AGUAR LA FIES­TA

CUAN­DO TO­DO PA­RE­CÍA QUE HA­MIL­TON IBA A TE­NER UN FIN DE SE­MA­NA DE EN­SUE­ÑO EN SU CA­SA, TO­DO SE LE TORCIÓ EN LA SA­LI­DA. VET­TEL LO APRO­VE­CHÓ VENCIENDO EN LA PIS­TA DEL ENEMI­GO, AUN­QUE TO­DOS RE­COR­DA­RE­MOS LA GRAN RE­MON­TA­DA DEL PI­LO­TO DE MER­CE­DES.

Automovil - - REPORTAJE - Tex­to: Juan Ig­na­cio Eguiara. Fotos: Ima­go.

Ha­mil­ton y Mer­ce­des te­nían que reac­cio­nar. Y qué me­jor que la pis­ta de ca­sa, la que me­jor co­no­ce Ha­mil­ton, la que me­jor se le da a los mo­no­pla­zas de Brac­kley y don­de la afición es­tá com­ple­ta­men­te en­tre­ga­da. El an­te­rior Gran Pre­mio no pun­tua­ron las fle­chas de pla­ta y Vet­tel se les ha­bía subido a las bar­bas. En Sil­vers­to­ne los Fe­rra­ri fue­ron to­do el fin de se­ma­na sor­pren­den­te­men­te bien. Ca­si a la al­tu­ra de los Mer­ce­des. Pe­ro la maes­tría de Ha­mil­ton lo­gró la po­le y, por tan­to, un bi­lle­te ha­cia la vic­to­ria del do­min­go.

Pe­ro pa­ra ello hay que ha­cer una sa­li­da en con­di­cio­nes y el pi­lo­to bri­tá­ni­co no lo hi­zo. Le ga­nó la par­ti­da no so­lo Vet­tel, sino has­ta su com­pa­ñe­ro de equi­po que sa­lía cuar­to. Pe­ro eso no fue lo peor. Porque en el ba­ru­llo de esa sa­li­da, Raik­ko­nen le to­có y le de­jo a co­la de pe­lo­tón. El fin­lan­dés fue pe­na­li­za­do con 10 se­gun­dos, pe­ro Ha­mil­ton tenía, en prin­ci­pio, la ca­rre­ra arrui­na­da. Pe­ro la re­mon­ta­da fue de las que ha­cen épo­ca y se pu­so a ade­lan­tar lle­van­do un mi­sil en las ma­nos. Cuan­do hi­zo la pri­me­ra pa­ra­da, sa­lió sex­to. La hi­zo de los úl­ti­mos, ju­gan­do a otra es­tra­te­gia que los de­más, pe­ro se vio be­ne­fi­cia­do por un sa­fety car por el ac­ci­den­te de Erics­son. Cir­cuns­tan­cia que apro­ve­chan ca­si to­dos pa­ra en­trar y cam­biar otra vez de neu­má­ti­cos (ya ha­bían rea­li­za­do la pa­ra­da to­dos). Así los Fe­rra­ri y los Red Bull vuel­ven a co­lo­car el com­pues­to más blan­do, miens­tras lo­sMer­ce­des se que­dan con la go­ma más du­ra, la in­ter­me­dia, ade­más de es­tar más des­gas­ta­da. Bot­tas li­de­ra por tan­to la ca­rre­ra, con un Vet­tel que le ace­cha con me­jo­res go­mas. No pu­do aguan­tar la pre­sión y se vio ade­lan­ta­do. Pe­ro Ha­mil­ton sí que lo­gró aguan­tar el rit­mo, tam­bién pa­só a su com­pa­ñe­ro de equi­po, y si­guió la es­te­la del pi­lo­to ale­mán. Aun­que in­ten­tar al­can­zar­le y pa­sar­le era una en­te­le­quia. Pe­ro al fi­nal aca­bó se­gun­do, una po­si­ción im­pen­sa­ble des­pués de có­mo ha­bía co­men­za­do la ca­rre­ra.

Vet­tel ga­na y co­ge dis­tan­cia en el cam­peo­na­to. Lle­ga­ba a In­gla­te­rra con un pun­to de ventaja y se va con 8. No es mu­cho, pe­ro es un buen bo­tín te­nien­do en cuen­ta que en Sil­vers­to­ne, los Mer­ce­des ve­nían dis­pues­tos a arra­sar.

En cuan­to a los es­pa­ño­les es­tá la ca­ra y la cruz. Alon­so por fin vi­vió un buen fin de se­ma­na de­lan­te de la afición de McLa­ren. En en­tre­nos no son rá­pi­dos, pe­ro lue­go en ca­rre­ra el mo­no­pla­za de Wo­king se com­por­tó de ma­ra­vi­lla. El es­pa­ñol reali­zó una ca­rre­ra im­pe­ca­ble y apro­ve­chó to­das sus opor­tu­ni­da­des con los sa­fety cars. Lo­gró aca­bar oc­ta­vo, una po­si­ción que por pres­ta­cio­nes no le co­rres­pon­de. Por el con­tra­rio Sainz tu­vo un fin de se­ma­na desas­tro­so. Por vez pri­me­ra en en­tre­nos no pa­só de la Q1. Y aun­que hi­zo una sa­li­da es­pec­ta­cu­lar y una ca­rre­ra es­plén­di­da con el po­ten­cial de su Re­nault, que su­fría mu­cho en las cur­vas rá­pi­das de Sil­vers­to­ne, pa­sa­do el ecua­dor de la ca­rre­ra le to­có Gros­jean en un ade­lan­ta­mien­to y los dos se tu­vie­ron que re­ti­rar.

En cuan­to a los Red Bull es­tu­vie­ron menos com­pe­ti­ti­vos que en otros cir­cui­tos. Ve­nían de ganar y de ha­cer bue­nas ac­tua­cio­nes, pe­ro en In­gla­te­rra se com­pro­bó que no tenía ve­lo­ci­dad pun­ta su­fi­cien­te la com­bi­na­ción del mo­tor y la ae­ro­di­ná­mi­ca, así que nun­ca es­tu­vie­ron en po­si­bi­li­dad de com­pe­tir por la ca­rre­ra. Aun­que Vers­tap­pen lo in­ten­tó con ac­cio­nes de au­tén­ti­co ge­nio.

VET­TEL GA­NÓ EN CA­SA DEL ENEMI­GO Y RE­FUER­ZA SU PO­SI­CIÓN DE CA­RA A GANAR EL CAM­PEO­NA­TO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.