BUE­NA CARA... AUN CON BUEN TIEM­PO

BeautyProf - - ESPECIAL -

EL SEC­TOR PUE­DE SE­GUIR RESPIRANDO TRAN­QUI­LO EN LO QUE A MA­QUI­LLA­JE SE RE­FIE­RE. POR SE­GUN­DO AÑO, AL CIE­RRE DE 2016 LAS VEN­TAS DAN SAL­DOS PO­SI­TI­VOS. Y AHO­RA, EN PLE­NA PRI­MA­VE­RA, LAS CON­SU­MI­DO­RAS QUIE­REN SE­GUIR MOS­TRAN­DO SU ME­JOR LOOK, YA QUE, SE­GÚN LOS ENTENDIDOS, ES­TA TEM­PO­RA­DA CON­TI­NÚA AL AL­ZA LA TEN­DEN­CIA BEAUTY CO­NO­CI­DA CO­MO “EFEC­TO BUE­NA CARA”… AUN­QUE SEA A COS­TA DE MA­QUI­LLA­JE. EL PRO­NÓS­TI­CO NO PUE­DE SER ME­JOR.

El mer­ca­do del ma­qui­lla­je se­lec­ti­vo ha ce­rra­do el año 2016 en po­si­ti­vo. Se­gún los úl­ti­mos da­tos que ma­ne­ja la con­sul­to­ra NPD Group so­bre las ven­tas de cos­mé­ti­cos de co­lor, des­de enero a di­ciem­bre de 2016 se ven­die­ron 9.545.264 pro­duc­tos de ma­qui­lla­je, 576.971 más que en el año pre­ce­den­te, lo que su­po­ne un in­cre­men­to del 6,4%. Es­te por­cen­ta­je es si­mi­lar al re­gis­tra­do en la fac­tu­ra­ción. En es­te sen­ti­do, se apun­ta a un 6,9% de au­men­to en el vo­lu­men de ven­tas en va­lor de cos­mé­ti­cos de co­lor, pues si en 2015 la su­ma as­cen­día a 229.803.655 eu­ros, al cie­rre de 2016 subió has­ta 245.727.673 eu­ros. Des­de NPD con­fir­man que el mer­ca­do de ma­qui­lla­je con­ti­núa el cre­ci­mien­to que lle­va mos­tran­do des­de 2014, sien­do la ca­te­go­ría que más cre­ci­mien­to por­cen­tual mues­tra en el mer­ca­do de la be­lle­za de lu­jo.

Por te­ner una re­fe­ren­cia de es­te dato, en los úl­ti­mos cua­tro años el ma­qui­lla­je ha cre­ci­do un 14,5%, y una de las cau­sas que se ba­ra­jan es so­bre to­do la gran de­man­da de la gen­te jo­ven que, in­fluen­cia­da por el uso de las re­des so­cia­les y las nue­vas tec­no­lo­gías, quie­re re­sul­ta­dos más in­me­dia­tos pa­ra ga­nar atrac­ti­vo, al­go que pue­den con­se­guir fá­cil­men­te con un la­bial o con una ba­se.

Mer­ca­do des­ti­na­do al au­to­con­su­mo

Los fon­dos de ma­qui­lla­je si­guen sien­do la ca­te­go­ría más desea­da por las con­su­mi­do­ras es­pa­ño­las y la que sos­tie­ne es­te mer­ca­do del co­lor. Con un pe­so del 47%, en el úl­ti­mo año se han ven­di­do 3.540.697 uni­da­des de es­tos pro­duc­tos, un 6% más que en el an­te­rior. Su fac­tu­ra­ción tam­bién ha va­ria­do en po­si­ti­vo, vién­do­se au­men­ta­da un 5,9% al cie­rre de 2016. Por de­trás, y a bas­tan­te dis­tan­cia, le si­guen los afei­tes pa­ra re­sal­tar la mi­ra­da y los labios que, con sen­dos pe­sos del 23% y 20% res­pec­ti­va­men­te, han au­men­ta­do sus ven­tas en uni­da­des de pro­duc­to un 4,6% y un 11,9%, lo mis­mo que la fac­tu­ra­ción, que ha ex­pe­ri­men­ta­do una cre­ci­da de un 4,2% y 14,3%. Res­pec­to a la ca­te­go­ría de los ma­qui­lla­jes de las uñas, és­tos si­guen ven­dién­do­se bien y cre­cien­do, aun­que sin de­ma­sia­dos as­pa­vien­tos, en cam­bio los es­tu­ches o gift sets, al igual que su­ce­de con el ma­qui­lla­je de labios, es el seg­men­to en el que más se ha no­ta­do una sig­ni­fi­ca­ti­va evo­lu­ción al al­za, au­men­tan­do un 7,8% el vo­lu­men de uni­da­des de pro­duc­to des­pa­cha­das res­pec­to de las ci­fras de 2015 y un 4,9% el va­lor de las ven­tas.

El mo­ti­vo pue­de acha­car­se a la cam­pa­ña de Na­vi­dad, en la que al­gu­nas mar­cas sa­can al­gún for­ma­to de es­te tipo, aun­que sue­len ser lan­za­mien­tos pa­ra

au­to­con­su­mo en lu­gar de pa­ra re­ga­lo, por lo que se pue­den sa­car a lo lar­go de to­do el año. La úni­ca ca­te­go­ría que ha re­gis­tra­do un cómpu­to ne­ga­ti­vo es la de “otros pro­duc­tos de ma­qui­lla­je”, en la que se en­cua­dran aque­llos ar­tícu­los que no se pue­den cla­si­fi­car en nin­gu­na otra ca­te­go­ría y tie­nen un pe­so muy ba­jo, ta­les co­mo las mi­ni­pa­le­tas, los du­plos de co­lo­re­te y la­bial, etc., pe­ro la cau­sa pue­de es­tar mo­ti­va­da por un asun­to de es­ta­cio­na­li­dad de di­chos pro­duc­tos. Lo que sí re­sul­ta lla­ma­ti­vo pa­ra NPD Group res­pec­to de es­te cre­ci­mien­to ge­ne­ral del ma­qui­lla­je es la gran de­man­da que ha ha­bi­do en el úl­ti­mo año de pro­duc­tos de ca­tá­lo­go, más sig­ni­fi­ca­ti­va que la de lan­za­mien­tos.

El im­pe­ra­ti­vo de la na­tu­ra­li­dad

El “efec­to bue­na cara” que los ex­per­tos ya apun­ta­ban co­mo ten­den­cia en ma­qui­lla­je im­pe­ran­te de los dos úl­ti­mos años con­ti­núa es­tan­do vi­gen­te, si bien con­vi­vien­do en ar­mo­nía con otros “efec­tos” que han em­pe­za­do a ha­cer fu­ror y que se pre­sen­tan co­mo lo más in­no­va­dor de la pró­xi­ma tem­po­ra­da es­ti­val, co­mo el “glow”, el “nu­de”, el “na­tu­ral”, el “wet no

tex­tu­re”, et­cé­te­ra.

Des­de Shi­sei­do, por ejem­plo, alu­den al ma­qui­lla­je que “apor­ta lu­mi­no­si­dad e hi­dra­ta­ción a la piel” pa­ra re­fe­rir­se al “efec­to glow”, un ma­qui­lla­je que “ofre­ce un aca­ba­do en el ros­tro se­do­so, li­so, fres­co, hi­dra­ta­do… más per­fec­to que nun­ca”. El mo­vi­mien­to healthy que in­va­de nues­tra so­cie­dad ha­ce que el nu­de y el efec­to glow sean las cla­ves de be­lle­za del año pa­ra Vic­to­ria Ve­láz­quez, por­ta­voz de Me­dik8. “Pi­san muy fuerte los ilu­mi­na­do­res, pa­ra con­se­guir ese efec­to radiante. Me­dik8, por ejem­plo, tie­ne su Glow Oil, un acei­te esen­cial que po­ten­cia la lu­mi­no­si­dad de la piel”, apun­ta la ex­per­ta.

Pa­ra Jor­ge Ma­ta­mo­ros, ma­qui­lla­dor de Eli­za­beth Ar­den, las con­su­mi­do­ras pi­den en es­te 2017 “que la piel se vea muy na­tu­ral y con efec­to wet no tex­tu­re, una piel don­de la tex­tu­ra del ma­qui­lla­je no se no­te y la hi­dra­ta­ción re­sal­te tan­to por la tex­tu­ra de la ba­se co­mo por las pre­ba­ses y pol­vos ilu­mi­na­do­res, que lo­gran ese efec­to de luz tan ne­ce­sa­rio pa­ra lo­grar una piel perfecta y na­tu­ral”.

Asi­mis­mo, apun­ta es­te pro­fe­sio­nal del ma­qui­lla­je que tam­bién se lle­va es­te año “el con­tou­ring, aun­que me­nos evi­den­te y muy bien tra­ba­ja­do; los gran­des con­tras­tes de tex­tu­ras en las som­bras y los co­lo­res ex­plo­si­vos; el eye­li­ner en ne­gro in­ten­so o de co­lo­res es­tri­den­tes y bien mar­ca­dos, que si­gue sien­do pro­ta­go­nis­ta ab­so­lu­to; los labios lle­nos de co­lor, con tex­tu­ras más ju­go­sas y con efec­to hi­dra­ta­ción na­tu­ral, y las pes­ta­ñas me­nos apel­ma­za­das pe­ro lar­gas y ri­za­das co­mo siem­pre”. Pa­ra lo­grar el “efec­to bue­na cara”, Cris­ti­na Alon­so, Responsable de For­ma­ción de Sis­ley, ex­pli­ca que es­ta pri­ma­ve­ra-ve­rano “se lle­van los to­nos tie­rra y to­dos los re­la­cio­na­dos con la na­tu­ra­le­za, por lo que Sis­ley ha pro­pues­to un look ins­pi­ra­do en el de­sier­to, en los to­nos ro­ji­zos, el sol, la are­na…”, mien­tras que los ex­per­tos de Pie­rre Fa­bre pro­po­nen “hi­dra­tan­tes co­lo-

LOS FON­DOS DE MA­QUI­LLA­JE, CON UN PE­SO DEL 47 %, SI­GUEN SOSTENIENDO AL MER­CA­DO DE LA COS­MÉ­TI­CA DE CO­LOR EN PRI­MA­VE­RA-VE­RANO LA CON­SU­MI­DO­RA BUS­CA MA­QUI­LLA­JES MÁS LI­GE­ROS Y QUE RESALTEN EL BRON­CEA­DO DE LA PIEL

rea­das pa­ra un re­sul­ta­do muy na­tu­ral, y pol­vos ilu­mi­na­do­res efec­to sol que, apli­ca­dos es­tra­té­gi­ca­men­te en los pár­pa­dos y zo­nas su­pe­rio­res de los pó­mu­los, per­mi­ten una tez fres­ca y luminosa”.

Más li­ge­ro en ve­rano

So­bre to­do de cara a la tem­po­ra­da más cá­li­da del año, un re­qui­si­to esen­cial es la li­ge­re­za del ma­qui­lla­je. “Las con­su­mi­do­ras bus­can en las ba­ses tex­tu­ras que ten­gan una bue­na co­ber­tu­ra pe­ro que no en­mas­ca­ren ni as­fi­xien la piel. El co­lor tie­ne que adap­tar­se de ma­ne­ra perfecta, y si ade­más la ba­se de ma­qui­lla­je con­tie­ne tra­ta­mien­to, mu­cho me­jor”, apun­ta Mar­ta Ga­ma­rra, Di­rec­to­ra de For­ma­ción de Ro­dial. Se­gún es­ta ex­per­ta, “la con­su­mi­do­ra es­pa­ño­la no só­lo se preo­cu­pa del co­lor y de la tex­tu­ra de su ma­qui­lla­je, sino tam­bién del re­sul­ta­do glo­bal que és­te pue­de apor­tar en la piel. Por eso es­te año las ten­den­cias si­guen man­te­nien­do los ros­tros lu­mi­no­sos con ba­ses de ma­qui­lla­je li­ge­ras que apor­ten un efec­to bue­na cara, mu­cha luz y vi­ta­li­dad”.

En cuan­to a otros pro­duc­tos pro­ta­go­nis­tas pa­ra la tem­po­ra­da pa­ra re­sal­tar la be­lle­za del ros­tro, Ga­ma­rra prio­ri­za “los pó­mu­los con to­nos ro­sa­dos que re­cuer­dan al ru­bor na­tu­ral de las me­ji­llas, labios de co­lor in­ten­so en me­lo­co­tón, ro­jos, ce­re­zas y fuc­sias, y en los ojos, más­ca­ras de pes­ta­ñas muy in­ten­sas e in­clu­so exa­ge­ra­das, ya que se es­ti­lan las pes­ta­ñas ki­lo­mé­tri­cas y has­ta pos­ti­zas”.

Pa­ra los ex­per­tos de Shi­sei­do, es im­por­tan­te tam­bién

que el ma­qui­lla­je sea flui­do, li­ge­ro y du­ra­de­ro, pa­ra que se adap­te a ca­da tipo de piel y que con el pa­so de las ho­ras re­ve­le la be­lle­za na­tu­ral del ros­tro. Ade­más, re­sal­tan la ne­ce­si­dad de pro­te­ger la piel de los ra­yos del sol con el ma­qui­lla­je: “en ve­rano es al­go fun­da­men­tal, co­mo tam­bién que ten­ga un aca­ba­do na­tu­ral y lu­mi­no­so que se man­ten­ga a lo lar­go del día y que sea de fá­cil apli­ca­ción pa­ra lo­grar el re­sul­ta­do desea­do en tan so­lo unos mi­nu­tos”.

Des­de Pie­rre Fa­bre, den­tro del ca­nal pa­ra­far­ma­cia, in­sis­ten en esa pro­tec­ción so­lar co­mo re­qui­si­to im­por­tan­te. “Los pro­duc­tos más de­man­da­dos en ve­rano son ma­qui­lla­jes li­ge­ros con fac­tor de pro­tec­ción y al­ta to­le­ran­cia. Las con­su­mi­do­ras exi­gen de ellos que se adap­ten muy bien a su tipo de piel y que uni­for­mi­cen tan­to el co­lor co­mo las pe­que­ñas im­per­fec­cio­nes, co­mo man­chas, gra­ni­tos…”. Por otro la­do, ex­pli­can que en esa épo­ca “el ma­qui­lla­je sue­le sus­ti­tuir­se por pol­vos bron­cea­do­res, que se pue­den apli­car des­pués de la cre­ma hi­dra­tan­te o del pro­tec­tor so­lar. A es­te tipo de pro­duc­tos les pi­den que que­den na­tu­ra­les, que en fun­ción de la can­ti­dad apli­ca­da se pue­da in­ten­si­fi­car el as­pec­to del bron­cea­do y que ten­gan un aca­ba­do sa­ti­na­do pa­ra con­se­guir ese do­ra­do tan fa­vo­re­ce­dor”.

Re­sal­tar el co­lor bron­cea­do y alar­gar­lo en el tiem­po lo más po­si­ble es, pa­ra Jor­ge Ma­ta­mo­ros, una de las fun­cio­nes que de­be cum­plir cual­quier cos­mé­ti­co de co­lor en los me­ses más cá­li­dos del año. Pa­ra ello hay tam­bién “ilu­mi­na­do­res que re­sal­tan el bron­cea­do tan

desea­do y va­lo­ra­do es­té­ti­ca­men­te, y que de­jan un ba­ño su­til so­bre la piel en to­nos do­ra­dos”. Por su par­te, Va­nes­sa Me­lén­dez, Trai­ning Ma­na­ger de Douglas Es­pa­ña, sub­ra­ya el re­qui­si­to de la ac­ción wa­ter­proof de los pro­duc­tos de co­lor, que abar­ca a to­dos “aque­llos alia­dos que no se van con el su­dor, el agua de la pis­ci­na, et­cé­te­ra”.

En­va­ses que lo po­nen fá­cil

Los en­va­ses son una par­te de los cos­mé­ti­cos que co­bran ca­da vez más im­por­tan­cia pa­ra el con­su­mi­dor. En re­la­ción con ellos, se bus­ca que per­mi­tan una apli­ca­ción fá­cil del pro­duc­to. Fuen­tes con­sul­ta­das de Shi­sei­do se­ña­lan los for­ma­tos tipo pump co­mo los

más fá­ci­les de uti­li­zar, ya que “do­si­fi­can mu­cho me­jor la can­ti­dad de pro­duc­to. Y des­ta­ca­bles tam­bién son los nue­vos mé­to­dos de pren­sa­do de pol­vos, que evi­tan el de­te­rio­ro del pro­duc­to, su ro­tu­ra y la mez­cla de to­nos”.

Por su par­te, Mar­ta Ga­ma­rra ma­ni­fies­ta que en es­te apar­ta­do del pac­ka­ging de los pro­duc­tos de ma­qui­lla­je pre­do­mi­nan “las som­bras en stick, real­men­te sen­ci­llas de uti­li­zar, ya que se ex­tien­den per­fec­ta­men­te con los de­dos o con un pin­cel y aguan­tan lar­gas ho­ras inal­te­ra­bles so­bre los pár­pa­dos”. Pro­duc­tos fá­ci­les de co­ger y de ma­ne­jar y sis­te­mas de pre­sión en lu­gar del clá­si­co dis­pen­sa­dor, son las ten­den­cias ac­tua­les que más se es­tán vien­do en en­va­ses que re­sal­ta el ma­qui­lla­dor de Eli­za­beth Ar­den, quien, ade­más, agre­ga la “de­man­da de co­lo­res más ele­gan­tes y mo­der­nos en ellos”.

Una úl­ti­ma in­no­va­ción des­ta­ca­da en el apar­ta­do de cos­mé­ti­ca de co­lor pa­ra la tem­po­ra­da pri­ma­ve­ra­ve­rano es, por ejem­plo, la in­di­ca­da des­de Pie­rre

Fa­bre en cuan­to a ma­qui­lla­jes que en su for­mu­la­ción in­cor­po­ran pig­men­tos “que per­mi­ten co­rre­gir el tono de la piel y las pe­que­ñas im­per­fec­cio­nes sin que ten­ga­mos que uti­li­zar an­tes o des­pués un co­rrec­tor. Se tra­ta de pig­men­tos de di­fe­ren­tes co­lo­res, co­mo ver­des, mal­vas o do­ra­dos, que se adap­tan al tono de ca­da piel pa­ra pro­por­cio­nar un as­pec­to muy na­tu­ral y de bue­na cara”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.