Un pre­mio al tra­ba­jo de mu­chos años

AUTOhebdo SPORT - - PIT STOP - J.M. FER­NÁN­DEZ PE­LLÓN

En el Rall­ye de Tie­rra dispu­tado en

la lo­ca­li­dad bur­ga­le­sa de Ler­ma,

Al­bert Llo­ve­ra se pro­cla­mó cam-

peón de Es­pa­ña de Gr.N. El pi­lo­to

an­do­rrano ha ga­na­do es­ta ca­te-

go­ría en las seis ca­rre­ras que se

han dispu­tado en una tem­po­ra­da

fan­tás­ti­ca pa­ra él. El del Abarth

Gran­de Pun­to S2000 nos re­la­ta

sus úl­ti­mas an­dan­zas. Si no es­toy con­fun­di­do, es­te es tu pri­mer tí­tu­lo del Na­cio­nal de Es­pa­ña. ¿Qué sig­ni­fi­ca pa­ra ti el ha­ber lo­gra­do un cam­peo­na­to ab­so­lu­to? Sí, es cier­to, has­ta aho­ra te­nía tí­tu­los del Re­gio­nal de Ca­ta­lu­ña y del Na­cio­nal de An­do­rra, pe­ro es­te es el pri­me­ro del Cam­peo­na­to de Es­pa­ña. An­tes de es­to fui sub­cam­peón de Es­pa­ña tan­to de Gr.N co­mo de Dos Rue­das Mo­tri­ces. Aun­que es­to no es una cul­mi­na­ción, creo que sí es un pre­mio al tra­ba­jo de mu­chos años. Yo no co­rro pa­ra de­mos­trar na­da, pe­ro sí creo que abrí una puer­ta, ha­ce ya 20 años, pa­ra mos­trar a la gen­te que un dis­ca­pa­ci­ta­do pue­de com­pe­tir con­tra per­so­nas en ple­ni­tud de fa­cul­ta­des. Has­ta en­ton­ces, nin­gu­na Fe­de­ra­ción nos au­to­ri­za­ba a par­ti­ci­par en nin­gún de­por­te. En to­dos es­tos años he­mos con­se­gui­do cua­tro tí­tu­los y cua­tro sub­cam­peo­na­tos, y to­do ello es el fru­to que he­mos ido re­co­gien­do. Has ga­na­do el Gr.N en to­das las ca­rre­ras en las que has par­ti­ci­pa­do. ¿Quié­nes eran tus ri­va­les es­te año? Si te he de ser sin­ce­ro, nun­ca me he fi­ja­do en la cla­si­fi­ca­ción de Gr.N. He co­rri­do pa­ra co­ger el ma­yor nú­me­ro de pun­tos en el cam­peo­na­to ab­so­lu­to. Siem­pre lo he he­cho así. A ve­ces sí que he se­gui­do a mis dos o tres ri­va­les di­rec­tos de ca­te­go­ría, co­mo en las Dos Rue­das Mo­tri­ces de 2007, un año bru­tal­men­te com­pe­ti­do, pe­ro lo nor­mal es que no to­me los tiem­pos de mis ri­va­les de ca­te­go­ría, sino los de la ge­ne­ral del rall­ye. Mis co­pi­lo­tos sí que se fi­jan en ello y son los que me van do­si­fi­can­do si hay que co­rrer más o no. Ac­tual­men­te eres ter­ce­ro del cam­peo­na­to, ¿lu­cha­rás por per­ma­ne­cer en el po­dio del cer­ta­men? Sí, por su­pues­to. Ten­go op­cio­nes ma­te­má­ti­cas de aca­bar de se­gun­do a quin­to, así que habrá que lu­char por el po­dio, es una fuer­te mo­ti­va­ción. ¿Có­mo se con­si­gue ter­mi­nar to­das las prue­bas de una tem­po­ra­da, de mo­men­to? La suer­te que ten­go es que ten­go de­trás a un equi­po muy pro­fe­sio­nal co­mo es PCR, de Pep Co­di­nach. Llevo tra­ba­jan­do con ellos 8 años, con Pep más, ya que en la épo­ca de Ci­troën fue mi me­cá­ni­co 6 años más. Creo que la mo­ti­va­ción va con­jun­ta. Lu­cha­mos ca­da día pa­ra ha­cer­lo to­do de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble. Creo que el ha­ber dispu­tado el Mun­dial en dos oca­sio­nes nos ha en­se­ña­do mu­cho. ¿Qué te han pa­re­ci­do los rall­yes de es­te año? En al­gún rall­ye me he en­con­tra­do que era más un raid que un rall­ye por su re­co­rri­do. Sin em­bar­go, ha ha­bi­do ca­rre­ras, co­mo es­ta úl­ti­ma de Bur­gos, en las que he cam­bia­do de opinión so­bre la mar­cha: en los re­co­no­ci­mien­tos me pa­re­ció de­ma­sia­do du­ro y no me gus­tó, y en ca­rre­ra me en­tu­sias­mó por su rit­mo. Eso sí, la pe­na del cam­peo­na­to es la fal­ta de ins­cri­tos. To­dos va­mos muy jus­tos, pe­ro ten­dría que ha­ber mu­cha más gen­te com­pi­tien­do. En el Na­cio­nal de Tie­rra has uti­li­za­do el Abarth Gran­de Pun­to S2000. ¿Qué di­fe­ren­tes sen­sa­cio­nes te ofre­ce es­te co­che con res­pec­to al pro­to con mo­tor tur­bo con el que tam­bién com­pi­tes? Mien­tras ten­ga el S2000 co­rre­ré con él. El Sú­per 2000 en reali­dad no lo ten­dría que usar por el ti­po de le­sión que ten­go, me iría me­jor el pro­to, ya que tie­ne más po­ten­cia y par. Pe­ro la po­si­bi­li­dad de te­ner un S2000 y no usar­lo es un pe­ca­do. No es un co­che, es un kit de pie­zas, con su cam­bio se­cuen­cial, sus bra­zos de sus­pen­sión, sus ram­pas de di­fe­ren­cia­les, su mo­tor que es­ti­ra a 9.000 rpm… Soy un pri­vi­le­gia­do por po­der con­du­cir­lo. Se­gu­ra­men­te que con el otro iría más rá­pi­do, pe­ro no se­rían las mis­mas sen­sa­cio­nes. Ade­más, me gus­ta es­tar pre­pa­ra­do por si sur­ge de nue­vo al­gún otro pro­gra­ma internacional. El Sú­per 2000 es un co­che que te ha­ce ser pi­lo­to de ver­dad. ¿Tie­nes pen­sa­do dispu­tar el Rall­ye Ca­ta­lun­ya-Cos­ta Dau­ra­da? Sí, lo ter­mi­na­mos de de­ci­dir tras la ca­rre­ra de Bur­gos, pe­ro era al­go que te­nía­mos en men­te ya des­de ha­ce me­ses. De he­cho, es­te año he lle­va­do pu­bli­ci­dad de al­gún pa­tro­ci­na­dor, co­mo es Eu­rop­car, que es­ta­ba más en­fo­ca­do a dispu­tar el Ca­ta­lun­ya que el pro­pio Na­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.