En di­rec­to

AUTOhebdo SPORT - - NACIONAL -

El rie­go de la pis­ta sus­ci­tó po­lé­mi­ca en es­ta cita. Los pi­lo­tos de la Di­vi­sión I se plan­ta­ron, ar­gu­men­tan­do que en to­das las ca­rre­ras del Na­cio­nal se rie­ga jus­to an­tes de su man­ga, lo que au­men­ta la pe­li­gro­si­dad de la pri­me­ra y de­ci­si­va vuel­ta, por el ba­rro. Es­ta vez so­lo hi­zo fal­ta es­pe­rar pocos mi­nu­tos a que el vien­to y el ca­lor hi­cie­ran su la­bor y la pis­ta que­dó per­fec­ta.

El tras­fon­do de a qué di­vi­sio­nes se les rie­ga la pis­ta es otro, pues­to que tam­bién en­tra en jue­go el tí­tu­lo de Tu­ris­mos. Re­sul­ta que mu­chas ve­ces es más rá­pi­da la fi­nal de Di­vi­sión IIA que la de Di­vi­sión I. El re­ga­do tie­ne cla­ra in­fluen­cia en los tiem­pos que se pue­dan ob­te­ner, aun­que tam­bién es cier­to que en las ca­te­go­rías más dispu­tadas se co­rre a to­pe y con mu­cha pre­sión has­ta la úl­ti­ma vuel­ta.

La mis­ma cues­tión, pe­ro por el mo­ti­vo con­tra­rio, sa­lió a re­lu­cir en la Di­vi­sión III, don­de los pi­lo­tos tam­bién se plan­ta­ban en la sa­li­da, que­ján­do­se del pol­vo por fal­ta de rie­go. Por des­gra­cia, na­da más arran­car se vio que te­nían cier­ta ra­zón. Hu­bo una co­li­sión múl­ti­ple, ini­cial­men­te no cau­sa­da por el pol­vo, pe­ro que sí se com­pli­có por es­te mo­ti­vo. Tras pa­rar la ca­rre­ra va­rios mi­nu­tos, fue ne­ce­sa­rio vol­ver a re­gar.

La ba­ja­da del nú­me­ro de ins­cri­tos es evi­den­te, y aún se pue­de pen­sar que no fue mu­cha, tra­tán­do­se de la úl­ti­ma prue­ba, si bien la Di­vi­sión II se que­dó con so­lo 6 pi­lo­tos. Tan­to es así, que el pro­gra­ma ho­ra­rio se ali­ge­ró tan­to que hu­bo mo­men­tos de es­pe­ra muy pro­lon­ga­dos. Nos cons­ta que la or­ga­ni­za­ción del Au­to­mó­vil Club Mi­ran­dés ha to­ma­do bue­na no­ta de ello, pues en si­tua­cio­nes así lo ideal es sa­car un com­ple­men­to y ajus­tar los ho­ra­rios pa­ra be­ne­fi­cio de to­dos, pú­bli­co y pi­lo­tos.

Pe­se a que es­tos de­ta­lles pa­rez­can con­tra­tiem­pos, lo cier­to es que, por lo de­más, la or­ga­ni­za­ción del Au­to­mó­vil Club Mi­ran­dés vol­vió a fun­cio­nar co­mo un re­loj. Ade­más de los nu­me­ro­sos me­dios ma­te­ria­les, el ca­pi­tal hu­mano de las ca­si 100 per­so­nas tra­ba­jan­do en es­ta ca­rre­ra lo ha­ce po­si­ble. Así lo re­co­no­cie­ron las au­to­ri­da­des pre­sen­tes, co­mo el pre­si­den­te de la RFE­dA, Car­los Gra­cia, el pre­si­den­te de la FACyL, Car­los Jiménez, o Fernando Cam­po, al­cal­de de Mi­ran­da de Ebro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.