Dis­pa­ro de­por­tiv

AUTOhebdo SPORT - - AL VOLANTE - Ra­fa J. CID. Fotografía: Jor­ge BRICHETTE

El CLS fue la pri­me­ra gran ber­li­na con for­mas de coupé, y su ver­sión familiar, Shoo­ting Bra­ke, no pier­de esas afi­la­das lí­neas que le ca­rac­te­ri­zan. Re­cuer­da –salvando las dis­tan­cias– a aque­llos ele­gan­tes Al­fa Romeo Sport­wa­gon en fi­lo­so­fía: familiar, sí, pe­ro tam­bién de­por­ti­vo y atrac­ti­vo. En es­pe­cial, en­ca­ja en es­ta de­fi­ni­ción su má­xi­ma ex­pre­sión, la ver­sión AMG, que he­mos po­di­do pro­bar en los al­re­de­do­res de Flo­ren­cia.

Su di­fe­ren­cia­ción es­té­ti­ca co­mien­za con las de­fen­sas es­pe­cí­fi­cas, al igual que pa­rri­lla y ca­pó, di­fu­sor tra­se­ro y sa­li­das de es­ca­pe. Por den­tro, se di­fe­ren­cia por sus in­ser­cio­nes en ne­gro la­ca­do, los asien­tos de­por­ti­vos o el pa­nel de ins­tru­men­tos AMG. Co­mo el ci­ta­do Sport­wa­gon, su es­pa­cio in­te­rior no pa­re­ce tan im­po­nen­te co­mo su lon­gi­tud, pe­ro, te­nien­do en cuen­ta que es­ta es gi­gan­tes­ca ( 5 me­tros), hay es­pa­cio pa­ra to­do y su ma­le­te­ro as­cien­de a 590 li­tros.

En mar­cha.

Con sus­pen­sión de­lan­te­ra por amor­ti­gua­do­res y tra­se­ra neu­má­ti­ca, con vías en­san­cha­das y re­gla­jes más agre­si­vos que el res­to de los CLS, el AMG go­za de un ta­lan­te fran­ca­men­te de­por­ti­vo, más cer­cano que nun­ca a las ver­sio­nes M de BMW y su­pe­rior al del an­te­rior Au­di RS 6. Es un co­che de­ma­sia­do gran­de, fil­tra­do y pe­sa­do co­mo pa­ra des­li­zar­se por ca­rre­te­ras de mon­ta­ña con la gra­ci­li­dad de un GTI, pe­ro sus re­gla­jes lo­gran que el con­duc­tor dis­fru­te ver­da­de­ra­men­te de la con­duc­ción de­por­ti­va, a lo que co­la­bo­ra la di­rec­ción va­ria­ble elec­tro­mag­né­ti­ca, que Mer­ce­des de­no­mi­na “pa­ra­mé­tri­ca”. Y, so­bre to­do, la po­si­bi­li­dad de va­riar la du­re­za de la amor­ti­gua­ción (AMG Ri­de Con­trol), la ve­lo­ci­dad de reac­ción de la ca­ja de cam­bios au­to­má­ti­ca de 7 ve­lo­ci­da­des AMG Speedshift MCT 7 o la pro­gra­ma­ción del ESP me­dian­te los man­dos E-Se­lect.

Cuan­do a es­ta re­ce­ta uni­mos sus pres­ta­cio­nes, la ex­pe­rien­cia de con­duc­ción del CLS 63 AMG SB re­sul­ta de­fi­ni­ti­va­men­te fas­ci­nan­te: su mo­tor V8 de 5,5 li- tros, de do­ble tur­bo, en­tre­ga la frio­le­ra de 525 CV y es real­men­te fá­cil de ex­pri­mir. Lo di­fí­cil es ha­cer­lo a fon­do…

En­tre otros mu­chos ex­tras, ofre­ce aler­ta del án­gu­lo muer­to, fre­na­da au­to­má­ti­ca an­te obs­tácu­los im­pre­vis­tos, vi­sión noc­tur­na, fre­nos cerámicos… y eli­mi­na­ción del li­mi­ta­dor de ve­lo­ci­dad pa­ra al­can­zar los 300 km/h por 4.000 eu­ros, co­sa que in­clu­ye un cur­so de con­duc­ción.

La ca­rro­ce­ría lo­gra ser de ti­po familiar sin per­der las lí­neas afi­la­das. Es­to apor­ta

de­por­ti­vi­dad y atrac­ti­vo. En el in­te­rior, la ca­li­dad es ver­da­de­ra­men­te so­bre­sa­lien­te, con cue­ro en el sal­pi­ca­de­ro y

aca­ba­dos ex­cep­cio­na­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.