Hyun­dai Ko­na 1.6 T-GDI

Pa­sa­mos un mes con un SUV pe­que­ño pe­ro muy re­sul­tón.

Automovil - - SUMARIO - Tex­to: Juan Co­llin. Fotos: Israel Gardyn.

Hyun­dai ha de­mos­tra­do so­bra­da­men­te su sa­ber ha­cer y ex­pe­rien­cia en la cons­truc­ción de vehícu­los to­do ca­mino. Su an­da­du­ra en es­ta ca­te­go­ría co­men­zó ha­ce ya bas­tan­tes años con los Tuc­son y Te­rra­can, bien es verdad que es­te úl­ti­mo se po­día con­si­de­rar un to­do te­rreno en to­da re­gla. De to­das for­mas, fue el San­ta Fe el que mar­có ten­den­cia en­tre los mo­de­los de la ga­ma ac­tual, que tam­bién in­clu­yen al Tuc­son de se­gun­da generación y al re­cién lle­ga­do Ko­na. Es­te úl­ti­mo se en­cua­dra en el segmento de los SUV de pe­que­ño ca­li­bre, uno de más com­pe­ti­dos en la ac­tua­li­dad, que ha cre­ci­do co­mo la es­pu­ma en los úl­ti­mos tiem­pos y en el que po­de­mos en­con­trar ri­va­les tan acre­di­ta­dos co­mo pue­den ser los Kia Sto­nic, Nis­san Ju­ke, Peu­geot 2008, Re­nault Cap­tur, Seat Aro­na o Volks­wa­gen T-Roc, en­tre otros.

Con el Ko­na nos he­mos des­pla­za­do a dia­rio du­ran­te va­rias se­ma­nas, tam­bién rea­li­za­do via­jes de lar­go re­co­rri­do, al­gu­na ru­ta to­do te­rreno y son va­rios los miem­bros de la redacción que lo han po­di­do con­du­cir. An­tes de na­da ten­go que de­cir que la opi­nión ge­ne­ra­li­za­da, es que se tra­ta de un vehícu­lo su­ma­men­te agra­da­ble de ma­ne­jar y que se dis­fru­ta ca­da vez que se tie­ne oca­sión de con­du­cir­lo. Un au­to­mó­vil en el que uno se en­cuen­tra siem­pre có­mo­do y que cual­quie­ra de los que lo han pro­ba­do es­ta­ría en­can­ta­do de po­seer. Pa­ra mu­chos, ha si­do un ver­da­de­ro des­cu­bri­mien­to.

Uno de los as­pec­tos más va­lo­ra­dos del nue­vo Ko­na es, sin du­da, su as­pec­to ex­te­rior. Tie­ne un di­se­ño muy mo­derno y van­guar­dis­ta, en el que abun­dan las for­mas re­don­dea­das. Es un co­che que gus­ta, que lla­ma la aten­ción y que du­ran­te el

EL MO­TOR RES­PON­DE CON BRI­LLAN­TEZ CUAN­DO SE PI­SA EL PE­DAL DEL GAS

EL KO­NA OFRE­CE UNA CON­DUC­CIÓN MUY AGRA­DA­BLE

tiem­po que lo he­mos te­ni­do, son va­rios los que se han in­tere­sa­do por él, con co­men­ta­rios siem­pre bas­tan­te fa­vo­ra­bles. Del in­te­rior se pue­de de­cir al­go pa­re­ci­do; di­se­ño mo­derno y fun­cio­nal, ma­te­ria­les de bue­na ca­li­dad y un equi­pa­mien­to muy com­ple­to con el aca­ba­do Sty­le, con­si­guen ha­cer del ha­bi­tácu­lo un es­pa­cio en el que uno se en­cuen­tra siem­pre có­mo­do. La ha­bi­ta­bi­li­dad es­tá muy lograda y gra­cias a su ge­ne­ro­sa al­tu­ra, es muy fá­cil en­trar y sa­lir del co­che, siendo es­ta una de las gran­des ven­ta­jas que ofre­cen los SUV pa­ra la ma­yo­ría de los usuarios.

La ver­sión es­co­gi­da pa­ra la oca­sión es la más po­ten­te y equi­pa­da de la ga­ma. In­cor­po­ra el 1.6 tur­bo de ga­so­li­na de 177 CV aso­cia­do a un cam­bio de do­ble em­bra­gue con sie­te ve­lo­ci­da­des y tracción to­tal per­ma­nen­te. El mo­tor es un vie­jo co­no­ci­do, que ya ha­bía te­ni­do oca­sión de pro­bar en otros mo­de­los de la mar­ca. Aun­que el Ko­na pe­sa ca­si to­ne­la­da y me­dia, lo cier­to es que es­ta me­cá­ni­ca, aso­cia­da al cam­bio de do­ble em­bra­gue, re­sul­ta muy sa­tis­fac­to­ria tan­to por su fun­cio­na­mien­to, co­mo por las pres­ta­cio­nes que es ca­paz de ofre­cer. El cua­tro ci­lin­dros tur­bo es sua­ve, si­len­cio­so y re­fi­na­do, pe­ro res­pon­de siem­pre con suma bri­llan­tez a las in­si­nua­cio­nes que se rea­li­zan con el pe­dal del gas, so­bre to­do si se es­co­ge el modo de con­duc­ción más de­por­ti­vo de los tres que se ofre­cen. El cam­bio de do­ble em­bra­gue se

LAS PRES­TA­CIO­NES SON SI­MI­LA­RES A LAS DE UN PE­QUE­ÑO GTI

con­vier­te ade­más en el com­ple­men­to per­fec­to pa­ra es­ta me­cá­ni­ca, da­do que es muy de­li­ca­do en las in­ser­cio­nes, res­pon­de siem­pre con suma ra­pi­dez y sin so­bre­sal­tos, ba­jan­do las mar­chas que sea ne­ce­sa­rio cuan­do se pi­sa el gas a fon­do en el modo au­to­má­ti­co, mien­tras que si uti­li­za ma­nual­men­te, es rá­pi­do, obe­dien­te y los cam­bios se rea­li­zan siem­pre con sua­vi­dad.

A los man­dos, la sen­sa­ción es que se tra­ta de un co­che bas­tan­te ágil; las ci­fras de ace­le­ra­ción así lo co­rro­bo­ran y prue­ba de ello es que em­plea 6,09 se­gun­dos de 0 a 100 km/h ó 28,06 se­gun­dos pa­ra re­co­rrer los 1.000 me­tros sa­lien­do des­de pa­ra­do, ci­fras más pro­pias de un pe­que­ño GTI que de un SUV. A po­co que se pi­se el pe­dal del gas, el Ko­na ace­le­ra con vi­go­ro­si­dad y no hay que em­plear­se de­ma­sia­do pa­ra sa­lir siem­pre el pri­me­ro de los se­má­fo­ros. En ciu­dad es, por tan­to, ágil y muy ma­ne­ja­ble, no re­sul­ta de­ma­sia­do vo­lu­mi­no­so y ofre­ce una no­ta­ble vi­si­bi­li­dad, en­tre otras co­sas gra­cias a una postura de con­duc­ción al­go ele­va­da. El cam­bio au­to­má­ti­co po­ne la guin­da pa­ra que el ma­ne­jo re­sul­te su­ma­men­te pla­cen­te­ro.

En ca­rre­te­ra tam­bién sor­pren­de por su di­na­mis­mo y cua­li­da­des ru­te­ras. Gra­cias a su ele­va­do ren­di­mien­to me­cá­ni­co, se desen­vuel­ve con to­tal fa­ci­li­dad por to­do ti­po de tra­za­dos, en au­to­pis­ta y vías rá­pi­das per­mi­te man­te­ner cru­ce­ros bas­tan­te ele­va­dos con to­tal fa­ci­li­dad, mien­tras que en ru­tas más tor­tuo­sas es bas­tan­te efi­caz.

Se con­vier­te así en un vehícu­lo per­fec­ta­men­te apto pa­ra via­jes de lar­go re­co­rri­do, ya que ade­más de rá­pi­do, es con­for­ta­ble, gra­cias a unas sus­pen­sio­nes muy bien ela­bo­ra­das y con unos ta­ra­dos de amor­ti­gua­ción muy bien es­co­gi­dos. Es tam­bién am­plio y prác­ti­co gra­cias a un ma­le­te­ro que ofre­ce una ca­pa­ci­dad de 361 li­tros y que se pue­de am­pliar has­ta 1.143 si aba­ti­mos los asien­tos tra­se­ros.

El Ko­na pue­de pre­su­mir tam­bién de un ex­ce­len­te com­por­ta­mien­to. A ve­lo­ci­da­des ele­va­das ofre­ce un no­ta­ble aplo­mo, va bien asen­ta­do y su afi­na­da geo­me­tría de sus­pen­sio­nes per­mi­te una pi­sa­da fir­me y sol­ven­te en cur­va. Se apo­ya bien y trans­mi­te siem­pre tranquilidad a los man­dos.

La ma­yo­ría de los SUV ofre­cen es­ca­sas po­si­bi­li­da­des en con­duc­ción off road, pe­ro no es el ca­so de los desa­rro­lla­dos por Hyun­dai, co­mo he­mos po­di­do com­pro­bar en an­te­rio­res oca­sio­nes tan­to

en los Tuc­son co­mo so­bre to­do en el San­ta Fe. Lo mis­mo ocu­rre con el Ko­na y so­bre to­do de es­ta ver­sión equi­pa­da con tracción to­tal y di­fe­ren­cial cen­tral blo­quea­ble. No es un to­do te­rreno, ni lo pre­ten­de, pe­ro es mu­cho más efi­caz de lo que pa­re­ce cuan­do se aban­do­na el as­fal­to, ya que las sus­pen­sio­nes ab­sor­ben con fa­ci­li­dad ba­ches y zan­jas, mien­tras que el sis­te­ma de cua­tro rue­das mo­tri­ces se mues­tra es­pe­cial­men­te efi­caz so­bre el ba­rro o la are­na; bien es verdad que los neu­má­ti­cos que cal­za son po­co apro­pia­dos pa­ra es­tos me­nes­te­res y bas­tan­te en­de­bles fren­te a ro­tu­ras y pin­cha­zos. Si sa­li­mos a me­nu­do al cam­po, es im­pres­cin­di­ble mon­tar unas go­mas de ti­po mix­to pa­ra evi­tar pro­ble­mas.

No po­día­mos ter­mi­nar, sin vi­si­tar a nues­tro cir­cui­to del AU­TO­MÓ­VIL. Evi­den­te­men­te no es­tá en su te­rri­to­rio, pe­ro una vez más el Ko­na vol­vía a de­mos­trar las bon­da­des del bas­ti­dor. El mo­tor de nue­vo bri­lla­ba a gran al­tu­ra, mien­tras que el cam­bio au­to­má­ti­co de do­ble em­bra­gue es bas­tan­te obe­dien­te ro­dan­do al lí­mi­te, aun­que se echan en fal­ta las le­vas en el vo­lan­te. En cur­va rá­pi­da es­te to­do ca­mino se apo­ya bien, trans­mi­tien­do mu­cha con­fian­za. Se acues­ta bas­tan­te en los gi­ros más len­tos, pe­ro la pi­sa­da es fir­me, re­sul­tan­do ade­más bas­tan­te ágil, en­tre otras co­sas gra­cias al sis­te­ma de tracción to­tal que per­mi­te trans­mi­tir ca­da ca­ba­llo al as­fal­to. En el cir­cui­to los fre­nos han de­mos­tra­do su ex­ce­len­te ren­di­mien­to; son po­ten­tes, tam­bién re­sis­ten­tes a la fa­ti­ga.

La con­clu­sión fi­nal es cla­ra: el Ko­na cau­ti­va y con­ven­ce, y cuan­to más lo con­du­ces, más te gus­ta; lo tie­ne to­do pa­ra triun­far en el com­pe­ti­do segmento en el que mi­li­ta y así lo con­fir­man las ci­fras de ven­ta que es­tá al­can­zan­do en los pri­me­ros me­ses que lle­va en el mer­ca­do.

LA TRACCIÓN TO­TAL APOR­TA MÁS SE­GU­RI­DAD Y EFI­CA­CIA EN LA CON­DUC­CIÓN

Hyun­dai Ko­na 1.6 T-GDI

LA POSTURA A LOS MAN­DOS ES­TÁ MUY LOGRADA, LOS ASIEN­TOS SON CÓ­MO­DOS Y LOS MAN­DOS ES­TÁN BIEN SI­TUA­DOS. LA VI­SI­BI­LI­DAD RE­SUL­TA EX­CE­LEN­TE.

EL KO­NA ES AM­PLIO, ESPACIOSO Y EL HA­BI­TÁCU­LO OFRE­CE DI­VER­SAS CONFIGURACIONES.

EL CUA­DRO DE INS­TRU­MEN­TOS ES BAS­TAN­TE COM­PLE­TO EN IN­FOR­MA­CIÓN.

GRA­CIAS A LOS 177 CV DE SU MO­TOR TUR­BO, EL KO­NA SE EN­CUEN­TRA EN SU SAL­SA EN CA­RRE­TE­RAS DE MON­TA­ÑA, DON­DE DE­MUES­TRA UN NO­TA­BLE DI­NA­MIS­MO.

EL KO­NA SE DESEN­VUEL­VE CON TO­TAL AGI­LI­DAD POR CIU­DAD, RE­SUL­TAN­DO MUY MA­NE­JA­BLE Y CÓ­MO­DO EN EL DÍA A DÍA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.