EL SEC­TOR DE AU­TO­MO­CIÓN EN LA CO­MU­NI­DAD VA­LEN­CIA­NA

AutoRevista - - Opinión -

De to­dos es co­no­ci­do que la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na ex­por­ta a mul­ti­tud de mer­ca­dos sus na­ran­jas de ex­ce­len­te ca­li­dad, su ce­rá­mi­ca o cal­za­do de di­se­ño. Lo que pue­de que no nos ima­gi­ne­mos es que los vehícu­los y com­po­nen­tes pa­ra el au­to­mó­vil que se fa­bri­can y ex­por­tan des­de la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na ge­ne­ran un vo­lu­men de ex­por­ta­ción ma­yor que los tres sec­to­res jun­tos an­te­rior­men­te ci­ta­dos y tan tra­di­cio­nal­men­te re­la­cio­na­dos con el ca­rác­ter de nues­tra co­mu­ni­dad. En los dos úl­ti­mos ejer­ci­cios se han al­can­za­do ci­fras ré­cord de pro­duc­ción, lle­gán­do­se a ca­si do­blar las con­se­gui­das en 2014. Si nos pre­gun­ta­mos a qué ha si­do de­bi­do es­te des­pun­te, se­gu­ra­men­te en­con­tra­ría­mos mul­ti­tud de res­pues­tas. En­tre ellas po­dría­mos nom­brar la ex­ce­len­cia pro­duc­ti­va de nues­tras py­mes, la pro­fe­sio­na­li­za­ción del sec­tor, la con­fian­za de gran­des mul­ti­na­cio­na­les y, sin du­da, la in­no­va­ción y es­pe­cia­li­za­ción tec­no­ló­gi­ca que re­dun­da en la al­ta com­pe­ti­ti­vi­dad de las em­pre­sas del sec­tor. Pa­ra im­ple­men­tar con éxi­to es­ta es­tra­te­gia de cre­ci­mien­to, las em­pre­sas han con­ta­do con el apo­yo de Uni­ver­si­da­des y Cen­tros Tec­no­ló­gi­cos de los que jus­ta­men­te en la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na te­ne­mos un nu­tri­do aba­ni­co agru­pa­dos en REDIT. AIMPLAS, co­mo cen­tro es­pe­cia­li­za­do en el sec­tor del plás­ti­co, acom­pa­ña al sec­tor de la au­to­mo­ción en aque­llas in­no­va­cio­nes que su­po­nen me­jo­ras de ca­li­dad y eco­nó­mi­cas en sus desa­rro­llos, pro­ce­sos y pie­zas fa­bri­ca­das en ma­te­ria­les plás­ti­cos. En el sec­tor de la au­to­mo­ción es ca­da vez más pa­ten­te la pre­sen­cia de pie­zas y ma­te­ria­les plás­ti­cos en los vehícu­los. En los úl­ti­mos años los plás­ti­cos han sus­ti­tui­do a otros ma­te­ria­les tra­di­cio­nal­men­te uti­li­za­dos co­mo el me­tal e in­clu­so el vi­drio. Los por­cen­ta­jes ac­tua­les es­tán en torno al 12-15% res­pec­to al pe­so to­tal del vehícu­lo y el in­te­rior del ha­bi­tácu­lo con­cen­tra al­re­de­dor de un 60%. Las prin­ci­pa­les ra­zo­nes de es­te au­men­to en el uso de ma­te­ria­les plás­ti­cos las en­con­tra­mos en­ten­dien­do las pro­pie­da­des sin­gu­la­res de es­tos ma­te­ria­les: gran re­sis­ten­cia a la co­rro­sión y al ata­que quí­mi­co; son ex­ce­len­tes ais­lan­tes tér­mi­cos, eléc­tri­cos y acús­ti­cos; ab­sor­ben de­for­ma­cio­nes con fa­ci­li­dad en pe­que­ños im­pac­tos: y pue­den re­ci­clar­se ha­cien­do que las pie­zas sean de por sí fuen­te de ma­te­rias pri­mas re­uti­li­za­bles cuan­do el vehícu­lo lle­ga a su fin de vi­da útil. La in­no­va­ción que su­po­ne la in­clu­sión de ma­te­ria­les bio­de­gra­da­bles, pro­ve­nien­tes de fuen­tes re­no­va­bles, más re­sis­ten­tes al fue­go, más li­ge­ros, con me­nos olor, adi­ti­va­dos con na­no­tec­no­lo­gía, etc, son so­lu­cio­nes tan­to pa­ra vehícu­los tra­di­cio­na­les co­mo pa­ra el co­che hí­bri­do, eléc­tri­co o in­clu­so pa­ra el vehícu­lo au­tó­no­mo. Se ave­ci­nan pro­fun­dos cam­bios tec­no­ló­gi­cos que, aun­que de im­plan­ta­ción pro­gre­si­va, van a dar lu­gar a la apa­ri­ción en nues­tras ca­rre­te­ras a co­ches sin con­duc­tor, al­ta­men­te per­so­na­li­za­bles y con au­to­no­mías prác­ti­ca­men­te igua­les a las que tie­ne el vehícu­lo tra­di­cio­nal de com­bus­tión. En lo que res­pec­ta a la for­ma de pro­du­cir, el úl­ti­mo de los re­tos a los que ha­ce fren­te el sec­tor es el de la In­dus­tria 4.0 o el po­der so­por­tar los cam­bios que con­lle­va una in­ter­co­ne­xión to­tal en­tre to­dos los me­dios de pro­duc­ción, los pro­ce­sos y los re­cur­sos de una em­pre­sa. In­dus­tria 4.0 no es de­fi­ni­ción que se pue­da im­ple­men­tar en cual­quier em­pre­sa de cual­quier sec­tor in­dus­trial de una for­ma fá­cil y rá­pi­da. Pa­sa­rá no so­lo por con­tar con una in­nu­me­ra­ble nu­be de da­tos sino por ex­traer la in­for­ma­ción ne­ce­sa­ria de di­chos da­tos pa­ra ha­cer más com­pe­ti­ti­vo el pro­duc­to fa­bri­ca­do. AIMPLAS se po­si­cio­na nue­va­men­te co­mo re­fe­ren­cia en es­ta ma­te­ria pa­ra ayu­dar a las em­pre­sas a no per­der el tren de la hi­per­co­nec­ti­vi­dad me­dian­te el aná­li­sis y ges­tión de sis­te­mas de in­te­li­gen­cia com­pe­ti­ti­va, la au­to­ma­ti­za­ción de pro­ce­sos de trans­for­ma­ción, el aná­li­sis de da­tos en tiem­po real, los úl­ti­mos avan­ces en fa­bri­ca­ción adi­ti­va y en la si­mu­la­ción de pro­ce­sos o com­por­ta­mien­tos de nue­vos ma­te­ria­les..

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.