En la ci­ma del mun­do

Automovil - - EDITORIAL - Juan Ig­na­cio Eguia­ra Sub­di­rec­tor jie­guia­ra@mpib.es @jie­guia­ra

Ca­da «nue­veon­ce» que prue­bo me gus­ta más. Ca­da «nue­veon­ce» que ha­ce Pors­che es me­jor. Y ca­da ge­ne­ra­ción que lan­zan al mer­ca­do des­de Stutt­gart hay más ver­sio­nes y op­cio­nes. Así que no es di­fí­cil que en­con­tre­mos la que me­jor se adap­te a nues­tros gus­tos. Al­guno me di­rá: «qué lis­to, me con­for­mo con la más bá­si­ca». Y tie­ne ra­zón. Des­de la va­rian­te más mo­des­ta de la fa­mi­lia 911 ten­dre­mos su­fi­cien­te emo­ción y adre­na­li­na pa­ra sa­tis­fa­cer to­das nues­tras ne­ce­si­da­des. Pe­ro siem­pre es­tá el que quie­re más. Por ello la es­ca­le­ra de va­rian­tes 911 es ca­da vez ma­yor. El es­ca­lo­na­mien­to se ha­ce prin­ci­pal­men­te por po­ten­cias a par­tir de una mis­ma me­cá­ni­ca bo­xer de 6 ci­lin­dros y bi­tur­bo en es­ta ge­ne­ra­ción 991 MKII (aun­que ha­brá un at­mos­fé­ri­co en es­ta fa­mi­lia con el GT3). Pe­ro tam­bién se es­ca­lo­nan con va­rian­tes de trac­ción a dos o cua­tro rue­das, con cam­bios ma­nual o PDK y ca­rro­ce­rías Coupé, Ca­brio o Tar­ga. Y si aña­di­mos edi­cio­nes li­mi­ta­das (R), ver­sio­nes ul­tra­de­por­ti­vas (Turbo S) o que se sa­len del guión con me­cá­ni­cas at­mos­fé­ri­cas (GT3), nos en­con­tra­mos con una fa­mi­lia de lo más in­tere­san­te.

Pe­ro me voy a de­te­ner en es­te GTS. Es­tas si­glas nacieron en Pors­che pa­ra su­plir una ne­ce­si­dad en la com­pe­ti­ción. Ha­bía que en­trar en la ca­te­go­ría de Gran Tu­ris­mo de 2 li­tros en el Cam­peo­na­to del Mun­do de Mar­cas y But­zi Pors­che di­se­ñó un mo­de­lo ex­pre­sa­men­te pa­ra es­ta cla­se. Las si­glas Gran Tu­ris­mo siem­pre han es­ta­do muy pre­sen­tes en los mo­de­los de las fir­mas más de­por­ti­vas y le fal­ta­ba la S de Sport. Así na­ció el pri­mer GTS de Pors­che, el 904 del que se fa­bri­ca­ron 120 uni­da­des en­tre 1964 y 1965. Aho­ra es un icono del au­to­mo­vi­lis­mo y se co­ti­za co­mo po­cos en el mer­ca­do de las subas­tas de clá­si­cos. Pe­ro las si­glas GTS se aban­do­na­ron has­ta que rea­pa­re­cie­ron en el 924 GTS en los ´80 y el 928 GTS en los ´90. Sin em­bar­go, se pue­de de­cir que no to­ma­ron la re­le­van­cia desea­da has­ta que re­ca­ye­ron en la de­no­mi­na­ción de una ver­sión de un 911. Fue en la ge­ne­ra­ción 997 y des­de en­ton­ces se han fa­bri­ca­do 15.334 uni­da­des GTS del 911. Por­que se ha ga­na­do a pul­so su éxi­to. Es una ver­sión per­fec­ta. Tie­ne la ca­pa­ci­dad de uti­li­za­ción dia­ria de sus her­ma­nos me­no­res y el to­que de dis­tin­ción de las ver­sio­nes es­pe­cia­les. Ade­más de unas pres­ta­cio­nes que no se ale­jan mu­cho de sus her­ma­nos ma­yo­res, mu­cho más ex­clu­si­vos y, so­bre to­do, mu­cho más ca­ros.

Por ello, en la es­ca­le­ra de va­rian­tes 911, me que­do en el es­ca­lón del GTS. Pa­ra mí es la ci­ma en­tre las ver­sio­nes «mor­ta­les». Su pre­cio no es ba­ra­to, pe­ro no es tan desor­bi­ta­do co­mo todos sus her­ma­nos ma­yo­res. Se pue­de op­tar por la trac­ción to­tal y es­tá dis­po­ni­ble en to­do ti­po de ca­rro­ce­rías. Qué más de pue­de pe­dir. Yo des­de lue­go na­da. Me que­do en es­ta ci­ma. Las hay más al­tas. Pe­ro des­de

aquí las vis­tas son ya es­pec­ta­cu­la­res.

El 911 GTS se ha ga­na­do a pul­so su éxi­to. Es una ver­sión per­fec­ta. Tie­ne la ca­pa­ci­dad de uti­li­za­ción dia­ria de sus her­ma­nos me­no­res y el to­que de dis­tin­ción de las ver­sio­nes es­pe­cia­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.