BMW i3S

La ver­sión más de­por­ti­va del eléc­tri­co que ha mar­ca­do el pa­so en el mer­ca­do.

Automovil - - SUMARIO - Tex­to: Juan Ig­na­cio Eguiara. Fotos: Pa­che­co.

SE TRA­TA DE LA VER­SIÓN DE­POR­TI­VA DE ES­TE MO­DE­LO COM­PLE­TA­MEN­TE ELÉC­TRI­CO, AUN­QUE ES MÁS ADE­CUA­DO LLAMARLO EL i3 MÁS DI­NÁ­MI­CO. SE LE DIS­TIN­GUE CON LA S PORQUE TO­DA­VÍA ES­TÁN LE­JOS DE PO­DER DENOMINARLO CON LA M QUE ENGRANDECE UNA VER­SIÓN DE­POR­TI­VA DE BMW… AUN­QUE, VIEN­DO EL EX­CE­LEN­TE RE­SUL­TA­DO ES ES­TE i3S, QUI­ZÁS LLE­GUE AL­GÚN DÍA.

Ya nos po­de­mos ir acos­tum­brán­do­nos a los eléc­tri­cos pu­ros porque van a em­pe­zar a lle­gar a nues­tro mer­ca­do en olea­das de aquí a dos años. Y, por su­pues­to, tam­bién de­por­ti­vos. BMW es de las pri­me­ras mar­cas que es­tá que­rien­do co­ger ex­pe­rien­cia en es­te te­rreno y pa­ra ello cuen­ta con el i8, un hí­bri­do que ha cau­sa­do sen­sa­ción, y el i3, que na­ció co­mo eléc­tri­co pu­ro pe­ro que tam­bién se le pue­de mon­tar un mo­tor de au­to­no­mía ex­ten­di­da —ver­sión que se de­no­mi­na REX—.

En es­ta se­gun­da generación del i3 mu­chas co­sas han me­jo­ra­do su­til­men­te, ca­si sin apa­ren­tar­lo. Porque hay que re­co­no­cer que la tec­no­lo­gía de los mo­to­res eléc­tri­cos y de las ba­te­rías pa­ra los au­to­mó­vi­les es­tá evo­lu­cio­nan­do a mar­chas for­za­das. Así que pa­ra es­ta se­gun­da generación, BMW no so­lo lo ha he­cho más efi­cien­te, sino tam­bién se per­mi­te el lu­jo de ofre­cer una ver­sión que ellos de­no­mi­nan de­por­ti­va, pe­ro que es más bien di­ná­mi­ca. Se lla­ma i3S y es el pro­ta­go­nis­ta de nues­tra prue­ba.

Que­ría­mos com­pro­bar de pri­me­ra mano las ex­pec­ta­ti­vas que le­van­ta­ba un eléc­tri­co que BMW se atre­vía a llamarlo de­por­ti­vo. No en el con­cep­to or­to­do­xo, evi­den­te­men­te, porque su as­pec­to fí­si­co no es el de un coupé bi­pla­za, por ejem­plo. Es más bien de un mo­no­cuer­po porque no hay que ol­vi­dar que se tra­ta de un co­che pa­ra ciu­dad, prác­ti­co, con las puer­tas que se abren en for­ma de li­bro. Pe­ro sí que han tra­ba­ja­do en el con­jun­to mo­tor, trans­mi­sión y sus­pen­sio­nes, pa­ra ha­cer­lo lo más efec­ti­vo po­si­ble. El mo­tor de es­te i3S es de 184 CV, 14 más que la ver­sión nor­mal. Las sus­pen­sio­nes tam­bién son más du­ras, con 10 mm menos de al­tu­ra de ca­rro­ce­ría, al igual que la es­ta­bi­li­za­do­ra de­lan­te­ra que es más grue­sa. La sen­sa­ción cuan­do te po­nes en mar­cha es que es un co­che de sus­pen­sión du­ra, pe­ro no es in­có­mo­da. Es­tá muy lo­gra­do es­te com­pro­mi­so al­go que no era nor­mal en­tre los eléc­tri­cos. De­bi­do al enorme pe­so de las ba­te­rías, mu­chas ve­ces se veían obli­ga­dos a mon­tar mue­lles muy du­ros y el co­che se ha­cía muy in­có­mo­do. Pe­ro no es

EL MO­TOR DE ES­TE i3S ES DE 184 CV, 14 MÁS QUE LA VER­SIÓN NOR­MAL

el ca­so. Y pa­ra com­ple­tar la me­jo­ra en es­ta ver­sión, las llan­tas son de 20”, con más go­ma tan­to de­lan­te co­mo de­trás. En es­ta ver­sión, ade­más, tie­ne más neu­má­ti­co de­trás que de­lan­te, con las vías en­san­cha­das y tam­bién los pa­sos de rue­da.

El mo­tor eléc­tri­co es un pro­di­gio de em­pu­je y se per­ci­be des­de ce­ro re­vo­lu­cio­nes. Qui­zás por eso, porque en­tre­ga el par de gol­pe des­de el pri­mer mo­men­to, pues pa­re­ce que la re­la­ción pe­so/ po­ten­cia es más fa­vo­ra­ble de lo que real­men­te es. 7,3 kg/CV no pa­re­ce una bue­na ci­fra pa­ra un de­por­ti­vo que se pre­cie, pe­ro las sen­sa­cio­nes son dis­tin­tas. Porque es­tos eléc­tri­cos sor­pren­den por su ca­pa­ci­dad de ace­le­ra­ción en los pri­me­ros me­tros. Pa­re­ce que lle­vas un dragster y sien­tes que lle­vas un “apa­ra­to” muy se­rio. Aun­que eso sí, siem­pre to­do en si­len­cio. Hay que acos­tum­brar­se a sa­ber apre­ciar unas pres­ta­cio­nes pu­ras sin ir acom­pa­ña­dos del so­ni­do del mo­tor y el pe­tar­deo del es­ca­pe. Aho­ra hay que sa­ber dis­fru­tar de un so­ni­do fino y agu­do del mo­tor eléc­tri­co jun­to a la trans­mi­sión. Por su­pues­to es au­to­má­ti­ca con una re­la­ción y que per­mi­te lle­gar, por au­to­li­mi­ta­ción elec­tró­ni­ca, has­ta los 160 km/h. El co­che ace­le­ra ofi­cial­men­te de 0 a 100 km/h en 6,9 se­gun­dos. Y real­men­te, se­gún nues­tras pres­ta­cio­nes, ace­le­ra en 6,9 se­gun­dos. Es de­cir, cla­va to­do lo que di­ce. In­clu­so en el pe­so. Co­mo la en­tre­ga es ins­tan­tá­nea y no hay pér­di­das de mo­tri­ci­dad, pues to­das las ace­le­ra­cio­nes son igua­les. Y, por

PA­RE­CE QUE LLE­VAS UN DRAGSTER Y SIEN­TES QUE LLE­VAS UN “APA­RA­TO” MUY SE­RIO

cier­to, es­te i3S es un pro­pul­sión tra­se­ra, así que pue­de pre­su­mir co­mo los bue­nos de­por­ti­vos de la mar­ca. Y co­mo los pró­xi­mos M van a ser de tracción to­tal, no es de ex­tra­ñar que aca­be que­dán­do­se co­mo el úni­co pro­pul­sión de la mar­ca.

Pe­ro va­mos a po­ner­nos en mar­cha. El ob­je­ti­vo de es­ta prue­ba es ver qué tiem­pos era ca­paz de ha­cer en nues­tra pis­ta de prue­bas. Te­nía­mos mu­chas es­pe­ran­zas, porque las sen­sa­cio­nes en la ca­lle eran muy bue­nas. Tie­nes la sen­sa­ción de lle­var un mi­sil porque la ace­le­ra­ción es des­de ce­ro y con­ti­nua, sin ba­ches. So­lo cuan­do ya al­can­zas una ve­lo­ci­dad al­ta es cuan­do em­pie­za a des­fa­lle­cer un po­co. Pe­ro hay que de­cir que lle­ga has­ta los 160 km/h muy rá­pi­do, en po­co más de 700 me­tros sa­lien­do des­de pa­ra­do. No pa­sa de esa ve­lo­ci­dad porque es­tá au­to­li­mi­ta­da.

Nos pu­si­mos ma­nos a la obra en la pis­ta: modo Sport y des­co­nec­ta­mos el con­trol de es­ta­bi­li­dad. Nos lan­za­mos y la pri­me­ra vuelta com­pro­ba­mos que el co­che co­rre bas­tan­te pe­ro hay que acos­tum­brar­se a sus reac­cio­nes, so­bre to­do a la fre­na­da. El tac­to del pe­dal es pe­cu­liar, pe­ro res­pon­de muy bien y re­tie­ne mu­cho con so­lo le­van­tar el acelerador ya que el mo­tor eléc­tri­co ac­túa co­mo re­car­ga de ba­te­rías. Así que sa­be­mos que po­ne­mos me­jo­rar el tiem­po de esa vuelta. Pe­ro sor­pre­sa, que en la si­guien­te com­pro­ba­mos que no co­rre co­mo en la an­te­rior. Sa­le de las cur­vas en los pri­me­ros me­tros con el mis­mo ím­pe­tu, pe­ro a los po­cos me­tros de­ja de ace­le­rar tan­to y lue­go vuel­ve a em­pu­jar. Te que­das mu­chos me­tros ace­le­ran­do lo jus­to. La cau­sa pa­re­ce ser que las ba­te­rías, cuan­do se les exi­ge a to­pe en una vuelta rá­pi­da, se es­tre­san y se ca­lien­tan, y se po­nen en modo au­to­pro­tec­ción y no en­tre­gan la ener­gía que pe­di­mos con el pe­dal del gas. Nos dan la ener­gía que la elec­tró­ni­ca de­ci­de se­gún al­can­zan una de­ter­mi­na­da tem­pe­ra­tu­ra. Re­sul­ta­do, que el me­jor tiem­po que lo­gra­mos fue el de la pri­me­ra vuelta —17”6 cuan­do las si­guien­tes subió a 20”0— que no es del to­do real porque se pue­de me­jo­rar cla­ra­men­te. Y es que, una vez que te acos­tum­bras a los fre­nos, pue­des de­te­ner el co­che en un cor­to es­pa­cio, sin que las rue­das blo­queen mu­cho ya que las rue­das son muy fi­nas y son las que po­nen el lí­mi­te a la apu­ra­da de la fre­na­da.

Aun­que el co­che es un pro­pul­sión, se com­por­ta muy sub­vi­ra­dor, pe­ro hay que re­co­no­cer que es muy es­ta­ble. Ba­lan­cea bas­tan­te la ca­rro­ce­ría, ló­gi­ca­men­te, pe­ro las sus­pen­sio­nes se com­por­ta­ron muy bien. Son enér­gi­cas sin ser in­có­mo­das.

Otro te­ma im­por­tan­te es la au­to­no­mía. En es­ta nue­va generación las ba­te­rías han me­jo­ra­do mu­cho y la au­to­no­mía real pue­de ser de unos 200 km. Si se sa­le a ca­rre­te­ra y se sube de ve­lo­ci­dad pues ba­ja bas­tan­te es­ta au­to­no­mía. Hay un modo Eco que te li­mi­ta la ve­lo­ci­dad y la en­tre­ga de ener­gía y pue­de su­bir un po­co los ki­ló­me­tros de mar­gen has­ta la re­car­ga, pe­ro no mu­cho más. Y los tiem­pos de re­car­ga pues to­do de­pen­de del equi­pa­mien­to que dis­pon­gas. Si te com­pras es­te i3S lo me­jor es mon­tar un wall­box de la mar­ca en tu ca­sa y te per­mi­ti­rá re­car­gas de so­lo 3,45 ho­ras si eli­jes el más po­ten­te mo­no­fa­se de 7,4 kW / 32 A (hay una ver­sión tri­fá­si­ca de 11 kW / 16 A que lle­ga a car­gar en 2,45 ho­ras). Si tie­nes un en­chu­fe do­més­ti­co en­ton­ces hay que es­pe­rar 11 ho­ras pa­ra una re­car­ga com­ple­ta.

LAS BA­TE­RÍAS, EN CIR­CUI­TO, SE CA­LIEN­TAN Y PER­DE­MOS PO­TEN­CIA

ES­TÉ­TI­CA­MEN­TE ES­TE I3S ES EL MÁS ATRAC­TI­VO DE LA GA­MA, CON PA­SOS DE RUE­DA EN NE­GRO BRI­LLAN­TE AL­GO MÁS AN­CHOS Y RUE­DAS DE 20".

EL TAC­TO DE CON­DUC­CIÓN ES MAG­NÍ­FI­CO, CON UNAS SUS­PEN­SIO­NES AL­GO MÁS DU­RAS PE­RO NO IN­CÓ­MO­DAS, QUE PRO­POR­CIO­NAN MUY BUE­NAS SEN­SA­CIO­NES Y ES­TA­BI­LI­DAD.

LA AU­TO­NO­MÍA TO­DA­VÍA ES­TÁ UN PO­CO LI­MI­TA­DA. EN EL ME­JOR DE LOS CA­SOS OFRE­CE 200 KM.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.