KIA SPORTAGE MILD HYBRID

Autopista - - ESTA SEMANA -

Un dis­po­si­ti­vo eléc­tri­co sus­ti­tu­ye al al­ter­na­dor tra­di­cio­nal op­ti­mi­zan­do la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca y ele­van­do el agra­do de con­duc­ción.

De to­dos los cam­bios que es­tre­na el re­no­va­do Sportage, hay uno que no se ve, pe­ro se de­ja sen­tir en es­ta po­de­ro­sa ver­sión Die­sel: un dis­po­si­ti­vo eléc­tri­co que sus­ti­tu­ye al al­ter­na­dor tra­di­cio­nal, que op­ti­mi­za la Efi­CIEN­CIA ENER­Gé­TI­CA Y RE­fiNA EN CIER­TOS MO­MEN­TOS SU AGRA­DO DE CON­DUC­CIóN.

DES­DE QUE A FI­NA­LES DEL PA

sa­do si­glo los Die­sel re­vo­lu­cio­na­ron el par­que au­to­mo­vi­lís­ti­co, nun­ca han es­ta­do tan en­tre­di­cho co­mo has­ta aho­ra, a pe­sar de su in­cues­tio­na­ble efi­cien­cia re­fle­ja­da en sus ba­jos con­su­mos. Pe­ro los ri­gu­ro­sos con­tro­les so­bre las emi­sio­nes de es­ca­pe los han pues­to en el dis­pa­ra­de­ro. O eso pa­re­ce. No son po­cas la mar­cas que es­tán de­jan­do de ofre­cer me­cá­ni­cas de ga­só­leo y otras tan­tas que han anun­cia­do que ya no se­gui­rán evo­lu­cio­nan­do sus Die­sel ac­tua­les; co­mo tam­bién hay ca­sos en los que un nue­vo gi­ro de tuer­ca con­fir­man su va­li­dez.

En el re­no­va­do Sportage, Kia ha evo­lu­cio­na­do su mo­tor 2.0 CRDI sus­ti­tu­yen­do el al­ter­na­dor con­ven­cio­nal por un dis­po­si­ti­vo eléc­tri­co que pue­de ope­rar co­mo al­ter­na­dor, co­mo mo­tor de arran­que del sis­te­ma Stop&Start y co­mo mo­tor “pro­pul­sor”, ayu­dan­do a gi­rar con una po­ten­cia de has­ta 16 CV al pro­pio 2.0 CRDi de 185 CV. Es­te ti­po de al­ter­na­dor re­ver­si­ble co­mo tal no es nue­vo. PSA los ha uti­li­za­do has­ta ha­ce muy po­co en cier­tos mo­de­los Ci­troën y Peu­geot y si bien el fun­cio­na­mien­to de sus dis­po­si­ti­vos Stop&Start re­sul­ta­ba ex­qui­si­to por la in­su­pe­ra­ble sua­vi­dad y ra­pi­dez con que aco­me­tían es­tos epi­so­dios que tan­to pue­den in­co­mo­dar y des­con­cer­tar en los re­pe­ti­ti­vos pro­ce­sos de pa­ra­da y arran­que que sur­gen en una con­ges­tio­na­da con­duc­ción ur­ba­na, ha aban­do­na­do es­ta tec­no­lo­gía por su al­to cos­te. A pos­te­rio­ri, Su­zu­ki evo­lu­cio­nó es­te con­cep­to con su sis­te­ma SHVS (el al­ter­na­dor ayu­da­ba a gi­rar pun­tual­men­te al mo­tor tér­mi­co), mis­mo prin­ci­pio que el pro­pues­to aho­ra por Kia. Pe­ro el Gru­po co­reano (Hyun­dai tam­bién lo uti­li­za en su re­no­va­do Tuc­son) lo ha im­ple­men­ta­do con un sis­te­ma eléc­tri­co pa­ra­le­lo con su pro­pia ba­te­ría de li­tio de 48 vol­tios, al mar­gen del de 12 vol­tios y su ba­te­ría con­ven­cio­nal pa­ra el res­to de los equi­pos del vehícu­lo, que le ase­gu­ra una ma­yor po­ten­cia eléc­tri­ca y por tan­to efi­cien­cia ener­gé­ti­ca (Au­di tam­bién ofre­ce un sis­te­ma si­mi­lar con es­que­ma eléc­tri­co in­de­pen­dien­te de 48 vol­tios.) ¿Es­ta­mos en­ton­ces an­te un mo­de­lo hí­bri­do? Teó­ri­ca­men­te sí, pe­ro re­ba­ja­do a la ca­te­go­ría de “mild hybrid” por su muy con­cre­ta apor­ta­ción eléc­tri­ca y has­ta cier­to pun­to sen­ci­llez. Lo ma­lo del Sportage es que mien­tras Su­zu­ki y Au­di han con­se­gui­do eti­que­tar co­mo ECO a sus “mild hybrid”, equi­pa­rán­do­se a los híbridos con­ven­cio­na­les con los be­ne­fi­cios que es­to con­lle­va, Kia no ha po­di­do o sa­bi­do. Lo bueno, es el gran mo­tor Die­sel que tie­ne.

MÁS QUE UN STOP&START. A prio­ri na­da te ad­vier­te de lo que es­con­de el Sportage Mild Hybrid. La pues­ta en mar­cha de su mo­tor des­de el bo­tón de con­tac­to es res­pon­sa­bi­li­dad del mo­tor de arran­que con­ven­cio­nal. Su 2.0 CRDi se sien­te to­do lo agra­da­ble y sol­ven­te que pue­des es­pe­rar de un mo­tor dis­cre­to de rui­do y vi­bra­cio­nes y que ofre­ce un em­pu­je des­de muy ba­jo ré­gi­men muy bueno. Si no se­lec­cio­nas en el cua­dro de re­lo­jes el grá­fi­co que in­di­ca el fun­cio­na­mien­to de su sis­te­ma MHSG (MildHy­brid Star­ter-Ge­ne­ra­tor), no adi­vi­na­rías que su al­ter­na­dor su­ma po­ten­cia pun­tual­men­te en mo­men­tos muy con­cre­tos, so­bre to­do a muy ba­jas vuel­tas y sua­ve ace­le­ra­ción, o pi­san­do a fon­do el ace­le­ra­dor. De he­cho, pa­sa to­tal­men­te des­aper­ci­bi­do cuan­do ya de por sí el pro­pio el 2.0 CRDi re­sul­ta ro­tun­do em­pu­jan­do, has­ta el pun­to que el pro­pio in­di­ca­dor de mar­cha ade­cua­da te su­gie­re con­du­cir el Sportage en 6ª a 1.200 rpm (65 km/h)… sin una so­la que­ja y bue­nas re­ser­vas de ace­le­ra­ción des­de ahí mis­mo. Don­de no hay du­da que es­te Sportage es di­fe­ren­te es cuan­do suel­tas el ace­le­ra­dor. En

EL STOP&START RE­SUL­TA SO­BER­BIO, PE­RO NO SIEM­PRE SE AC­TI­VA EN SI­MI­LA­RES SI­TUA­CIO­NES, AUN CON BA­TE­RÍA PRO­PIA DE 48 VOL­TIOS

FA­MI­LIAR Ba­jo la de­por­ti­va ima­gen ex­te­rior, el Sportage ofre­ce una ha­bi­tácu­lo am­plio y có­mo­do. GT LI­NE El Mild-Hybrid re­ci­be el aca­ba­do GT Li­ne, con aca­ba­dos de ca­li­dad y mu­cho equi­pa­mien­to de se­rie. El Sportage es un buen re­fle­jo del gran ni­vel al­can­za­do por Kia.

OP­TI­MI­ZA­DO Aun muy le­jos de ser un hí­bri­do con­ven­cio­nal, el sis­te­ma MHSG aso­cia­do al mo­tor 2.0 CRDi op­ti­mi­za es­pe­cial­men­te su ren­di­mien­to en ciu­dad.

IN­VER­SOR En el cua­dro de re­lo­jes pue­de apre­ciar cuan­do fun­cio­na co­mo pro­pul­sor (mo­men­tos muy pun­tua­les) o co­mo ge­ne­ra­dor ( con­ti­nua­men­te en des­ace­le­ra­ción y fre­na­da) el sis­te­ma MHSG. HU­MOS "LIM­PIOS" Adop­ta un sis­te­ma de eli­mi­na­ción de NOx por Ad­blue.

DOS BA­TE­RÍAS La ba­te­ría de li­tio del sis­te­ma MHSG se ubi­ca en la ba­se del ma­le­te­ro y le res­ta 70 li­tros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.