Per­fu­me­ría Sa­bi­na

En es­ta de­ci­mo­quin­ta edi­ción, el ju­ra­do de los Pre­mios Per­fu­me­ría del Año 2017 ha re­co­no­ci­do a Sa­bi­na Beauty & Fas­hion co­mo “Me­jor Per­fu­me­ría Tu­rís­ti­ca Ca­na­ria”, “Me­jor Ima­gen en Mer­ca­do Tu­rís­ti­co” y “Me­jor Ex­pan­sión en Mer­ca­do Tu­rís­ti­co”. Tres ca­te­go­rías

BeautyProf - - SUMARIO -

Me­jor Per­fu­me­ría Tu­rís­ti­ca Ca­na­ria, Me­jor Ima­gen en Mer­ca­do Tu­rís­ti­co y Me­jor Ex­pan­sión en Mer­ca­do Tu­rís­ti­co

El ju­ra­do de los Pre­mios Per­fu­me­ría del Año 2017 ha re­co­no­ci­do el com­pro­mi­so y el tra­ba­jo de Sa­bi­na Beauty & Fas­hion otor­gán­do­le en es­ta edi­ción tres ga­lar­do­nes: “Me­jor Per­fu­me­ría Tu­rís­ti­ca Ca­na­ria”, “Me­jor Ima­gen en Mer­ca­do Tu­rís­ti­co” y “Me­jor Ex­pan­sión en Mer­ca­do Tu­rís­ti­co”. Un trío de pre­mios que “nos re­afir­ma que el ca­mino que he­mos ele­gi­do pa­ra se­guir cre­cien­do es el co­rrec­to”, en pa­la­bras de La­lo Das­wa­ni, pro­pie­ta­rio de Sa­bi­na Beauty & Fas­hion, quien aña­de que “es­tos pre­mios su­po­nen un gran im­pul­so que re­fuer­za nues­tra for­ma de ha­cer las co­sas”.

Ade­más des­ta­ca que Sa­bi­na es un pres­crip­tor de los pro­duc­tos de la in­dus­tria se­lec­ti­va, “un alia­do que cui­da has­ta el úl­ti­mo de­ta­lle en el pun­to de ven­ta; un so­cio com­pro­me­ti­do con el ‘buen ha­cer’, la ma­gia y la ilu­sión”. Sa­bi­na na­ce y se re­pro­du­ce en un en­torno tu­rís­ti­co, don­de los vi­si­tan­tes de­man­dan pro­duc­tos que se con­su­men en cual­quier par­te del mun­do, lo que “nos obli­ga a te­ner una men- te abierta, cos­mo­po­li­ta y so­bre to­do mul­ti­cul­tu­ral”, apun­ta Das­wa­ni. A ello se su­ma un en­torno muy com­pe­ti­ti­vo, por lo que “in­ten­ta­mos ha­cer de la visita a nues­tras tien­das una ex­pe­rien­cia agra­da­ble y di­fe­ren­te, con es­pa­cios per­so­na­li­za­dos, úni­cos y con pro­duc­tos y ex­po­si­cio­nes que no se re­pi­ten en nin­gún otro lu­gar del pla­ne­ta”.

Mix atrac­ti­vo pa­ra el clien­te

Jun­to al mix de va­rie­dad de pro­duc­tos de mar­cas ex­clu­si­vas, des­de la em­pre­sa des­ta­can que “el ar­ma prin­ci­pal de Sa­bi­na es nues­tro per­so­nal”. Tal y co­mo ex­pli­ca Das­wa­ni, “te­ne­mos el me­jor per­so­nal for­ma­do de las Is­las Ca­na­rias, ya no só­lo en ma­te­ria de fi­cha de pro­duc­tos, sino es­pe­cia­lis­tas en el buen tra­to, la edu­ca­ción, los idio­mas y, so­bre to­do, el res­pe­to y el ca­ri­ño que le po­ne­mos a to­do lo que ha­ce­mos”. A ello se su­man pun­tos de ven­ta de van­guar­dia, “don­de cui­da­mos ri­gu­ro­sa­men­te la con­vi­ven­cia en­tre las di­fe­ren­tes sec­cio­nes que la com­po­nen y con una pues­ta en es­ce­na que nos per­mi­te sen­tir­nos y vi­vir ca­da opor­tu­ni­dad, con el com­pro­mi­so de que

Es­tos pre­mios su­po­nen un gran im­pul­so que re­fuer­za nues­tra for­ma de ha­cer las co­sas

so­mos las per­so­nas en­car­ga­das de ha­cer­le el ra­mo de flo­res pa­ra ca­da no­via que desea ca­sar­se”.

Des­de Sa­bi­na Beauty & Fas­hion con­si­de­ran que la dis­tri­bu­ción se­lec­ti­va no pue­de di­ri­gir­se con po­lí­ti­cas de pre­cios por lo que han apos­ta­do por la for­ma­ción de to­do su equi­po y la es­pe­cia­li­za­ción. “Ro­dea­mos ca­da uno de nues­tros pro­duc­tos con la me­jor es­pe­cia­li­za­ción, pa­ra que ca­da clien­te ten­ga a la me­jor con­se­je­ra de be­lle­za que le guíe por es­te ma­ra­vi­llo­so mun­do, y lo en­vol­ve­mos con un ex­qui­si­to gus­to; he­mos apren­di­do que el pre­cio era sub­je­ti­vo”, ase­gu­ra Das­wa­ni. Así, en Sa­bi­na pro­po­nen “la su­ma de un mix de mu­chos pe­que­ños fac­to­res, pa­ra que los clien­tes com­pren y apro­ve­chen la opor­tu­ni­dad, ha­cien­do po­si­ble de es­ta ma­ne­ra que los fa­bri­can­tes si­gan in­vir­tien­do en re­ga­los, pro­duc­tos y mues­tras de gran ca­li­dad, ayu­dan­do de es­ta ma­ne­ra a que los clien­tes que se acer­quen a los pun­tos de ven­ta ten­gan un gran atrac­ti­vo que les in­vi­te a com­prar y que el fac­tor pre­cio sea el úl­ti­mo que ca­rac­te­ri­ce su de­ci­sión de com­pra”, aña­de.

Pa­ra ello, la com­pa­ñía se­lec­cio­na cui­da­do­sa­men­te la ubi­ca­ción de sus nue­vos pun­tos de ven­tas y de los pro­fe­sio­na­les que lle­van a ca­bo ca­da uno de los pro­yec­tos; “y lo más im­por­tan­te de to­do es sen­tar­nos con ca­da uno de nues­tros in­ter­lo­cu­to­res -ya sean pro­vee­dor, ban­co, em­plea­do o clien­te- y pre­gun­tar­les qué es lo me­jor que es­pe­ran de no­so­tros pa­ra po­der con­se­guir con­jun­ta­men­te el éxi­to”, ex­pli­ca el pro­pie­ta­rio de Sa­bi­na Beauty & Fas­hion.

La for­ma­ción, pie­dra an­gu­lar

Con una plan­ti­lla de 200 tra­ba­ja­do­res, pa­ra los pro­pie­ta­rios de Sa­bi­na “la for­ma­ción es, des­pués de un pro­duc­to de ca­li­dad, la pie­dra an­gu­lar de to­do lo que el mun­do se­lec­ti­vo ne­ce­si­ta”. Es de­cir, “de na­da sir­ve te­ner un equi­po for­ma­do pa­ra ven­der ma­los pro­duc­tos, co­mo de na­da sir­ve te­ner bue­nos pro­duc­tos y no sa­ber­los ex­pli­car; la pres­crip­ción es fun­da­men­tal pa­ra nues­tro mer­ca­do”. Das­wa­ni des­ta­ca que “su ac­ti­tud, ca­ri­ño, pre­dis­po­si­ción al ser­vi­cio, aten­ción y, so­bre to­do, su com­pro­mi­so y res­pe­to al tra­ba­jo bien he­cho, ha­cen que pa­rez­ca que so­mos el do­ble; y no só­lo el equi­po de ven­tas, el res­to de la com­pa­ñía sa­ben y en­tien­den la lu­cha que dia­ria­men­te se li­bra en el pun­to de ven­ta, por eso se des­vi­ven pa­ra que no les fal­te

Ro­dea­mos ca­da uno de nues­tros pro­duc­tos con la me­jor es­pe­cia­li­za­ción

ab­so­lu­ta­men­te de na­da”. En es­ta lí­nea, el prin­ci­pal va­lor del per­so­nal de Das­wa­ni es el com­pa­ñe­ris­mo, “des­de los due­ños has­ta el úl­ti­mo em­plea­do, pa­san­do por cual­quier téc­ni­co de la con­tra­ta que va a una tien­da a cam­biar una lám­pa­ra, por­que to­dos sa­be­mos que es lo me­jor pa­ra nues­tros clien­tes”.

A la for­ma­ción que fa­ci­li­tan las mar­cas, en Sa­bi­na se aña­den dos ti­pos de for­ma­ción más: por un la­do, téc­ni­cas de aten­ción pa­ra es­cu­char me­jor y fa­ci­li­tar la co­mu­ni­ca­ción con sus clien­tes; y, por otro la­do, la for­ma­ción so­bre la em­pre­sa, el ca­ri­ño, la ac­ti­tud en el ser­vi­cio y en­ten­der to­dos los re­tos que ca­da año se fi­ja la com­pa­ñía, ayu­dán­do­les en to­das las téc­ni­cas pa­ra con­se­guir­lo. “Así es co­mo te­ne­mos en Sa­bi­na a ver­da­de­ros ca­te­drá­ti­cos de la be­lle­za y el equi­po más mo­ti­va­do y enamo­ra­do de lo que ha­cen”, in­di­ca Das­wa­ni.

Pa­ra ello en Sa­bi­na con­tra­tan a un for­ma­dor es­pe­cia­li­za­do con más de de 20 años en la pro­fe­sión y, en ple­na co­mu­nión con es­te pro­fe­sio­nal, la Di­rec­ción de la em­pre­sa rea­li­za un tour por las di­fe­ren­tes tien­das, don­de ex­po­ne en sa­las de for­ma­ción to­do lo que em­pre­sa es­pe­ra de ellos y tam­bién la Di­rec­ción, por su par­te, re­ci­be to­do lo que los equi­pos es­pe­ran de ella. “Así es co­mo se en­gran­de­ce una mar­ca y la nues­tra ca­da vez más se co­no­ce co­mo Sa­bi­na, la mar­ca de las emo­cio­nes”, se­gún su pro­pie­ta­rio.

In­no­va­ción y nue­vas fór­mu­las

En los úl­ti­mos años, Sa­bi­na Beauty & Fas­hion han re­for­za­do su co­mu­ni­ca­ción in­ter­na y ex­ter­na. Tal y co­mo ex­pli­ca Das­wa­ni, “con­si­de­ra­mos una for­ta­le­za nues­tros la­zos con to­dos y ca­da uno de los equi­pos de tra­ba­jo que in­ter­vie­nen en el día a día; es­tu­dia­mos las ne­ce­si­da­des de los fa­bri­can­tes y del clien­te fi­nal”. Res­pec­to a es­to úl­ti­mo, el pro­pie­ta­rio de Sa­bi­na apun­ta que “nues­tros pun­tos de ven­ta de­ben se­guir cri­te­rios de ca­li­dad, ca­pa­ces de cum­plir las exi­gen­cias de las pres­ti­gio­sas fir­mas y, por su­pues­to, ca­pa­ces de sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des de nues­tros clien­tes más exi­gen­tes”.

Otro de sus ob­je­ti­vos, en lí­nea con las nue­vas ten­den­cias de con­su­mo, es la adap­ta­ción a la evo­lu­ción de las ven­tas por in­ter­net que, des­de Sa­bi­na, con­si­de­ran “una gran opor­tu­ni­dad

La for­ma­ción es, des­pués de un pro­duc­to de ca­li­dad, la pie­dra an­gu­lar de to­do lo que el mun­do se­lec­ti­vo ne­ce­si­ta Con­si­de­ra­mos una for­ta­le­za nues­tros la­zos con to­dos y ca­da uno de los equi­pos de tra­ba­jo que in­ter­vie­nen en el día a día

pa­ra cre­cer”. En pa­la­bras Das­wa­ni, “aún así, des­pués de de­di­car un es­fuer­zo eco­nó­mi­co y hu­mano, y ca­si 24 años des­pués de la pri­me­ra tien­da on-li­ne, hay fir­mas que no per­mi­ten ven­der sus pro­duc­tos por in­ter­net, lo que be­ne­fi­cia a las tien­das on-li­ne ‘no ofi­cia­les’ que no tie­nen la dis­tri­bu­ción ofi­cial de esas mar­cas, ge­ne­rán­do­se una com­pe­ten­cia ab­so­lu­ta­men­te des­leal y des­pro­por­cio­na­da; y, por otro la­do, hay com­pa­ñías que rea­li­zan un tra­ba­jo es­tu­pen­do y con apo­yos con­ti­nuos y equi­pos es­pe­cia­li­za­dos en es­te mer­ca­do que te ayu­dan a ven­der más y me­jor, sin des­cui­dar en nin­gún mo­men­to la ex­clu­si­vi­dad y el lu­jo de ven­der sus pro­duc­tos, tan bien co­mo en las tien­das fí­si­cas”.

En es­te úl­ti­mo año, Sa­bi­na Beauty & Fas­hion ha lle­va­do a ca­bo un cam­bio de men­ta­li­dad de to­dos sus com­po­nen­tes e im­ple­men­ta­do nue­vas fór­mu­las de tien­das, au­men­tan­do así la ca­li­dad de sus pun­tos de ven­ta. Asi­mis­mo, ha in­cor­po­ra­do a su plan­ti­lla una nue­va ge­ne­ra­ción “con ga­nas de cre­cer, com­par­tir y apren­der” y “así, con la sa­bi­du­ría de tan­tos años en el mer­ca­do, con mu­cho ca­ri­ño, y el de­seo de ser un re­fe­ren­te en es­te mer­ca­do, to­dos los que for­ma­mos Sa­bi­na nos le­van­ta­mos ca­da ma­ña­na con la ilu­sión de tra­ba­jar con la ma­yor de las ilu­sio­nes y con es­pe­ran­za de que es­te sue­ño nun­ca se aca­be”.

Co­mo con­clu­sión des­de Sa­bi­na con­si­de­ran que “to­dos los que com­po­ne­mos la dis­tri­bu­ción se­lec­ti­va te­ne­mos que te­ner en­tre nues­tras ta­reas dia­rias, no so­la­men­te la adap­ta­ción a nue­vos mer­ca­dos, sino la obli­ga­ción de crear nue­vas y me­jo­res ma­ne­ras de ser los nue­vos pio­ne­ros en el lan­za­mien­to de ideas in­no­va­do­ras que ha­gan cre­cer nues­tro mer­ca­do”.

To­dos los que for­ma­mos Sa­bi­na nos le­van­ta­mos ca­da ma­ña­na pa­ra tra­ba­jar con la ma­yor de las ilu­sio­nes y con es­pe­ran­za de que es­te sue­ño nun­ca se aca­be

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.