MER­CE­DES CLA­SE A

La cuar­ta ge­ne­ra­ción de la Cla­se A ga­na en ca­li­dad y com­por­ta­mien­to, pe­ro so­bre to­do, gra­cias a su no­ve­do­so sis­te­ma multimedia MBUX, per­mi­te al con­duc­tor re­la­cio­nar­se con el co­che de una for­ma muy di­fe­ren­te.

Autovía - - SUMARIO - ________________________ MI­GUEL GAR­CÍA-VIDAL mgar­cia-vidal@mpib.es FO­TOS M. HELSING

Su es­té­ti­ca es con­ti­nuis­ta, con los nue­vos ras­gos de la fir­ma de la es­tre­lla, al tiem­po que cre­ce 12 cm de lon­gi­tud, 2 de an­chu­ra y uno de al­tu­ra. Pe­se a ello, su ha­bi­ta­bi­li­dad ape­nas me­jo­ra, con 3 cm que ga­na en an­chu­ra atrás co­mo prin­ci­pal apor­ta­ción. Su prin­ci­pal hán­di­cap es el me­nor es­pa­cio pa­ra las pier­nas atrás, que ade­más con una ban­que­ta en un plano muy ba­jo res­pec­to al sue­lo con­lle­va una pos­tu­ra de rodillas ex­ce­si­va­men­te ele­va­da. De­lan­te, la si­tua­ción es bien dis­tin­ta, con gran am­pli­tud, su­pe­rior ca­li­dad de ma­te­ria­les y con dos atrac­ti­vas pan­ta­llas di­gi­ta­les que pa­re­cen una so­la al com­par­tir cris­tal. De se­rie son de 7”, aun­que tam­bién po­de­mos en­con­trar la de la ins­tru­men­ta­ción a la iz­quier­da de 7 y la del sis­te­ma de in­foen­tre­te­ni­mien­to de 10,25” o am­bas de es­te ta­ma­ño. Es­tas úl­ti­mas sor­pren­den por su al­ta de­fi­ni­ción, ca­li­dad de grá­fi­cos,

ra­pi­dez en su res­pues­ta y la au­sen­cia de una ca­pi­lla o vi­se­ra, que no evi­ta al­gu­nos re­fle­jos pe­ro que se leen a la per­fec­ción ba­jo cual­quier con­di­ción lu­mí­ni­ca sin lle­gar a des­lum­brar por la no­che. Sus po­si­bi­li­da­des de con­fi­gu­ra­ción y per­so­na­li­za­ción son ca­si in­fi­ni­tas. La ins­tru­men­ta­ción se di­vi­de en tres zo­nas con­fi­gu­ra­bles in­de­pen­dien­te­men­te des­de tres bo­to­nes, uno de ellos ti­po «touch pad», em­pla­za­dos a la iz­quier­da del vo­lan­te de for­ma na­tu­ral e in­tui­ti­va. Y es que pa­re­ce men­ti­ra que pa­ra la can­ti­dad de po­si­bi­li­da­des que tie­ne se pue­da in­ter­ac­tuar tan fá­cil­men­te. Bas­tan po­cos mi­nu­tos pa­ra fa­mi­lia­ri­zar­se con el sis­te­ma. Lo mis­mo su­ce­de con los bo­to­nes a la de­re­cha del vo­lan­te pa­ra la pan­ta­lla del sis­te­ma de in­foen­tre­te­ni­mien­to, tam­bién con gran­des ca­pa­ci­da­des de re­pre­sen­ta­ción. Se pue­de ma­ne­jar des­de es­tos man­dos, la su­per­fi­cie tác­til em­pla­za­da en la con­so­la cen­tral, la pro­pia pan­ta­lla o me­dian­te ór­de­nes vo­ca­les gra­cias a su sis­te­ma de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, co­mo Si­ri de Ap­ple o Ale­xa de Ama­zon. Res­pon­de a la per­fec­ción a ór­de­nes con­cre­tas de na­ve­ga­ción o cli­ma­ti­za­ción, pe­ro no a su­ge­ren­cias que no sean di­rec­tas.

Con tac­to Mer­ce­des

Di­ná­mi­ca­men­te sor­pren­de su ex­ce­len­te ca­li­dad de ro­da­du­ra, pe­ro so­bre to­do com­pa­ra­do con el an­te­rior A por con­fort. Es cier­to que su ca­rro­ce­ría ba­lan­cea en cur­va más de lo pre­vis­to, pe­ro con una ac­ti­tud in­ta­cha­ble, sin mo­vi­mien­tos pa­rá­si­tos in­clu­so con ba­ches en pleno apo­yo. A al­ta ve­lo­ci­dad se sien­te ro­tun­do, con gran es­ta­bi­li­dad. La sus­pen­sión tra­se­ra pue­de ser de rue­das ti­ra­das por eje tor­sio­nal o in­de­pen­dien­te de ti­po mul­ti­bra­zo pa­ra las uni­da­des con amor­ti­gua­ción pi­lo­ta­da y/o llantas de 19”. Tam­bién con­ven­ce por su es­ta­bi­li­dad a al­ta ve­lo­ci­dad o agi­li­dad, con una di­rec­ción no muy rá­pi­da pe­ro sí pre­ci­sa.

El mo­tor Diesel es­tre­na tur­bo, in­yec­ción a ma­yor pre­sión, vo­lan­te de do­ble ma­sa y stop&start. Ya no se sien­te tan ca­ren­te de ba­jos, apor­ta ma­yor elas­ti­ci­dad y es­ti­ra has­ta 4.500 rpm. Su par no es muy ele­va­do, pe­ro cuen­ta con su­fi­cien­te agra­do de uso, con una res­pues­ta muy li­neal. No lle­ga al re­fi­na­mien­to del ga­so­li­na y trans­mi­te li­ge­ras vi­bra­cio­nes, pe­ro es­tá me­jor ais­la­do. A su agra­da­ble res­pues­ta con­tri­bu­ye, sin du­da, el nue­vo cam­bio au­to­má­ti­co de do­ble em­bra­gue, sua­ve en ma­nio­bras de apar­ca­mien­to y con gran ce­le­ri­dad en su res­pues­ta.

Por ca­li­dad de ro­da­du­ra y as­pec­to de ma­te­ria­les es­tá más cer­ca que nun­ca de las gran­des ber­li­nas de la mar­ca

La res­pues­ta de su mo­tor es muy li­neal y no apor­ta gran sen­sa­ción de po­de­río, pe­ro es el que me­jor ace­le­ra en­tre los de su po­ten­cia.

El di­se­ño, una evo­lu­ción del an­te­rior Cla­se A pe­ro con re­cur­sos de los úl­ti­mos Mer­ce­des, es lo que me­nos cam­bia en es­te van­guar­dis­ta A.

Con­ven­ce có­mo va, in­clu­so su mo­tor Diesel, de irri­so­rios con­su­mos, ga­na mu­chos en­te­ros; pe­ro lo que sor­pren­de es to­do lo que per­mi­te ha­cer des­de su pues­to de man­dos. Los asien­tos de­lan­te­ros de­por­ti­vos, con re­po­sa­ca­be­zas in­te­gra­do y ban­que­ta ex­ten­si­ble, son op­cio­na­les (315 €).

El mo­tor Diesel aho­ra se sien­te más re­fi­na­do, pe­ro su fun­cio­na­mien­to no al­can­za la ex­qui­si­tez de los ga­so­li­na de los A 200 y A 250.

POR M. GARCÍAVIDAL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.