Ford Fies­ta ST

DES­DE EL AÑO PA­SA­DO QUE LLE­GÓ LA AC­TUAL NUE­VA GE­NE­RA­CIÓN FIES­TA, ES­TÁ­BA­MOS ES­PE­RAN­DO ES­TA NUE­VA GE­NE­RA­CIÓN ST QUE PROMETÍA UN AL­TO DESA­RRO­LLO TEC­NO­LÓ­GI­CO. Y ASÍ HA SI­DO.

Automovil - - SUMARIO - Tex­to: Lo­ren­zo Al­co­cer.Fotos: MPIB.

El nue­vo mo­tor de 3 ci­lin­dros si­gue apor­tan­do de­por­ti­vi­dad.

Por un la­do, el nue­vo Fies­ta ST (se ofre­ce en ver­sión de 3 y 5 puer­tas) es­tre­na un iné­di­to mo­tor 1.5 Ecoboost que de aquí en ade­lan­te lo va­mos a ir des­cu­brien­do en di­fe­ren­tes ver­sio­nes en más mo­de­los de Ford. Tie­ne la par­ti­cu­la­ri­dad de ser tri­ci­lín­dri­co, una con­fi­gu­ra­ción por la que Ford apos­tó ha­ce ya unos años con su pre­mia­do 1.0 Ecoboost y que con es­te nue­vo 1.5 vie­ne a cer­ti­fi­car que es­te ti­po de mo­to­res sir­ven pa­ra mu­cho más que pa­ra uti­li­zar en un me­ro uti­li­ta­rio. El nue­vo 1.5 Ecoboost rin­de 200 CV (se que­da por de­ba­jo de los Peu­geot 208 y DS3 —208 CV— y Re­nault Clio RS Trophy —220 CV— sus ri­va­les más di­rec­tos), igua­lan­do la po­ten­cia de la ex­tin­ta se­rie li­mi­ta­da ST200 de la an­te­rior ge­ne­ra­ción con mo­tor 1.6 Ecoboost. Tam­bién igua­la los 290 Nm de par, pe­ro el nue­vo 1.5 los ofre­ce en­tre 1.600 y 4.000 rpm, 900 vuel­tas an­tes que el 1.6. Cuen­ta con dis­tri­bu­ción va­ria­ble, com­bi­na la in­yec­ción in­di­rec­ta con la di­rec­ta y pre­sen­ta un sis­te­ma de des­co­ne­xión de ci­lin­dros, que en mo­men­tos de ba­ja de­man­da de po­ten­cia, cor­ta el su­mi­nis­tro de ga­so­li­na y de­tie­ne el fun­cio­na­mien­to de las vál­vu­las del pri­mer ci­lin­dro, pro­ce­so que ac­ti­va y des­ac­ti­va en tan so­lo 14 mi­li­se­gun­dos.

El nue­vo mo­tor 1.5 Ecoboost re­sul­ta más com­pac­to y li­ge­ro… y no po­co emo­cio­nan­te. Si el tac­to de gi­ro y pe­cu­liar acús­ti­ca ha­cen (o ha­cían) de me­nos a los blo­ques tri­ci­lín­dri­cos, los in­ge­nie­ros de Ford Per­for­man­ce han con­se­gui­do dar­le un ca­rác­ter ge­ne­ral muy de­por­ti­vo, con mu­chí­si­mo tem­pe­ra­men­to des­de aba­jo, ra­bio­so y cons­tan­te en la es­ti­ra­da (cor­ta a 6.500 rpm) y con un so­ni­do en con­so­nan­cia con el am­bien­te ge­ne­ral que se res­pi­ra en es­te Fies­ta ST. Pa­ra es­to úl­ti­mo, han in­te­gra­do una vál­vu­la en el cir­cui­to de es­ca­pe que ma­ti­za el so­ni­do que sa­le por el si­len­cio­so, dán­do­le mu­cha iden­ti­dad de­por­ti­va. Des­de la pues­ta en mar­cha, has­ta los ra­teos que pro­vo­ca en re­ten­cio­nes, es­te nue­vo 1.5 Ecoboost sue­na a mú­si­ca ce­les­tial. En ge­ne­ral, to­do lo que te lle­ga del mo­tor entusiasma. La ca­ja de cam­bios tie­ne un tac­to y guia­dos muy ri­gu­ro­sos, por lo que de la con­duc­ción del ST per­ci­bes un de­por­ti­vo muy de­pu­ra­do y de mu­cha ca­li­dad me­cá­ni­ca. El nue­vo Fies­ta ST ace­le­ra más rá­pi­do que el an­te­rior (6,5 se­gun­dos de 0 a 100 km/h, dos dé­ci­mas me­nos) y ho­mo­lo­ga un con­su­mo me­dio de 6,0 l/100 km (an­tes 6,1).

Pe­ro el ST no es so­lo un nue­vo mo­tor. El cha­sis pre­sen­ta in­tere­san­tes no­ve­da­des. Aun­que se ofrez­ca en op­ción, el he­cho de po­der dis­po­ner aho­ra de un au­to­blo­can­te me­cá­ni­co co­mo ya ha­cen al­gu­nos de sus ri­va­les sube la ca­te­go­ría co­mo de­por­ti­vo del Fies­ta. En cual­quier ca­so, de se­rie mon­ta un con­trol de trac­ción vec­to­rial que tam­bién fa­vo­re­ce el gi­ro de la rue­da ex­te­rior en cur­va, en su ca­so fre­nan­do la rue­da in­te­rior. Am­bos sis­te­mas son com­pa­ti­bles y la com­bi­na­ción del au­to­blo­can­te y el con­trol vec­to­rial le otor­gan una mo­tri­ci­dad y agi­li­dad en cur­vas ce­rra­das al Fies­ta ST ex­cep­cio­nal. El tren de­lan­te­ro es fa­bu­lo­so. Tie­ne una enor­me ca­pa­ci­dad di­rec­cio­nal, por la pro­pia di­rec­ción (pre­sen­ta una des­mul­ti­pli­ca­ción de 12:1, la más rá­pi­da propuesta por Ford Per­for­ma­ce en sus de­por­ti­vos), co­mo por la apor­ta­ción del au­to­blo­can­te, que ba­jo car­ga de ace­le­ra­dor, sien­tes que to­da­vía cie­rra más la tra­yec­to­ria del ST en cur­va. Pe­ro ade­más, los in­ge­nie­ros de Ford Per­for­man­ce han desa­rro­lla­do (y pa­ten­ta­do) unos mue­lles de sus­pen­sión con unas es­truc­tu­ras y ca­rac­te­rís­ti­cas de elas­ti­ci­dad que por sí mis­mos otor­gan tam­bién cier­ta di­rec­cio­na­li­dad al eje tra­se­ro. Es­tos mue­lles no son in­ter­cam­bia­bles de la­do, ca­da la­te­ral lle­va el su­yo es­pe­cí­fi­co y ges­tio­nan las fuer­zas que re­ci­ben en cur­va de tal ma­ne­ra que el neu­má­ti­co pi­se lo más plano po­si­ble (ma­yor ad­he­ren­cia), co­mo tam­bién pa­ra in­du­cir el gi­ro. El eje tor­sio­nal tie­ne una ri­gi­dez de 1.400 Nm/grad, la más fir­me en­tre los de cual­quier otro mo­de­lo de Ford Per­for­man­ce. Con to­das es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas, su con­duc­ción en tra­mos de mon­ta­ña re­sul­ta ex­cep­cio­nal. Ford ha he­cho un con­jun­to muy de­por­ti­vo, pe­ro igual­men­te muy equi­li­bra­do, que re­sul­ta muy efi­caz, co­mo muy sen­ci­llo lle­var­lo real­men­te rá­pi­do. Pe­ro so­bre to­do muy gra­ti­fi­can­te.

Por otro la­do, pue­des mo­di­fi­car el ca­rác­ter del Fies­ta ST, que pre­sen­ta tres mo­dos de con­duc­ción se­lec­cio­na­bles: Nor­mal, De­por­ti­vo y Cir­cui­to.

EL FIES­TA ST DE­MUES­TRA QUE LOS MO­TO­RES DE TRES CI­LIN­DROS TAM­BIÉN SIR­VEN PA­RA LOS DE­POR­TI­VOS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.