SKO­DA SPACEBACK

El Spaceback no es un mo­de­lo muy po­pu­lar en su ca­te­go­ría, un he­cho al­go in­jus­to si te­ne­mos en cuen­ta su re­la­ción ta­ma­ño/es­pa­cio, cui­da­do in­te­rior, ajus­ta­do pre­cio o el agra­do de uso, es­pe­cial­men­te en es­ta ver­sión au­to­má­ti­ca de ga­so­li­na.

Autovía - - SUMARIO - J. CAR­LOS GON­ZÁ­LEZ jc­gon­za­lez@mpib.es MIKAEL HELSING

Ha­ce ya al­gu­nos me­ses el Spaceback re­ci­bió una li­ge­ra ac­tua­li­za­ción es­té­ti­ca con nue­vos mo­de­los de llan­tas y cam­bios en el pa­ra­gol­pes de­lan­te­ro, los an­ti­nie­blas y en los fa­ros prin­ci­pa­les, que aho­ra pue­den con­tar con led en la luz diur­na. En el in­te­rior tam­bién va­rían la ins­tru­men­ta­ción, las mol­du­ras de­co­ra­ti­vas y hay cam­bios en el sis­te­ma mul­ti­me­dia, que pue­de con­tar con ac­ce­so a in­ter­net, WiFi pa­ra va­rios dis­po­si­ti­vos y la ya ha­bi­tual com­pa­ti­bi­li­dad pa­ra An­droid Au­to y Ap­ple Ca­rP­lay.

La lle­ga­da del mo­tor tri­ci­lín­dri­co 1.0 TSI tam­bién ha si­do una de las úl­ti­mas no­ve­da­des in­cor­po­ra­das a es­te Sko­da, que en es­ta oca­sión he­mos pro­ba­do en ver­sión de 95 CV —en la ga­ma Spaceback tie­ne otra de­cli­na­ción más po­ten­te, de 110 CV— jun­to a la ca­ja au­to­má­ti­ca DSG de do­ble em­bra­gue y 7 mar­chas —es­ta trans­mi­sión tam­bién se com­bi­na con el mo­tor más po­ten­te de ga­so­li­na, el 1.4 TSI de 125 CV, pe­ro no con el de 110—. Lo cier­to es que el tán­dem TSI-95/DSG des­ta­ca, so­bre to­do, por la sua­vi­dad de fun­cio­na­mien­to —só­lo al acer­car­nos a las 4.500 rpm sen­ti­re­mos al­go de ru­mo­ro­si­dad— y el agra­do que

apor­ta en la con­duc­ción, más cuan­do ha­ce no mu­chos años era im­pen­sa­ble aso­ciar un mo­tor tan pe­que­ño a una ca­ja au­to­má­ti­ca. El ni­vel de pres­ta­cio­nes es co­rrec­to y, a rit­mos de mar­cha nor­ma­les, el con­su­mo se man­tie­ne en ci­fras asu­mi­bles. En cam­bio, si de­ci­di­mos rom­per es­ta re­gla y con fre­cuen­cia bus­ca­mos los lí­mi­tes de agi­li­dad que nos ofre­ce tan in­tere­san­te dúo me­cá­ni­co, nues­tra au­to­no­mía se re­sen­ti­rá. La úni­ca «brus­que­dad» que he­mos no­ta­do en es­ta ver­sión ha es­ta­do en al­gu­na sa­li­da exi­gen­te des­de pa­ra­do en la coor­di­na­ción en­tre el arran­que del Stop&Start y la res­pues­ta del cam­bio, pe­ro na­da im­por­tan­te.

El Spaceback es un co­che de tac­to agra­da­ble y muy gra­to de reac­cio­nes pa­ra el con­duc­tor, con el aña­di­do de un buen ni­vel de con­fort pa­ra los pa­sa­je­ros, a pe­sar de que su ca­li­dad de ro­da­du­ra no sea la me­jor de la ca­te­go­ría. Ha­bi­tácu­lo y ma­le­te­ro son am­plios pa­ra sus di­men­sio­nes —es tan lar­go co­mo un Seat León, pe­ro al­go más es­tre­cho que és­te—, des­ta­can­do tam­bién al­gu­nos de­ta­lles prác­ti­cos con el ha­bi­tual se­llo «simply cle­ver» de la mar­ca: ras­ca­dor de hie­lo en la ta­pa del de­pó­si­to, pa­ra­guas ba­jo el sien­to del pa­sa­je­ro, etc.

El as­pec­to del pa­nel de ins­tru­men­tos cam­bió en el úl­ti­mo resty­ling. El cam­bio DSG apor­ta mu­cho agra­do y el con­su­mo so­lo sube li­ge­ra­men­te. Bue­na do­ta­ción de se­rie, con ase­qui­bles asis­ten­tes de con­duc­ción en op­ción. En las pla­zas tra­se­ras da al­gún cen­tí­me­tro más que bas­tan­tes ri­va­les. Ma­le­te­ro de 445 li­tros se­gún nues­tras me­di­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.