Da­ni Sor­do

AUTOhebdo SPORT - - FRANCIA -

Nun­ca le he he­cho as­cos a na­da, y me­nos a nin­guno de los coches que he pi­lo­ta­do, pues he in­ten­ta­do sa­car siem­pre el me­jor par­ti­do. Y con el Mi­ni lo he he­cho tan­to el año pa­sa­do co­mo es­te, aun­que es­pe­ra­ba que en los rall­yes de as­fal­to de es­ta tem­po­ra­da, bien en Ale­ma­nia o aho­ra en Fran­cia, hu­bié­ra­mos ido me­jor to­da­vía que en 2011. Pe­ro he­mos lle­ga­do has­ta don­de he­mos po­di­do. El año pa­sa­do se die­ron unas cir­cuns­tan­cias muy par­ti­cu­la­res, eso es cier­to, que me per­mi­tie­ron es­ca­lar has­ta el ter­cer cer pues­to en Ale­ma­nia y al se­gun­do aquí, una a vez que hu­bo más de un aban­dono por de­lan­te te que me fa­vo­re­ció; pe­ro en es­ta edi­ción del rall­ye all­ye fran­cés, a pe­sar de que nos he­mos “ti­ra­do”, o”, quie­ro de­cir, que he­mos to­ma­do ries­gos que ue qui­zá no to­ca­ban, los cro­nos han si­do los que han si­do. Bien es ver­dad que hi­ci­mos unos tests an­tes de es­ta prue­ba que me die­ron al­go más de con­fian­za en las po­si­bi­li­da­des del co­che, pe­ro des­pués, ya en mar­cha y tras los pri­me­ros tra­mos, me di cuen­ta de que, cuan­do me­nos, lle­gar al po­dio no iba a ser fá­cil. Sal­vo con los fre­nos, con unas pin­zas s que no ejer­cían la pre­sión ne­ce­sa­ria so­bre las pas­ti­llas, no ha ha­bi­do ma­yo­res con­tra­tiem­pos ntra­tiem­pos me­cá­ni­cos. Es de­cir, te­ne­mos mos lo que te­nía­mos: un mo­tor que le fal­ta un tan­to más y unos desa­rro­llos los de cam­bio no muy apro­pia­dos s que no se pue­den to­car, ya que son los que es­tán ho­mo­loo­ga­dos. Por ex­pli­car­lo de e al­gu­na ma­ne­ra: a la sa­li­da de los án­gu­los, hor­qui­llas, et­cé­te­ra, te­ne­mos una pri­me­ra muy cor­ta que ha­ce que las rue­das pa­ti­nen, con lo cual hay que ue re­cu­rrir a la se­gun­da y en­ton­ton­ces el mo­tor ama­ga. Con ello, llo, las di­fe­ren­cias con mis más in­me­dian­me­dia­tos ri­va­les es­tán cla­ras y son gran­des. Lo sien­to de ve­ras, por­que el cha­sis y sus­pen­sio­nes del Mi­ni pa­ra el as­fal­to son bue­nos. Pe­ro “es lo que hay”, fra­se que creo es­tá muy de mo­da. Al fi­nal del rall­ye nos fa­lló to­do. La di­rec­ción de­jó de fun­cio­nar y aban­do­na­mos. Oja­lá que en Es­pa­ña pue­da ir me­jor, aun­que, sin­ce­ra­men­te, lo du­do. En cuan­to a mi fu­tu­ro en el Mun­dial y a las di­fe­ren­tes op­cio­nes que se co­men­tan, ha­ber­las las hay, pe­ro por el mo­men­to na­da es­tá he­cho, y me­nos fir­ma­do.

LOS TESTS AN­TE­RIO­RES A ES­TA PRUE­BA ME DIE­RON AL­GO MáS DE CON­FIAN­ZA EN LAS PO­SI­BI­LI­DA­DES DEL CO­CHE, PE­RO TRAS LOS PRI­ME­ROS TRA­MOS ME DI CUEN­TA DE QUE LLE­GAR AL PO­DIO NO IBA A SER Fá­CIL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.