LOS PER­FU­MES FALSIFICADOS HA­CEN QUE EL SEC­TOR PIER­DA UN 17% DE SUS VEN­TAS

BeautyProf - - ACTUALIDAD -

LOS PER­FU­MES FAL­SOS PUE­DEN CON­TE­NER ETANOL IN­DUS­TRIAL CO­MO DI­SOL­VEN­TE Y HAS­TA UN 50% DE AGUA CO­MO BA­SE

Una re­per­cu­sión im­por­tan­te de la co­mer­cia­li­za­ción de per­fu­mes y cos­mé­ti­cos falsificados es la pér­di­da eco­nó­mi­ca que aca­rrea al sec­tor y de pues­tos de tra­ba­jo. Así lo han ma­ni­fes­ta­do la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Per­fu­me­ría y Cos­mé­ti­ca (Stanpa) y la Uni­dad de De­lin­cuen­cia Es­pe­cia­li­za­da y Vio­len­ta de la Po­li­cía Na­cio­nal en un ac­to ce­le­bra­do re­cien­te­men­te en Ma­drid so­bre el im­pac­to y pe­li­gros de las fal­si­fi­ca­cio­nes en per­fu­me­ría y cos­mé­ti­ca en Es­pa­ña. Se­gún da­tos de la Ofi­ci­na de Pro­pie­dad In­te­lec­tual de la Unión Eu­ro­pea, el sec­tor es­pa­ñol de la per­fu­me­ría y la cos­mé­ti­ca pier­de 949 mi­llo­nes de eu­ros al año, lo que su­po­ne un 17% de sus ven­tas anua­les, un por­cen­ta­je que do­bla la me­dia eu­ro­pea y si­túa a nues­tro país co­mo uno de los que su­fre ma­yor im­pac­to eco­nó­mi­co por las fal­si­fi­ca­cio­nes en es­te sec­tor.

En cuan­to a los em­pleos que se pier­den, és­tos se ci­fran en más de 50.000 di­rec­tos y 30.000 in­di­rec­tos en to­da Eu­ro­pa.

Gran ries­go pa­ra la sa­lud

Pe­ro ade­más, las ven­tas de per­fu­mes, cos­mé­ti­cos y pro­duc­tos de hi­gie­ne per­so­nal falsificados su­po­nen un ries­go pa­ra la se­gu­ri­dad y la sa­lud de los con­su­mi­do­res. Stanpa, que ha so­li­ci­ta­do por pri­me­ra vez un aná­li­sis de la­bo­ra­to­rio, con­sis­ten­te en una cro­ma­to­gra­fía de ga­ses com­bi­na­da con es­pec­tro­me­tría de ma­sas, pa­ra po­der com­pa­rar los com­po­nen­tes de los per­fu­mes falsificados y los de los au­tén­ti­cos y así de­fi­nir el gra­do de pe­li­gro­si­dad que im­pli­ca el uso de los pri­me­ros, con­clu­ye que, fren­te a los más de 80 com­po­nen­tes que se iden­ti­fi­can en un per­fu­me ori­gi­nal, al­gu­nas fal­si­fi­ca­cio­nes no su­pe­ran los 25, y en mu­chos ca­sos son com­ple­ta­men­te di­fe­ren­tes. Asi­mis­mo, los per­fu­mes fal­sos con­tie­nen gran can­ti­dad de agua co­mo ba­se, has­ta un

50%, y etanol in­dus- trial o de ba­ja pu­re­za co­mo di­sol­ven­te. “En al­gu­nas mues­tras, in­clu­so, se han en­con­tra­do com­pues­tos prohi­bi­dos co­mo el eti­len­gli­col, apar­te de ca­re­cer de pro­tec­ción ul­tra­vio­le­ta, lo que pue­de dar lu­gar a fo­to­de­gra­da­ción y ge­ne­rar sus­tan­cias que pro­duz­can der­ma­ti­tis, reac­cio­nes alér­gi­cas, man­chas en la piel, et­cé­te­ra”, ha se­ña­la­do Car­men Es­te­ban, Di­rec­to­ra Téc­ni­ca de la aso­cia­ción. “El prin­ci­pal pro­ble­ma de los per­fu­mes falsificados es que se fa­bri­can en ins­ta­la­cio­nes fue­ra del con­trol de las au­to­ri­da­des sa­ni­ta­rias y no se no­ti­fi­can a las au­to­ri­da­des eu­ro­peas; los in­gre­dien­tes no pasan nin­gún con­trol de ca­li­dad ni res­pe­tan las me­di­das de eva­lua­ción de se­gu­ri­dad que es­ta­ble­ce el Re­gla­men­to Eu­ro­peo de Cos­mé­ti­cos, al­go gra­ve en un pro­duc­to que es­tá du­ran­te ho­ras en con­tac­to con nues­tra piel”, aña­de Es­te­ban.

Lu­cha con­tra la fal­si­fi­ca­ción

Stanpa ha se­ña­la­do la im­por­tan­cia de con­cien­ciar al con­su­mi­dor pa­ra lu­char con­tra las fal­si­fi­ca­cio­nes. Pa­ra ayu­dar­le a dis­tin­guir­las, ha pro­por­cio­na­do al­gu­nos con­se­jos con los que es fá­cil re­co­no­cer si un per­fu­me es fal­so, por ejem­plo: el en­vol­to­rio de ce­lo­fán no es­tá per­fec­ta­men­te ten­so y los plie­gues son irregulares; el en­va­se de car­tón es de ba­ja ca­li­dad y con irre­gu­la­ri­da­des en su im­pre­sión; en el eti­que­ta­do, las re­fe­ren­cias (có­di­go de ba­rras, in­gre­dien­tes, nú­me­ro de lo­te) apa­re­cen in­com­ple­tas o ni si­quie­ra apa­re­cen; el frasco mues­tra muy no­ta­bles las jun­tas del cris­tal; la cá­nu­la dis­pen­sa­do­ra es más lar­ga y grue­sa de lo nor­mal, y el lí­qui­do, al agi­tar­lo, presenta una es­pu­ma que no des­apa­re­ce rá­pi­da­men­te co­mo en el ca­so de los pro­duc­tos ori­gi­na­les.

Es­tas seis pis­tas ofre­ci­das por Stanpa ayu­dan a di­fe­ren­ciar un per­fu­me au­tén­ti­co de uno fal­si­fi­ca­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.