ATA­QUE A LA ES­TRE­LLA

NA­DA PO­DÍA PRE­DE­CIR QUE MER­CE­DES SAL­DRÍA TAN TOCADA DE UN GRAN PRE­MIO QUE PA­RE­CÍA DO­MI­NA­BAN SUS CO­CHES. HA­MIL­TON PIER­DE EL LI­DE­RA­TO Y POR VEZ PRI­ME­RA EN MU­CHOS ME­SES SUS DOS CO­CHES NO TER­MI­NAN UNA CA­RRE­RA. LA OTRA CA­RA DE LA MO­NE­DA FUE PA­RA RED BULL EN SU

Automovil - - REPORTAJE - Tex­to: Juan Ig­na­cio Eguiara. Fo­to: Ima­go.

Pa­re­ce que cuan­do los dos Mer­ce­des aban­do­nan un Gran Pre­mio, el des­ti­na­do a ga­nar­lo es Max Vers­tap­pen. To­dos nos acor­da­mos de la pri­me­ra vic­to­ria del ho­lan­dés, en aquel G.P. de España de 2016, cuan­do aca­ba­ba de su­bir al Red Bull pro­ve­nien­te de To­ro Ros­so y se apro­ve­chó de un in­ci­den­te ca­tas­tró­fi­co que lle­vó a los dos mo­no­pla­zas de la fir­ma de la es­tre­lla, con Ros­berg y Ha­mil­ton ju­gán­do­se el Mun­dial, es­tre­lla­dos. Pues bien, des­de en­ton­ces, Mer­ce­des nun­ca ha­bía su­fri­do el aban­dono de sus dos mo­no­pla­zas. Y ha su­ce­di­do en es­te fin de se­ma­na en Aus­tria. Tam­bién sa­lían los dos Mer­ce­des en la pri­me­ra lí­nea, co­mo en aquel GP de España, pe­ro es­ta vez no fue por un cho­que en­tre am­bos. Es­ta vez se de­bió a al­go que no nos tie­ne acos­tum­bra­dos el equi­po de Brac­kley, a fal­ta de fia­bi­li­dad. El pri­me­ro en aban­do­nar fue Bot­tas en la vuelta 14 por fal­ta de pre­sión hi­dráu­li­ca que le im­pe­día cam­biar de mar­cha. Es­ta­ba se­gun­do en ese mo­men­to des­pués de ha­ber des­per­di­cia­do la po­le que ha­bía lo­gra­do bri­llan­te­men­te el sá­ba­do. Pe­ro una mala sa­li­da le lle­vo a po­ner­se por un mo­men­to cuar­to, aun­que pron­to se re­cu­pe­ró y se co­lo­có se­gun­do de­trás de su com­pa­ñe­ro Ha­mil­ton que sí apro­ve­chó me­jor la arran­ca­da. Pa­re­cía que te­nían con­tro­la­da la ca­rre­ra los dos Mer­ce­des y que se­ría un pa­seo mi­li­tar, pe­ro el aban­dono del fin­lan­dés tu­vo otra con­se­cuen­cia, y fue la del Sa­fety Car Vir­tual. En Mer­ce­des de­ja­ron en pis­ta a Ha­mil­ton porque su es­tra­te­gia de mon­tar go­mas más du­ras en el ini­cio de la ca­rre­ra no coin­ci­día con un Sa­fety tan tem­pra­ne­ro. Pe­ro sus ri­va­les sí que en­tra­ron y ahí es­tu­vo el error. Porque el bri­tá­ni­co no pu­do ha­cer hue­co a sus ri­va­les y en su pa­ra­da se lo “co­mie­ron”. Sa­lió en­tre los dos Fe­rra­ri en la po­si­ción 4º. Vers­tap­pen se co­lo­ca­ba pri­me­ro y po­día ganar la ca­rre­ra, co­mo así su­ce­dió. Aun­que fal­ta­ba mu­cha ca­rre­ra y la gestión de los neu­má­ti­cos fue fun­da­men­tal. El blis­te­ri­ng cau­só es­tra­gos de­bi­do a que la ca­rre­ra se ce­le­bró con sol y al­tas tem­pe­ra­tu­ras. So­bre to­do en los Mer­ce­des —o me­jor di­cho en el Mer­ce­des— y en los Red Bull, en cuan­to a los equi­pos de ca­be­za —porque Sainz tam­bién su­frió con es­te pro­ble­ma—. Los Fe­rra­ri no su­frie­ron es­te pro­ble­ma y es­tu­vie­ron al ace­cho to­da la ca­rre­ra. Con los pa­pe­les cam­bia­dos es­ta vez, porque Raik­ko­nen sa­lía ter­ce­ro, ya que Vet­tel fue san­cio­na­do con tres po­si­cio­nes, es de­cir, en sex­ta po­si­ción. La ca­rre­ra del ale­mán fue a re­mol­que, aun­que se be­ne­fi­ció de las cir­cuns­tan­cias y aca­bó ter­ce­ro de­trás de su com­pa­ñe­ro de equi­po. Un Raik­ko­nen que ya se ve fue­ra del equi­po ante la lle­ga­da del ta­len­to Lec­lerc pa­ra el pró­xi­mo año. Pe­ro lo peor es­ta­ba por lle­gar pa­ra Ha­mil­ton, que su­frió de blis­te­ri­ng an­tes de lo pre­vis­to y cam­bió de go­mas otra vez. Esto le lle­vó de­trás de Ric­ciar­do que ac­to se­gui­do tam­bién aban­do­nó por pro­ble­mas de mo­tor. Pe­ro en la vuelta 62, Ha­mil­ton se que­da sin po­ten­cia por un pro­ble­ma con la bom­ba de ga­so­li­na y se re­ti­ra. De­jan­do el mun­dial a fa­vor de Vet­tel que le ade­lan­ta por un pun­to. En cuan­to a los es­pa­ño­les, Sainz su­frió con la de­gra­da­ción de las go­mas y porque el mo­tor Re­nault po­día dar pro­ble­mas des­pués del aban­dono de su com­pa­ñe­ro Hul­ken­berg a las pri­me­ras de cam­bio. Pe­ro Alon­so, que sa­lía des­de los boxes, re­mon­tó gra­cias a to­dos esos pro­ble­mas por de­lan­te y no so­lo se me­tió en los pun­tos, sino que al­can­zó na­da menos que la 8ª po­si­ción. Otros co­ches des­ta­ca­bles fue­ron los Haas, con un Gros­jean que ter­mi­nó 4º.

CUAR­TA VIC­TO­RIA DE VERS­TAP­PEN EN LA F1 Y ES EL TER­CER PO­DIUM CON­SE­CU­TI­VO DEL HO­LAN­DÉS ES­TA TEMPORADA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.