LA LEY DEL MÁS FUER­TE

HA­MIL­TON DE­MOS­TRÓ SER EL MÁS FUER­TE EN TIE­RRAS FRAN­CE­SAS. DES­PUÉS DE DOS GRAN­DES PRE­MIOS DON­DE NO PU­DO BRI­LLAR, LE TOCABA HA­CER­LO EN ES­TA NUE­VA PIS­TA DE PAUL RI­CARD. Y LO HA HE­CHO A LO GRAN­DE.

Automovil - - REPORTAJE - Tex­to: Juan Ig­na­cio Eguiara. Fotos: Ima­go.

Si en to­dos los Gran­des Pre­mios el des­pis­te con los neu­má­ti­cos es ge­ne­ral, en es­te nue­vo cir­cui­to de Paul Ri­card to­da­vía más. Mu­cho aga­rre y tres com­pues­tos des­de el Blan­do has­ta el Ul­tra­blan­do, pa­san­do por el Su­per­blan­do. Al fi­nal se re­sol­vió to­do a una pa­ra­da, co­mo ca­si siem­pre. Aun­que el fes­ti­val de to­ques que se vi­vió en la pri­me­ra cur­va pro­vo­có que mu­chos en­tra­ran en ese mo­men­to y pu­sie­sen el com­pues­to más du­ro pa­ra in­ten­tar lle­gar has­ta el fi­nal. No lo con­si­guie­ron, porque en la vuelta cua­ren­ta las go­mas di­je­ron bas­ta y tu­vie­ron que en­trar a cam­biar­las —Stroll no lo hi­zo y re­ven­tó la iz­quier­da de­lan­te­ra—. En­tre ellos es­ta­ba Vet­tel, que sa­lía ter­ce­ro des­pués de unos en­tre­nos com­pli­ca­dos pa­ra los Fe­rra­ri, mien­tras los Mer­ceds co­pa­ban la pri­me­ra fi­la.

Pues en la arran­ca­da Vet­tel sa­lió con los Ul­tra­blan­dos me­jor que nadie, pe­ro se vió fre­na­do por Ha­mil­ton, que no se mo­vió de su si­tio y por Bot­tas que no le de­jó abrir­se a la de­re­cha. Re­sul­ta­do, que apu­ran­do la fre­na­da se lle­vó por de­lan­te al fin­lan­dés. Tu­vie­ron que en­trar en boxes a cam­biar los des­per­fec­tos y la ca­rre­ra se les ha­bía arrui­na­do. Pu­sie­ron el com­pues­to más du­ro e in­ten­ta­ron aca­bar así, pe­ro no lo lo­gra­ron. Porque ha­bía que ata­car y las re­mon­ta­das fue­ron co­lo­sa­les. So­bre to­do la de Vet­tel que vein­te vuel­tas se co­lo­có quin­to. Pe­ro tenía ya una san­ción de 5” por los in­ci­den­tes que pro­vo­có en la sa­li­da.

La ca­rre­ra por de­lan­te era plá­ci­da pa­ra Ha­mil­ton, que se li­bró de to­do el fo­llón de la sa­li­da y so­lo tu­vo que con­tro­lar la ca­rre­ra con un co­che cla­ra­men­te su­pe­rior. Porque le per­se­guía Vers­tap­pen, que es­ta vez su­po sa­car par­ti­do de los in­ci­den­tes de la arran­ca­da y se co­lo­có se­gun­do pa­ra no aban­do­nar ese pues­to en to­da la prue­ba. Y lo más sor­pren­den­te de to­do fue ver a Car­los Sainz ter­ce­ro con se Re­nault. Hi­zo unos en­tre­nos bue­nos pe­ro la sa­li­da la bor­dó apro­ve­chan­do los to­ques de la pri­me­ra cur­va. Aun­qeu era una po­si­ción irreal porque en­se­gui­da los co­ches más rá­pi­dos de Ric­ciar­do y Raik­ko­nen le su­pe­raron. Pe­ro con una con­sis­ten­cia ex­ce­len­te es­ta­ba sex­to a fal­ta de dos vuel­tas, pe­ro se que­dó sin la ener­gía eléc­tri­ca y, por tan­to, sin po­ten­cia, así que se vio su­pe­ra­do en los úl­ti­mos ins­tan­tes por Mag­nus­sen y Bot­tas. És­te úl­ti­mo tam­bién reali­zó una gran re­mon­ta­da, aun­que menos es­pec­ta­cu­lar que la de Vet­tel y la que se pre­su­mía con un Mer­ce­des. Pe­ro pa­re­ce que el co­che es­ta­ba más to­ca­do de lo que pen­sá­ba­mos.

En el la­do opues­to es­ta­ba Alon­so. Que to­do el fin de se­ma­na su­frió mu­cho y no pa­so ni de la Q1. Lue­go en ca­rre­ra es­tu­vo en po­si­cio­nes re­tra­sa­das, sin nin­gu­na op­ción de na­da y al fi­nal, en la úl­ti­ma vuelta, tu­vo que aban­do­nar por un pro­ble­ma en la sus­pen­sión. Re­sul­ta­do un Gran Pre­mio pa­ra ol­vi­dar, tan­to él co­mo su equi­po, que es­tá en­vuel­to en po­lé­mi­cas por sus ma­los resultados. No es nor­mal que un equi­po de la ta­lla de McLa­ren es­té en las po­si­cio­nes don­de es­tá, cuan­do es­ta­mos asis­tien­do a ac­tua­cio­nes de Sau­ber, el equi­po más po­bre de la pa­rri­lla, que ha lo­gra­do me­ter­se en la Q3 y en­trar en los pun­tos. Eso lo lo­gró la re­ve­la­ción del año Lec­lerc. El pi­lo­to mo­ne­gas­co cua­jó una actuación bri­llan­tí­si­ma y se es­tá ga­nan­do a pul­so que el año pró­xi­mo le suban al Fe­rra­ri de Raik­ko­nen. El fin­lan­dés es­ta vez sí tu­vo suer­te y lo­gró su­bir­se al po­dium, al go que no ha­cía des­de Azer­bai­yán.

LA SA­LI­DA DE­JÓ A VET­TEL FUE­RA DE JUEGO Y PU­SO EN BAN­DE­JA LA VIC­TO­RIA A HA­MIL­TON CON UN MER­CE­DES IN­TRA­TA­BLE EN ES­TA NUE­VA PIS­TA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.