Un Só­lI­DO Vet­TEl lO­gRó SU TER­CE­RA VIc­tO­RIA COn­SE­CU­TI­VA y Des­BAn­Có A AlOn­SO DEl lI­DE­RA­TO

AUTOhebdo SPORT - - F1 COREA - JO­SEp VIA­pla­nA

Se­bas­tian

Vet­tel, que en el GP de Co­rea lo­gró su ter­ce­ra vic­to­ria con­se­cu­ti­va, la cuar­ta de es­ta tem­po­ra­da y la 25 ª de su ca­rre­ra de­por­ti­va, se con­vir­tió en el nue­vo lí­der de un cam­peo­na­to con un fi­nal que se pre­sen­ta apa­sio­nan­te. Fernando Alon­so, que ha­bía man­te­ni­do la pri­me­ra po­si­ción del Mun­dial des­de el GP de Valencia, li­mi­tó los da­ños y el po­dio que lo­gró des­pués de los in­tra­ta­bles Red Bull le per­mi­te se­guir as­pi­ran­do a ga­nar un tí­tu­lo que se ha pues­to cues­ta arri­ba. Que­dan 4 Gran­des Pre­mios por dispu­tar­se, 100 pun­tos en jue­go y to­do pue­de ocu­rrir en un fi­nal no ap­to pa­ra car­día­cos.

No hay que en­ga­ñar­se. Se­bas­tian Vet­tel es el fla­man­te lí­der y el hom­bre que dis­po­ne del co­che más en for­ma en es­ta rec­ta fi­nal tras el ca­ta­clis­mo de McLa­ren y, por lo tan­to, en es­tos mo­men­tos el gran fa­vo­ri­to pa­ra ano­tar­se su ter­cer cam­peo­na­to de una ta­ca­da. Fernando Alon­so lle­va­ba se­ma­nas ad­vir­tien­do que el rit­mo de evo­lu­ción de sus ri­va­les era su­pe­rior y, cier­ta­men­te, le han da­do la vuel­ta al Mun­dial en tiem­po ré­cord por­que su li­de­ra­to era “irreal”. Des­de que Red Bull pre­sen­tó el úl­ti­mo desa­rro­llo del RB8 en Sin­ga­pur, Vet­tel es­tá intratable, co­mo si el co­che lle­va­ra una mar­cha más que los otros. Se­bas­tian ha su­man­do 75 pun­tos en las tres úl­ti­mas ca­rre­ras y Fernando úni­ca­men­te 30, sien­do el ale­mán quien más ha su­ma­do en­tre los can­di­da­tos al tí­tu­lo, una ba­ta­lla en la que hoy ya se han que­da­do prác­ti­ca­men­te so­los.

El po­ten­cial de Red Bull.

McLa­ren fue el me­jor co­che al ini­cio del Mun­dial y tam­bién en el pe­ri­plo en­tre Ale­ma­nia e

Ita­lia, pe­ro no hay du­da de que Red Bull lo es des­de Sin­ga­pur. A di­fe­ren­cia de Ha­mil­ton o But­ton, Vet­tel sí ha sa­bi­do ha­cer efec­ti­va esa ma­ni­fies­ta su­pe­rio­ri­dad gra­cias a una gran con­sis­ten­cia, a una con­duc­ción sin erro­res y a un co­che que es­tá por de­lan­te de to­dos, tan­to en ve­lo­ci­dad a una vuel­ta co­mo en rit­mo de ca­rre­ra. Ga­nar en cir­cui­tos tan di­fe­ren­tes co­mo Sin­ga­pur, Su­zu­ka y Yeon­gam le con­vier­ten en el má­xi­mo fa­vo­ri­to. Hay tiem­po pa­ra re­cu­pe­rar, aún que­dan cua­tro ca­rre­ras, pe­ro la so­li­dez del bi­no­mio Vet­tel-Red Bull re­cuer­da a la que arra­só la pa­sa­da tem­po­ra­da, aun­que con una des­ven­ta­ja de 6 pun­tos to­do de­pen­de aún del as­tu­riano y de su Fe­rra­ri, que im­pe­rio­sa­men­te tie­ne que me­jo­rar.

En Co­rea se es­pe­ra­ba una ba­ta­lla que no lle­gó a pro­du­cir­se y que se atis­bó so­lo en la Q2. Alon­so que­ría me­dir­se con Se­bas­tian, pe­ro el pi­lo­to ale­mán no le dio la más mí­ni­ma op­ción. Sa­lió el pri­me­ro y ya no aban­do­nó la po­si­ción has­ta el fi­nal en una de las ca­rre­ras más in­sul­sas del año. El pro­ble­ma bá­si­co pa­ra Fernando no es Vet­tel. Su preo­cu­pa­ción au­men­ta a me­di­da que se es­tá de­mos­tran­do que su Fe­rra­ri no le per­mi­te lu­char con­tra Red Bull. En ca­rre­ras que se dis­pu­ten en con­di­cio­nes nor­ma­les, so­lo al­gu­na ave­ría de los coches di­se­ña­dos por Adrian Ne­wey les per­mi­te es­tar por de­lan­te. Alon­so ha ga­na­do tres ca­rre­ras es­te año ( Ma­la­sia, Valencia y Ale­ma­nia), y to­das ellas ro­dea­das de cir­cuns­tan­cias es­pe­cia­les.

No ti­ran la toa­lla.

Fe­rra­ri es­tu­vo en Co­rea un pa­so por de­lan­te de McLa­ren y Lo­tus, dos equi­pos que en las úl­ti­mas

ca­rre­ras les ha­bían da­do mu­chos pro­ble­mas en la pis­ta, pe­ro pa­ra op­tar al tí­tu­lo hay que dar un sal­to im­por­tan­te de pres­ta­cio­nes y po­der plan­tar ca­ra al enemi­go de for­ma di­rec­ta. En Ma­ra­ne­llo se tra­ba­ja sin des­can­so en ello, día y no­che. “Nos es­ta­mos mo­vien­do en la di­rec­ción co­rrec­ta. Sim­ple­men­te ne­ce­si­ta­mos un pe­que­ño pa­so ha­cia de­lan­te pa­ra ser tan com­pe­ti­ti­vos co­mo Red Bull y en­ton­ces habrá cua­tro ca­rre­ras mag­ní­fi­cas has­ta el fi­nal”, ex­pli­ca­ba el as­tu­riano des­de un po­dio que com­par­tió con Vet­tel y Web­ber. Pat Fry, di­rec­tor téc­ni­co de Fe­rra­ri, des­ve­ló que en las pró­xi­mas ca­rre­ras habrá “cam­bios

sig­ni­fi­ca­ti­vos” en el co­che, y to­do apun­ta a que la Scu­de­ria in­cor­po­ra­rá un nue­vo pa­que­te de me­jo­ras con mo­ti­vo del GP de la In­dia, que se ce­le­bra­rá el do­min­go 28 de oc­tu­bre.

fERnAnDO, QUE ERA lí­DER Des­DE VAlEnCIA, ACOM­pA­ñó A UnOS In­TRA­TA­Bles RED BUll En El pO­DIO

La gran de­cep­ción del fin de se­ma­na la pro­ta­go­ni­za­ron los McLa­ren, que tras el anun­cio de la mar­cha de Le­wis Ha­mil­ton pa­re­cen ha­ber per­di­do los pa­pe­les. El am­bien­te en el seno del equi­po es ma­lo, al igual que las re­la­cio­nes de sus pi­lo­tos, y ello se re­fle­ja en la pis­ta. Fe­rra­ri les ade­lan­tó en el Cam­peo­na­to de Cons­truc­to­res, del que ocu­pan aho­ra la ter­ce­ra pla­za. La ma­la suer­te de­jó fue­ra de la Q3 a But­ton, y ello le cos­tó ca­ro por­que un alo­ca­do Ko­ba­yas­hi echó por tie­rra sus es­pe­ran­zas de re­mon­tar en la pri­me­ra cur­va. Le­wis, por su par­te, fue su­pe­ra­do por Alon­so en la sa­li­da y per­dió to­da op­ción con una es­tra­te­gia a tres pa­ra­das, per­dien­do tam­bién po­si­cio­nes al su­frir un pro­ble­ma en la ba­rra es­ta­bi­li­za­do­ra tra­se­ra has­ta caer a la dé­ci­ma pla­za fi­nal.

Mark Web­ber fue un fiel es­cu­de­ro de Se­bas­tian Vet­tel. Le fa­ci­li­tó el ade­lan­ta­mien­to en la sa­li­da y en ca­rre­ra aguan­tó a Alon­so.

La ro­tu­ra de la ba­rra es­ta­bi­li­za­do­ra tra­se­ra lle­vó a Le­wis Ha­mil­ton a te­ner que su­dar tin­ta pa­ra aca­bar dé­ci­mo.

Los dos pi­lo­tos de To­ro Ros­so ro­da­ron muy rá­pi­do en es­ta ca­rre­ra. Ver­gne aca­bó oc­ta­vo por de­lan­te de Ric­ciar­do.

El Fe­rra­ri F2012 fue muy com­pe­ti­ti­vo en Co­rea, pe­ro no pu­do con los Red Bull.

La ter­ce­ra po­si­ción de Alon­so no fue su­fi­cien­te pa­ra man­te­ner el li­de­ra­to.

Ki­mi Raik­ko­nen se las vio con Ha­mil­ton en la pri­me­ra par­te de la ca­rre­ra. Al fi­nal el fin­lan­dés aca­bó quin­to.

Bue­na ac­tua­ción de Ni­co Hul­ken­berg, que es­tu­vo muy com­ba­ti­vo y acer­ta­do en Co­rea.

Ca­rre­ra im­pe­ca­ble pa­ra Fe­li­pe Mas­sa, que con la cuar­ta po­si­ción ha per­mi­ti­do que Fe­rra­ri su­pere a McLa­ren en la cla­si­fi­ca­ción de

cons­truc­to­res.

Ser­gio Pé­rez aca­bó un­dé­ci­mo, fue­ra de los pun­tos. En la pri­me­ra cur­va im­pac­tó con­tra Hul­ken­berg.

En es­ta opor­tu­ni­dad no se me­tió en líos, y así Ro­main Gros­jean pu­do ter­mi­nar sép­ti­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.