COM­PA­RA­TI­VA MAZ­DA CX-3 2.0 SKYACTIVE VW T-ROC 1.0 TSI

El fe­nó­meno SUV ha en­ri­que­ci­do tan­to la ofer­ta que, co­mo en es­te ca­so, el no­ve­do­so T-ROC y el “exó­ti­co” CX-3 son tan di­fe­ren­tes en for­ma y fun­ción que no hay pa­re­ci­do que val­ga.

Autovía - - SUMARIO - ___________________LORENZO AL­CO­CER lal­co­cer@mpib.es

Con un ta­ma­ño de 4,23 me­tros de lar­go, el T-ROC se ha pre­sen­ta­do en el “sub-seg­men­to” que se ha crea­do en­tre los SUV ur­ba­nos ti­po Peugeot 2008 y los SUV com­pac­tos ti­po Nis­san Qashqai. Ahí lle­va tiem­po el es­ti­lo­so Maz­da CX-3, aun­que se ac­tua­li­zó el pa­sa­do año, un mo­de­lo desa­rro­lla­do a par­tir del ur­bano Maz­da2, pe­ro alar­ga­do has­ta los 4,27 me­tros y de­fi­ni­do co­mo un cros­so­ver, lo que ven­dría a ser un vehícu­lo con­ven­cio­nal so­bre­ele­va­do que le re­por­ta igual­men­te una ima­gen muy “4x4”. El res­to de me­di­das de­fi­nen tam­bién tan­to el di­se­ño co­mo el for­ma­to de ca­da uno. El T-ROC es más al­to y an­cho (y su pla­ta­for­ma más gran­de de ba­ta­lla y vías) y to­do es­to re­per­cu­te en lo que ve­mos y sen­ti­mos.

DOWNSIZING & UPSIZING

Sus me­cá­ni­cas de ga­so­li­na tam­bién nos lle­van a dos co­ches en los que, más allá de sus si­mi­la­res po­ten­cias, na­da es igual… ni tan di­fe­ren­te. Mien­tras la au­to­di­dac­ta Maz­da si­gue ha­cien­do de sus mo­to­res at­mos­fé­ri­cos de al­ta ci­lin­dra­da una ex­clu­si­va es­tra­te­gia téc­ni­ca en de­fen­sa de los mis­mos ob­je­ti­vos que sus ad­ver­sa­rios, Volks­wa­gen ha­ce ya tiem­po que op­tó por la ge­ne­ra­li­za­da mi­nia­tu­ri­za­ción y so­bre­ali­men­ta­ción de sus mo­to­res de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción. De es­ta ma­ne­ra, el CX-3 se mue­ve al pa­so que im­po­ne su mo­tor 2 li­tros de 120 CV y el T-ROC ba­jo los im­pul­sos de su tri­ci­lín­dri­co 1.0 Tur­bo de 116 CV. No obs­tan­te, aun per­ci­bien­do cla­ra­men­te el des­par­pa­jo des­de muy ba­jas vuel­tas del pe­que­ño mo­tor tur­bo del T-ROC y el tac­to na­tu­ral del at­mos­fé­ri­co del CX-3, el re­sul­ta­do prác­ti­co fi­nal (pres­ta­cio­nes, agra­do y con­su­mos) no es tan di- fe­ren­te. Am­bas me­cá­ni­cas se sien­ten muy fi­nas, sua­ves y si­len­cio­sas, en ge­ne­ral muy agra­da­bles. El 2 li­tros del Maz­da tie­ne unas pri­me­ras vuel­tas muy con­sis­ten­tes; qui­zá sea en la transición por el me­dio ré­gi­men don­de, por com­pa­ra­ción, el em­pu­je no re­sul­te tan do­pa­do ni “chis­po­so” co­mo el del pe­que­ño 1.0 Tur­bo, pe­ro arro­pa­do por un cam­bio de desa­rro­llos muy bien ajus­ta­dos a su per­fil y uni­do a un al­to ré­gi­men muy na­tu­ral (y a que en la es­tra­te­gia téc­ni­ca de Maz­da tam­bién se tie­ne muy en cuen­ta la cons­truc­ción li­ge­ra del co­che (84 ki­los ve­ri­fi­ca­dos más li­ge­ro el CX-3 que el T-ROC), el Maz­da es tan­to o más rá­pi­do que el Volks­wa­gen. Pe­ro no es me­nos cier­to que el T-ROC te trans­mi­te la sen­sa­ción de ro­dar más flui­do, co­mo que a su mo­tor le cues­ta me­nos ofre­cer­te el em­pu­je que re­ci­bes, co­mo buen tur­bo que es. Co­mo tam­bién, co­mo buen tri­ci­lin­dri­co, resulta me­nos re­fi­na­do si lo ha­ces tra­ba­jar al­to de vuel­tas, allí don­de el Maz­da em­pu­ja con ra­bia y sua­vi­dad. En el con­su­mo ur­bano sí he­mos en­con­tra­do di­fe­ren­cias sig­ni­fi­ca­ti-

vas a fa­vor del “downsizing” T-ROC, pe­ro en ca­rre­te­ra a rit­mos man­te­ni­dos nos ha lla­ma­do la aten­ción có­mo igua­la las co­sas el “upsizing” CX-3.

CON­FORT DI­NÁ­MI­CO

En cuan­to al com­por­ta­mien­to, son dos co­ches cómodos, efi­ca­ces y sen­ci­llos de con­du­cir. Las di­fe­ren­cias apa­re­cen an­te las si­tua­cio­nes más exi­gen­tes, y ahí el T-ROC ofre­ce me­jo­res ap­ti­tu­des. Por ejem­plo, so­bre gran­des ba­ches o re­duc­to­res de ve­lo­ci­dad, res­pon­de con ma­yor sua­vi­dad. Y su ma­yor al­tu­ra li­bre al sue­lo te per­mi­te cir­cu­lar con ma­yor des­preo­cu­pa­ción so­bre pis­tas ba­chea­das. En ge­ne­ral lo sien­tes más SUV. El CX-3 in­clu­so lle­ga a ro­zar con el fal­dón de­lan­te­ro en al­gu­nos bor­di­llos. En ca­rre­te­ra son dos co­ches agra­da­bles y de con­duc­ción muy sen­ci­lla y na­tu­ral. Pi­san con ca­li­dad, pe­ro de nue­vo con ma­yor ro­tun­di­dad el T-ROC. El Maz­da dis­po­ne del sis­te­ma G Vec­to­ring-Con­trol que ges­tio­na el ba­lan­ceo lon­gi­tu­di­nal de la ca­rro­ce­ría a vo­lun­tad pa­ra fa­vo­re­cer su com­por­ta­mien­to en cur­va, pe­ro no con­si­gue te­ner un pa­so tan rá­pi­do y pre­ci­so co­mo el T-ROC. Al VW lo sien­tes me­jor asen­ta­do y la elec­tró­ni­ca in­ter­vie­ne muy bien pa­ra con­se­guir tra­za­das muy lim­pias en cur­va, per­ci­bien­do un me­jor com­por­ta­mien­to ge­ne­ral.

Am­bos mo­de­los dis­po­nen prác­ti­ca­men­te del equi­pa­mien­to más mo­derno en to­das las áreas

Piel, Al­can­ta­ra, re­gla­jes eléc­tri­cos... cui­da­dos asien­tos, pe­ro los de­lan­te­ros son cor­tos de ban­que­ta. Jus­to es­pa­cio de­trás. En­tre los asien­tos de­lan­te­ros que­da el man­do que nos per­mi­te mo­ver­nos por la pan­ta­lla tác­til con ma­yor pre­ci­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.