CUPRA ATECA

Cupra se po­ne co­mer­cial­men­te en mar­cha en un par de me­ses. Y lo ha­ce con el Ateca, un SUV, sí, pe­ro no uno más, por­que en el pa­so de Seat a Cupra es­te mo­de­lo ha ga­na­do ca­rác­ter de­por­ti­vo a rau­da­les.

Autovía - - SUMARIO - LUIS M. VITORIA lm­vi­to­ria@mpib.es

Arran­ca la di­vi­sión Cupra con el Ateca. «¿Con el SUV en lu­gar de ha­cer­lo con la ver­sión adap­ta­da del Seat León?», era la pre­gun­ta en el Cir­cui­to de Cas­te­llo­lí de Bar­ce­lo­na en el que tu­vi­mos la opor­tu­ni­dad de con­du­cir, con Jor­di Ge­né —pi­lo­to ofi­cial de la mar­ca— co­mo lie­bre, el mo­de­lo con el que la mar­ca se es­tre­na co­mer­cial­men­te.

La res­pues­ta a esa cues­tión es sim­ple: el tiem­po, pues pa­ra la lle­ga­da del León aún res­tan me­ses y, por tan­to, su evo­lu­ción pa­ra for­mar par­te de la fa­mi­lia Cupra no po­día rea­li­zar­se. Así, el Cupra León no apa­re­ce­rá has­ta que el lan­za­mien­to del Seat ha­ya si­do for­ma­li­za­do a lo lar­go de 2019 y su co­mer­cia­li­za­ción es­té a ve­lo­ci­dad de cru­ce­ro.

Por el mo­men­to, al que ha to­ca­do Cupra con su va­ri­ta es al Ateca, de mo­do que es es­te SUV quien se con­vier­te no só­lo en el pri­mer mo­de­lo de es­ta di­vi­sión, una fi­lial de Seat que as­pi­ra a en­cua­drar un buen nú­me­ro de mo­de­los car­ga­dos de ex­clu­si- vi­dad —y no só­lo por su as­pec­to, tam­bién por otros va­lo­res aña­di­dos—; sino tam­bién en una de las rea­li­za­cio­nes más de­por­ti­vas vin­cu­la­das a la mar­ca es­pa­ño­la.

Bre­ve­men­te, tan­to en cir­cui­to co­mo en ca­rre­te­ra, he­mos po­di­do po­ner a prueba el Cupra Ateca y po­de­mos cons­ta­tar que no an­da fal­to de ca­rác­ter. No en vano, usa uno de los mo­to­res más po­ten­tes dis­po­ni­bles en Seat, el de300CV­de­lLeó­nCu­praR,aun­que­re­to­ca­do con­ve­nien­te­men­te pa­ra con­se­guir man­te­ner esa po­ten­cia du­ran­te un ma­yor ré­gi­men y dar un po­co más de par, ha­bi­da cuen­ta que és­te crece un 5 por cien­to: has­ta 400 Nm.

La sa­li­da de tan­ta ener­gía se pro­du­ce a tra­vés de, co­mo en el Seat Ateca FR Plus, que tam­bién uti­li­za una ver­sión me­nos po­ten­te de es­te 2.0 TSI —tie­ne 190 CV en es­te SUV de Seat e in­yec­ción mix­ta, di­rec­ta o in­di­rec­ta se­gún el ré­gi­men y la car­ga—, una ca­ja de do­ble em­bra­gue y sie­te ve­lo­ci­da­des, una DSG mo­di­fi­ca­da es­pe­cí­fi­ca­men­te pa­ra Cupra, nos acla­ran en la mar­ca. La trac­ción se rea­li­za a tra­vés de la 4Dri­ve, una in­te­gral de quin­ta ge­ne­ra­ción en la que es­tá una de las cla­ves de la efi­ca­cia de es­te mo­de­lo.

Y es que esas cua­tro rue­das mo­tri­ces, ya so­bre el tra­za­do de Par­mo­tor de Cas­te­llo­lí y tras el Cupra e-Ra­cer de Ge­né, se con­vier­ten en un alia­do per­fec­to pa­ra ex­plo­rar las po­si­bi­li­da­des del 2.0 TSI. Hun­dir el pe­dal del ace­le­ra­dor a fon­do y sen­tir co­mo el Cupra Ateca sa­le lan­za­do ha­cia ade­lan­te es to­do uno y, ca­si por sí so­lo, es­te pa­ta­dón au­to­ri­za a con­si­de­rar a es­te SUV muy de­por­ti­vo. Pe­ro ha­ce fal­ta más: que sea efi­caz. Y es­te Ateca lo es.

Efi­ca­cia pro­ba­da

Lle­ga­mos a la cur­va re­du­cien­do con to­ques so­bre la le­va del cam­bio, lo que se acom­pa­ña con el ru­gi­do bron­co que ema­nan los cua­tro es­ca­pes,ymien­tras­to­ca­mo­sel­freno—enes­te ca­so, se­mon­ta ele­qui­poop­cio­nal­de Brem­bo, con­dis­cos­de370mm­per­fo­ra­dos­de­lan­te­fren­te a los 340 de se­rie—, que pa­re­ce pre­pa­ra­do pa­ra eso y aún mu­cho más. Gi­ro y ace­le­ra­ción

a fon­do. No de­tec­ta­mos, al me­nos a es­te rit­mo ya bien rá­pi­do, pér­di­da de trac­ción en las Pi­re­lli P Ze­ro —245/40 R19—, mien­tras que con­ta­mos con to­da la di­rec­cio­na­bi­li­dad que nos per­mi­te lle­var el co­che por don­de que­re­mos. La re­la­ti­va li­ge­re­za del Cupra Ateca se sien­te en­ton­ces, lo mis­mo que esa per­cep­ción de­que­va­mos­sen­ta­dos­mu­cho­má­sal­tos­de­lo que ha­bi­tual­men­te es­ta­ría­mos en los co­ches que­pu­lu­lan­por­los­cir­cui­tos.Eso­sí,sea­gra­de­ce en­ton­ces el abra­zo de los bac­quets, una de las po­cas op­cio­nes jun­to a los fre­nos Brem­bo.

Por su­pues­to, he­mos ele­gi­do pa­ra es­ta so­me­ra prueba la po­si­ción Cupra en el se­lec­tor ro­ta­ti­vo Dri­ve Pro­fi­le. Es el más agre­si­vo de los seis dis­po­ni­bles ya que per­mi­te re­gu­lar la amor­ti­gua­ción en su ajus­te más fir­me de los tres po­si­bles, pe­ro tam­bién mo­di­fi­ca el rui­do del es­ca­pe, la asis­ten­cia de la di­rec­ción, la re­la­ción en­tre el ace­le­ra­dor y el mo­tor o ha­ce más la­xa, has­ta des­apa­re­cer, la vi­gi­lan­cia de los con­tro­les elec­tró­ni­cos.

En ca­rre­te­ra, y uti­li­zan­do el mo­do más ale­ja­do,elCu­praA­te­ca­se­sien­te­ra­zo­na­ble­men­te có­mo­do pa­ra su apos­tu­ra, con un ais­la­mien­to que si no muy al­to, no con­di­cio­na el rit­mo de con­duc­ción si el as­fal­to no es­tá im­pe­ca­ble. Sin em­bar­go, dar­le a es­te SUV el uso fue­ra del as­fal­to que, si quie­ra even­tual­men­te, se les pue­de plan­tear a otros Ateca, en es­te ca­so se ha­ce me­nos fac­ti­ble jus­ta­men­te por el ti­po de rue­das de que dis­po­ne.

¿Es ca­ro el Cupra Ateca? Pues lo cier­to es que no, pues cuan­do lle­gue a los con­ce­sio­na­rios en di­ciem­bre cos­ta­rá 44.790 eu­ros, ape­nas 5.700 más que el Seat Ateca FR Plus DSG7 4Dri­ve, és­te con el 2.0 TSI de 190 CV; y más cuan­do sus ri­va­les más pró­xi­mos o son me­nos po­ten­tes o re­sul­tan sen­si­ble­men­te más cos­to­sos.

Un mo­tor de 300 CV y 400 Nm, la DSG de 7 mar­chas, la trac­ción to­tal, la amor­ti­gua­ción va­ria­ble y mu­cho equi­pa­mien­to, dan for­ma al pri­mer Cupra

Al mar­gen del vo­lan­te o los bac­quets, es­te Ateca es­tre­na el mo­do Cupra en el Dri­ve Pro­fi­le fren­te al Seat.

En el ex­te­rior, so­bre to­do en el fron­tal, es­tán las ma­yo­res diferencias con los Seat. 29

El equi­pa­mien­to de se­rie es abun­dan­te: en lu­gar de in­di­ca­do­res analó­gi­cos, Di­gi­tal Cock­pit; na­ve­ga­dor, co­nec­ti­vi­dad Full-Link, por­tón mo­to­ri­za­do, etc.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.