Tra­ta­ré de ganar to­dos los rall­yes y ve­re­mos dón­de es­ta­mos al fi­nal del año (Ott Tä­nak, pi­lo­to To­yo­ta)

Automovil - - SUMARIO - Tex­to: Juan Ig­na­cio Eguiara. Fotos: Ima­go.

LA SEN­SA­CIÓN QUE DA OTT TÄ­NAK DES­PUÉS DE VER­LE EN FIN­LAN­DIA ES QUE PUE­DE PE­LEAR POR EL TÍ­TU­LO. GA­NÓ CON AU­TO­RI­DAD Y SE NO­TA QUE ES­TÁ EN PLE­NA FOR­MA. A PE­SAR DE ES­TAR MUY DESCOLGADO CON NEUVILLE Y OGIER, LES HA RESTADO MU­CHOS PUN­TOS EN ES­TE RALL­YE Y LLE­GA PRÓ­XI­MA­MEN­TE ALE­MA­NIA DON­DE EL ES­TO­NIO GA­NÓ EL AÑO PA­SA­DO.

OTT TÄ­NAK “Fue un fin de se­ma­na per­fec­to. El pri­mer día fue difícil pe­ro des­pués de eso au­men­ta­mos nues­tra ventaja. La pre­pa­ra­ción fue per­fec­ta, to­do fue co­mo de­bía ser. Tra­ta­ré de ganar to­dos los rall­yes y ve­re­mos dón­de es­ta­mos al fi­nal del año”.

Pa­ra es­te rall­ye, To­yo­ta tenía la vi­to­la de fa­vo­ri­to, pe­ro en es­ta temporada pue­de pa­sar de to­do. Aun­que a prio­ri el ga­na­dor de­be­ría sa­lir en­tre nom­bres co­mo Lap­pi, ga­na­dor el año pa­sa­do, Lat­va­la, ga­na­dor tres ve­ces de es­te rall­ye, y el je­fe de la for­ma­ción Tä­nak. Se tra­ta del equi­po más fin­lan­dés del Mun­dial y lo te­nían que de­mos­trar. Y así lo hi­cie­ron, so­bre to­do con el es­to­nio Tä­nak que em­pe­zó ga­nan­do des­de el ini­cio. No así el jo­ven Lap­pi que ce­día ante la pre­sión de ha­ber ga­na­do el año pa­sa­do y ca­la­ba su co­che en la pri­me­ra es­pe­cial lar­ga y ya per­día com­ba con la ca­be­za. Los que se veía que iban rá­pi­dos eran los Ci­troën, con un Ost­berg que no per­dió la ca­ra en nin­gún mo­men­to y con un Breen, que si bien en el sha­ke­down sor­pren­dió, un pin­cha­zo en el pri­mer tra­mo le im­pi­dió es­tar arri­ba en la cla­si­fi­ca­ción.

Los ca­mi­nos se­cos es­ta­ban muy res­ba­la­di­zos por la tie­rra suel­ta en la su­per­fi­cie. Por eso los pri­me­ros en sa­lir su­frie­ron más de la cuen­ta —ex­cep­to Tä­nak que sa­lía ter­ce­ro— y por eso vi­mos co­mo el lí­der del cam­peo­na­to, Thierry Neuville, se sa­lía de la pis­ta y per­día 30 se­gun­dos. Ogier tam­bién su­fría por el or­den de sa­li­da y tenía que ver co­mo sus com­pa­ñe­ros de equi­po Ford es­ta­ban por de­lan­te de él. So­bre to­do Sun­ni­nen, que co­mo buen fin­lan­dés se de­fen­día muy bien y op­ta­ba al po­dium en esa pri­me­ra jor­na­da.

Pe­ro la del sá­ba­do era la jor­na­da más lar­ga y difícil. Las po­si­cio­nes de sa­li­da se in­ver­tían y aho­ra se ju­ga­ban el to­do por el to­do. Y Tä­nak no qui­so de­jar nin­gu­na po­si­bi­li­dad al Ci­troën de Ost­berg y ga­nó las es­pe­cia­les de Päi­jä­lä y Pih­la­ja­kos­ki pa­ra ex­ten­der su ven-

ta­ja de 5.8 se­gun­dos so­bre el no­rue­go a 19.0 se­gun­dos. Se pue­de de­cir que el es­to­nio sen­ten­ció el rall­ye en es­te co­mien­zo de jor­na­da pa­ra no de­jar ha­cer­se ilu­sio­nes a Ost­berg. Mien­tras, Lap­pi co­men­za­ba su re­mon­ta­da y el res­to de pi­lo­tos a con­tro­lar a sus in­me­dia­tos se­gui­do­res. Pe­ro nadie po­día con el rit­mo de Tä­nak. Ni si­quie­ra su com­pa­ñe­ro de equi­po Lat­va­la que se afian­za­ba en la ter­ce­ra po­si­ción. So­lo al fi­nal del sá­ba­do Lap­pi lo­gra­ba al­gún scratch y al­can­za­ba el cuar­to lu­gar en de­tri­men­to del pri­mer Hyun­dai con­du­ci­do por Pad­don.

Pe­ro el do­min­go Lap­pi no co­men­zó lo bien que se es­pe­ra­ba y en el pri­mer tra­mo se sa­lió y tu­vo que aban­do­nar. Tä­nak, sin ne­ce­si­dad de arries­gar, con­tro­ló los tiem­pos y se pre­pa­ró pa­ra ganar el Power Sta­ge co­mo así hi­zo pa­ra su­mar más pun­tos que le acer­quen a la ca­be­za del Mun­dial. Porque Neu- vi­lle tu­vo una san­gría de pun­tos des­pués de su mal ini­cio y so­lo pu­do aca­bar no­veno, mien­tras que Ogier no es­tu­vo a gus­to con la nue­va sus­pen­sión y el es­pec­ta­cu­lar pa­que­te ae­ro­di­ná­mi­co de su Ford Fies­ta, así que so­lo pu­do ter­mi­nar quin­to, des­pués de que el equi­po hi­cie­ran pe­na­li­zar a Su­ni­nen (or­de­na­ron re­gis­trar­se tar­de en el con­trol a úl­ti­ma ho­ra, in­cu­rrien­do en una pe­na­li­za­ción de 20 se­gun­dos) que ha­bía com­ple­ta­do un buen rall­ye.

A pe­sar de to­do ello, Neuville sigue li­de­ran­do el Cam­peo­na­to, pe­ro Tä­nak se une a la fies­ta y pue­de dar gue­rra de ca­ra a fin de año. No en vano lle­ga el rall­ye de Ale­ma­nia don­de el es­to­nio ga­nó el año pa­sa­do. Es­pe­re­mos que ha­ya un Hyun­dai pi­lo­ta­do por un es­pa­ñol quien se lo im­pi­da. Porque Sor­do vuel­ve al Mun­dial y lo ha­ce en el rall­ye don­de ga­nó en el año 2013.

OST­BERG FUE EL ÚNI­CO QUE INQUIETÓ UN PO­CO A TÄ­NAK CON UN CI­TROËN C3 QUE SE COM­POR­TÓ DE MA­RA­VI­LLA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.