Ma­ga­zi­ne Cla­ves del co­che de gas

Autovía - - SUMARIO - J. CAR­LOS GON­ZÁ­LEZ jc­gon­za­lez@mpib.es

De los con­ce­sio­na­rios es­pa­ño­les sa­len ca­da vez más mo­de­los que uti­li­zan gas li­cua­do de pe­tró­leo (GLP) o gas natural com­pri­mi­do (GNC). La ca­li­fi­ca­ción «Eco» que re­ci­ben es­tos co­ches y el pre­cio com­pe­ti­ti­vo de sus com­bus­ti­bles son las prin­ci­pa­les ra­zo­nes de es­te im­pul­so.

En lo que va de año se han ven­di­do más de 10.000 vehícu­los pro­pul­sa­dos por gas, de los que un 75% uti­li­zan GLP y un 25% GNV/GNC. La pro­gre­sión re­sul­ta ex­po­nen­cial com­pa­ra­da con los años pre­ce­den­tes, pe­ro pa­ra­le­la­men­te tam­bién cre­cen de for­ma con­si­de­ra­ble las trans­for­ma­cio­nes de vehícu­los que an­te­rior­men­te so­lo fun­cio­na­ban con ga­so­li­na e in­clu­so hí­bri­dos. ¿A qué se de­be es­ta ten­den­cia?

A día de hoy, el gran atrac­ti­vo de los co­ches de gas es­tá en dos as­pec­tos. Por un la­do, en el ba­jo cos­te por ki­ló­me­tro, pues, por ejemplo, el pre­cio me­dio del li­tro de GLP se si­túa en es­tos mo­men­tos en unos 0,67 eu­ros. Es cier­to que ha­ce fal­ta más GLP que ga­so­li­na pa­ra mo­ver al mis­mo co­che en las mis­mas con­di­cio­nes, ya que un li­tro de GLP no tie­ne el mis­mo po­der ca­lo­rí­fi­co que un li­tro de ga­so­li­na, por eso el con­su­mo de un co­che con GLP es su­pe­rior, pe­ro al fi­nal ca­da ki­ló­me­tro re­co­rri­do sa­le mu­cho más ba­ra­to por el ba­jo pre­cio de es­te com­bus­ti­ble.

Por el con­tra­rio, un ki­lo de gas natural equi­va­le a mu­cha ener­gía ca­lo­rí­fi­ca (son mu­chos li­tros de com­bus­ti­ble que van com­pri­mi­dos) y eso ayu­da a que un co­che de GNC ob­ten­ga con­su­mos muy ba- jos. Co­mo, ade­más, el ki­lo de es­te gas tie­ne un pre­cio me­dio ac­tual de unos 0,98 eu­ros, ca­da ki­ló­me­tro re­co­rri­do es to­da­vía más ba­ra­to que usan­do GLP. Y de un mo­do glo­bal, tan­to el GLP co­mo el GNC re­du­cen el cos­te que ob­ten­dría­mos con un co­che de ga­so­li­na, hí­bri­do-eléc­tri­co o dié­sel equi­va­len­te.

Más que eco­no­mía

El otro as­pec­to que be­ne­fi­cia a los co­ches de gas es la eti­que­ta «Eco» que re­ci­ben de la DGT, ca­li­fi­ca­ción que ob­tie­nen por ge­ne­rar me­nos emi­sio­nes y par­tí­cu­las que otros co­ches que uti­li­zan com­bus­ti­bles tra­di­cio­na­les. Al que­dar en­cua­dra­dos en es­ta ca­te­go­ría go­zan de ven­ta­jas de mo­vi­li­dad en gran­des ciu­da­des an­te epi­so­dios de al­ta con­ta­mi­na­ción, ta­ri­fas más ba­ra­tas en zo­nas de apar­ca­mien­to SER, ven­ta­jas fis­ca­les¼

Por tan­to, a día de hoy tan­to des­de el pun­to de vis­ta medioambiental co­mo des­de el pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co los co­ches de gas apor­tan ven­ta­jas a sus con­duc­to­res. En las si­guien­tes pá­gi­nas te con­ta­mos dón­de pue­des re­pos­tar es­tos vehícu­los en Es­pa­ña y te ofre­ce­mos la prueba con un co­che de GNC, el Volkswagen Po­lo 1.0 TGI.

Los co­ches que usan GNC o GLP re­ci­ben es­ta iden­ti­fi­ca­ción de la DGT, con ven­ta­jas eco­nó­mi­cas y de mo­vi­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.