PEUGEOT 308 1.5 BLUEHDI

El nue­vo mo­tor 1.5 BlueHDi se com­ple­men­ta a la per­fec­ción con el 308, apos­tan­do por la sua­vi­dad de mar­cha, el re­fi­na­mien­to y la efi­cien­cia. Tam­bién me­jo­ra en pres­ta­cio­nes res­pec­to al 1.6 BlueHDi, al que sus­ti­tu­ye.

Autovía - - SUMARIO - ______________________________________ PA­BLO MALLO pma­llo@mpib.es FO­TOS: IS­RAEL GARDYN

El que fue­ra Co­che del Año en Eu­ro­pa en 2014 ha ex­pe­ri­men­ta­do re­cien­te­men­te una pues­ta al día que se co­rres­pon­de con la mi­tad de su re­co­rri­do co­mer­cial. Con ella, ade­más de al­gu­nos cam­bios de di­se­ño su­ti­les —so­bre to­do en la pa­rri­lla y los pa­ra­cho­ques—, se han in­cor­po­ra­do va­rios ele­men­tos téc­ni­cos no­ve­do­sos, en­tre los que des­ta­can es­pe­cial­men­te una nue­va ca­ja de cam­bios au­to­má­ti­ca de 8 ve­lo­ci­da­des, fa­bri­ca­da por la fir­ma ja­po­ne­sa Ai­sin, así co­mo el nue­vo mo­tor 1.5 BlueHDi que ana­li­za­mos en es­tas pá­gi­nas. Es­te úl­ti­mo sus­ti­tu­ye al an­te­rior 1.6 BlueHDi, res­pec­to al que ga­na 10 CV. Al mis­mo tiem­po, re­ba­ja las emi­sio­nes de CO2 y las ci­fras de gas­to de com­bus­ti­ble ho­mo­lo­ga­das —aun­que en nues­tras me­di­cio­nes de con­su­mo real no ha si­do así—, ade­más de cum­plir con las pró­xi­mas nor­ma­ti­vas en ma­te­ria de emi­sio­nes con­ta­mi­nan­tes.

Me­jor res­pues­ta

La ca­ja de cam­bios ma­nual, con la que ve­nía equi­pa­da nues­tra uni­dad de prue­bas, tam­bién es nue­va y, al igual que el mo­tor, ha si­do di­se­ña­da me­dian­te un pro­ce­so to­tal­men­te di­gi­tal. Su ma­ne­jo es rá­pi­do y agra­da­ble, man­te­nien­do un tac­to de ac­cio­na­mien­to pre­ci­so, aun­que la di­fe­ren­cia más im­por­tan­te es que los desa­rro­llos se han acor­ta­do li­ge­ra­men­te. Es­to per­mi­te ga­nar cier­ta vi­ve­za res­pec­to al 1.6, que pe­na­li­za­ba en al­gu­nas me­di­cio­nes de pres­ta­cio­nes en com­pa­ra­ción con va­rios de sus ri­va­les, pre­ci­sa­men­te a cau­sa de unos desa­rro­llos muy lar­gos. A pe­sar de la ga­nan­cia sus­tan­cial de ren­di­mien­to, la en­tre­ga de po­ten­cia es tan li­neal que da la im­pre­sión de co­rrer me­nos de lo que sus 130 CV pro­me­ten, aun­que bas­ta echar un vis­ta­zo a las ci­fras ob­te­ni­das por nues­tro Cen­tro Téc­ni­co pa­ra co­rro­bo­rar lo con­tra­rio. En la ace­le­ra­ción de 0 a 100 km/h, por ejem­plo, los 9,78 se­gun­dos que ne­ce­si­ta­ba el 1.6 BlueHDi se han re­ba­ja­do has­ta 9,52. Más no­ta­ble aún es la me­jo­ra en los ade­lan­ta­mien­tos, con un pa­so de 80 a 120 km/h en 4ª de 7,75 se­gun­dos (an­tes 8,3 s), en 5ª de 10,08 se­gun­dos (an­tes 10,4 s) y en 6ª de 13,57, (an­tes 15,7 s). In­clu­so así, la 6ª si­gue sien­do prin­ci­pal­men­te de desaho­go, por lo que si que­re­mos apro­ve­char las bue­nas cua­li­da­des del mo­tor y ga­nar ve­lo­ci­dad con cier­to brío, con­vie­ne re­du­cir una o dos mar­chas. De es­te mo­do se apro­ve­cha el re­so­lu­ti­vo me­dio ré­gi­men del mo­tor, zo­na en la que la agu­ja del cuen­ta­vuel­tas avan­za con más sol­tu­ra. Por otro la­do, en con­duc­ción tran­qui­la es po­si­ble man­te­ner la me­cá­ni­ca por de­ba­jo de 2.000 rpm prác­ti­ca­men­te to­do el tiem­po, pues hay mu­cho par dis­po­ni­ble des­de po­co más allá de 1.000 rpm, com­bi­na­do con una gran in­me­dia­tez de res­pues­ta y una en­tre­ga de lo más pro­gre­si­va. Ape­nas se per­ci­ben vi­bra­cio­nes y el so­ni­do del mo­tor no resulta mo­les­to, pues ca­si no se es­cu­cha cuan­do cir­cu­la­mos a ve­lo­ci­dad man­te­ni­da. Úni­ca­men­te en ace­le­ra­cio­nes fuer­tes en las que nos aden­tra­mos en la zo­na me­dia del cuen­ta­vuel­tas, su so­ni­do co­bra cier­to pro­ta­go­nis­mo, pe­ro sin lle­gar a res­tar con­fort de mar­cha.

Di­ná­mi­co com­por­ta­mien­to

A ni­vel de bas­ti­dor resulta muy equi­li­bra­do, al­ta­men­te efi­caz en cur­va y con una gran es­ta­bi­li­dad li­neal a al­ta ve­lo­ci­dad, to­do ello sin sa­cri­fi­car con­fort de suspensiones. Al lí­mi­te la di­rec­ción no in­for­ma tan­to co­mo nos gus­ta­ría, pe­ro el 308 da mu­cha con­fian­za, ya que sus reac­cio­nes son fá­ci­les y pre­de­ci­bles, con un pa­so por cur­va muy na­tu­ral y una ca­rro­ce­ría muy bien su­je­ta, di­ría que me­nos suel­ta en ex­ten­sión que an­tes, al­go que ha­ce que su tac­to ge­ne­ral sea muy con­sis­ten­te. El tren de­lan­te­ro aguan­ta rit­mos al­tos sin re­chis­tar en tra­mos re­vi­ra­dos, mien­tras que el tra­se­ro le si­gue fiel­men­te, apor­tan­do una gran neu­tra­li­dad que pue­de trans­for­mar­se en un re­don­deo con­tro­la­do si le­van­ta­mos brus­ca­men­te el pie del ace­le­ra­dor en pleno apo­yo. En ca­so de ex­ce­so de op­ti­mis­mo, las ayu­das elec­tró­ni­cas al chasis, no des­co­nec­ta­bles por en­ci­ma de 50 km/h, man­tie­nen las co­sas en su si­tio sin ma­yor pro­ble­ma, y sin re­sul­tar ex­ce­si­va­men­te in­tru­si­vas. Di­cho de otro mo­do, es un co­che que per­mi­te in­vo­lu­crar­se en la con­duc­ción y que, en cual­quier cir­cuns­tan­cia, resulta sa­tis­fac­to­rio.

Otro pun­to en el que des­ta­ca po­si­ti­va­men­te es en la pre­sen­ta­ción de su in­te­rior. El ha­bi­tácu­lo, so­bre to­do en el aca­ba­do su­pe­rior Allu­re, cuen­ta con bue­nas ter­mi­na­cio­nes y un di­se­ño muy per­so­nal, con asien­tos de ex­ce­len­te fac­tu­ra, un ge­ne­ro­so ni­vel de equi­pa­mien­to y un sal­pi­ca­de­ro de as­pec­to muy lim­pio. Hay muy po­cos bo­to­nes a la vis­ta, ya que gran par­te de los man­dos prin­ci­pa­les se in­te­gran en la pan­ta­lla tác­til. En ella se mues­tran tam­bién los da­tos del sis­te­ma de na­ve­ga­ción que in­clu­ye, en­tre otros, in­for­ma­ción de trá­fi­co en tiem­po real y cli­ma­to­lo­gía. Los fa­ros led op­cio­na­les, de una in­ten­sa luz blan­ca, cuen­tan con asis­ten­te de lu­ces lar­gas au­to­má­ti­cas, cu­yo fun­cio­na­mien­to es más que co­rrec­to, aun­que ca­re­cen de otras fun­cio­nes adap­ta­ti­vas (no son di­rec­cio­na­les ni crean som­bras ac­ti­vas pa­ra man­te­ner las lar­gas sin des­lum­brar a otros con­duc­to­res). Otros ele­men­tos ape­te­ci­bles que pue­de in­cor­po­rar adi­cio­nal­men­te son el te­cho pa­no­rá­mi­co, el sis­te­ma de aper­tu­ra de puer­tas y arran­que sin lla­ve, o asis­ten­tes de se­gu­ri­dad co­mo la su­per­vi­sión de án­gu­lo cie­go y con­trol de cru­ce­ro ac­ti­vo con fre­na­da au­to­má­ti­ca. Po­co más se pue­de pe­dir.

El com­por­ta­mien­to si­gue sien­do de lo más equi­li­bra­do y se com­ple­ta con un tac­to me­cá­ni­co y de con­duc­ción muy agra­da­ble

72 AU­TO­VÍA / JU­LIO - AGOS­TO 2 018

Una vez que te adap­tas al re­du­ci­do ta­ma­ño del vo­lan­te, la pos­tu­ra de con­duc­ción de­ja de pa­re­cer tan sin­gu­lar, con bue­nas co­tas de ha­bi­ta­bi­li­dad y ge­ne­ro­sa re­gu­la­ción de la co­lum­na de la di­rec­ción.

La pues­ta al día del 308 no con­lle­va gran­des cam­bios de di­se­ño, aun­que se han re­vi­sa­do un gran nú­me­ro de ele­men­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.