Ma­ga­zi­ne Con­se­jos pa­ra com­pra un co­che usa­do

CON­SE­JOS PA­RA EN­CON­TRAR UN BUEN CO­CHE USA­DO Hay una se­rie de pa­sos que son co­mu­nes a cual­quier com­pra de un co­che usa­do si se quie­re li­mi­tar el ries­go de una ope­ra­ción po­co sa­tis­fac­to­ria. La re­gla de oro pa­ra com­prar un buen V.O. es te­ner pa­cien­cia. Hay q

Autovía - - SUMARIO - REDACCIÓN AU­TO­VÍA au­to­via@mpib.es

Al com­prar un co­che usa­do hay que con­si­de­rar que siem­pre ha­brá un ries­go; la uni­dad con me­jor pin­ta del ven­de­dor más hon­ra­do y ob­te­ni­da al me­jor pre­cio pue­de te­ner un de­fec­to. Ese ries­go se re­du­ce con un pro­ce­so de com­pra me­di­ta­do y re­co­pi­lan­do la in­for­ma­ción ade­cua­da. Hay que ser cons­cien­te de que ins­pec­cio­nar el co­che no sig­ni­fi­ca des­con­fiar del ven­de­dor, y será ma­la se­ñal que no le gus­te que se reali­ce una ins­pec­ción mi­nu­cio­sa.

Co­mo en cual­quier com­pra, un buen pun­to de par­ti­da es de­di­car un tiem­po a re­fle­xio­nar so­bre la pre­gun­ta: «¿qué es lo que quie­ro?». Hay mu­chos gra­dos in­ter­me­dios en­tre es­co­ger un co­che pa­ra ven­der­lo al día si­guien­te con un be­ne­fi­cio o con­ser­var­lo el má­xi­mo tiem­po po­si­ble sin que im­por­te el va­lor de mer­ca­do. Tam­bién los hay en­tre no mi­rar­le ni el acei­te o es­tar cons­tan­te­men­te en­re­dan­do con él; en­tre usar­lo a dia­rio y sa­car­lo só­lo de vez en cuan­do; en­tre va­lo­rar la ori­gi­na­li­dad o que nos im­por­te un co­mino... Con es­tas re­fle­xio­nes, uno de­be­ría te­ner una idea cla­ra so­bre en qué pun­to es­tá en­tre es­tos ex­tre­mos.

Los más jó­ve­nes que es­tre­nen un vehícu­lo de se­gun­da mano de­ben sa­ber que los co­ches más «veteranos» no sue­len te- ner la tec­no­lo­gía de los más nue­vos. Por ejem­plo, es­ta­ría bien com­pro­bar si cuen­ta con ESP Ð im­por­tan­te asis­ten­te de se­gu­ri­dad, obli­ga­to­rio en to­dos los co­ches nue­vos de la Unión Eu­ro­pea des­de no­viem­bre de 2014Ð , pe­ro tam­bién ve­ri­fi­car la res­pues­ta del cam­bio, los frenos o la di­rec­ción Ð tam­bién en ma­nio­bras de apar­ca­mien­toÐ du­ran­te una pe­que­ña prue­ba. In­clu­so es­tar aten­tos a cual­quier men­sa­je de la ins­tru­men­ta­ción y ve­ri­fi­car to­dos los man­dos pa­ra com­pro­bar que en­ten­de­mos pa­ra qué sir­ve to­do. No es bueno que­dar­se con du­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.