue­ra, no que­ría per­der nin­gu­na opor­tu­ni­dad y que­dar­me un año pa­ra­do. Con­tac­té con Jerry Ca­ne­vi­sio (Ore­gon Team), que me dio la opor­tu­ni­dad de pro­bar el co­che, aun­que me di un tiem­po pa­ra de­ci­dir­me por si aca­so me lle­ga­ba al­gu­na ofer­ta in­tere­san­te en mo­no­pla­zas. Fi­nal­men­te nos de­ci­di­mos por es­te cam­peo­na­to que va de la mano de las World Se­ries, y aho­ra es to­do un re­to pa­ra mí, una opor­tu­ni­dad úni­ca que es­pe­ro no des­apro­ve­char. ¿Cam­bió mu­cha la pers­pec­ti­va que te­nías del automovilismo al de­jar los fór­mu­las? Mis pa­dres y fa­mi­lia­res me de­cían que es­ta­ba lo­co, que có­mo po­día de­jar los fór­mu­las por un cam­peo­na­to in­fe­rior, pe­ro yo in­sis­tía en que que­ría co­rrer. De­pen­día mu­cho del di­ne­ro pa­ra se­guir ade­lan­te, de que me sa­lie­ra un gran pa­tro­ci­na­dor pa­ra con­ti­nuar con el sue­ño de la Fór­mu­la 1, pe­ro mi fa­mi­lia no es mul­ti­mi­llo­na­ria y ese spon­sor no ha sa­li­do. Aho­ra mis­mo pien­so que es­tar com­pi­tien­do en un buen cam­peo­na­to, aun­que sea de Tu­ris­mos, co­mo pi­lo­to pro­fe­sio­nal, es lo más que pue­do pe­dir. Co­men­zas­te el año con “tien­to” y aho­ra pa­re­ce que eres el má­xi­mo fa­vo­ri­to. ¿Qué ha cam­bia­do des­de en­ton­ces? Des­de el prin­ci­pio íba­mos rá­pi­do, pe­ro he­mos ne­ce­si­ta­do un pe­río­do de adap­ta­ción ló­gi­co pa­ra co­ger el rit­mo de ca­rre­ra. Ade­más, tu­ve un ac­ci­den­te en Spa, don­de da­ña­mos la di­rec­ción, y has­ta que no he­mos da­do con el pro­ble­ma no he po­di­do ir to­do lo de­pri­sa que po­día. Des­de en­ton­ces em­pe­cé a ga­nar ca­rre­ras. ¿Qué as­pec­tos des­ta­ca­rías en el pi­lo­ta­je del Mé­ga­ne Trophy? Es un co­che crí­ti­co, ra­di­cal, al que ne­ce­si­tas adap­tar­te con mu­cho tiem­po y ki­ló­me­tros. Co­mo me pa­re­cía, es di­fí­cil de con­du­cir si no tie­nes el set up idó­neo, que exi­ge un ti­po de pi­lo­ta­je muy di­fe­ren­te al mío, pe­ro que a la vez es lo más pa­re­ci­do a un fór­mu­la que te pue­des en­con­trar. Con ca­si 500 ca­ba­llos no le fal­ta po­ten­cia, y es muy es­pec­ta­cu­lar a la vez que di­ver­ti­do. ¿Es es­te un cam­peo­na­to pa­ra gentle­man dri­vers o hay pi­lo­tos, co­mo tú, con mu­chí­si­mo ta­len­to? Sin­ce­ra­men­te, creía que lle­ga­ría y los ful­mi­na­ría a to­dos. (Ri­sas). Pe­ro me di cuen­ta que no to­do iba a ser tan fá­cil. Es cier­to que hay un gru­po de gentle­men que no van tan rá­pi­do co­mo los jó­ve­nes de 22 años, pe­ro a los cin­co pri­me­ros cues­ta mu­cho ga­nar­les. Yo siem­pre doy el má­xi­mo de prin­ci­pio a fin, por­que quie­ro ga­nar­les bien, apli­cán­do­me, y siem­pre quie­ro más. No me va­le con 10 se­gun­dos a mi­tad de ca­rre­ra si pue­do lle­gar con me­dio mi­nu­to de ven­ta­ja. Lo tra­ba­jo al má­xi­mo y quie­ro que mi es­fuer­zo se re­fle­je en el re­sul­ta­do. ¿Qué es­pe­ras de aquí al fi­nal de tem­po­ra­da? ¿Y des­pués? El ob­je­ti­vo cla­ro es ga­nar el cam­peo­na­to. Aho­ra mis­mo es­toy a 4 pun­tos del lí­der, y es­to es más que fac­ti­ble. Lo que es­tá cla­ro, si gano, es que no re­pe­ti­ré en el cer­ta­men, in­clu­so si no lo con­si­go. Aho­ra soy el pri­mer pi­lo­to que ha ga­na­do en las tres ca­te­go­rías de las World Se­ries, al­go que no ha con­se­gui­do na­die ja­más. De mo­men­to me pa­so el tiem­po li­bre bus­can­do y man­dan­do mil y un email, pe­ro sin­ce­ra­men­te me veo más en ca­sa que com­pi­tien­do. Me gus­ta­ría ha­cer el DTM, pe­ro eso son pa­la­bras ma­yo­res, y sin un buen apo­yo…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.