Mer­ca­dos de so­la­res, cos­mé­ti­ca co­lor P-V y fra­gan­cias es­ti­va­les.

BeautyProf - - SUMARIO -

EL MER­CA­DO DE SO­LA­RES HA SU­FRI­DO UN GI­RO DE TUER­CA EN 2016 DES­PUÉS DE TRES AÑOS COSECHANDO ÉXI­TOS. EL PRO­BLE­MA NO ES TAN­TO QUE HA­YA HA­BI­DO UNA ME­NOR CON­CIEN­CIA­CIÓN (POR­QUE IN­CLU­SO SE HAN VEN­DI­DO MÁS PRO­TEC­TO­RES QUE EL AÑO AN­TE­RIOR Y LA SENSIBILIZACIÓN HA­CIA LOS PRO­DUC­TOS NA­TU­RA­LES Y ECO­LÓ­GI­COS VA EN AU­MEN­TO) CO­MO QUE LA MA­LA CLI­MA­TO­LO­GÍA Y EL RE­CUR­SO DE LAS PRO­MO­CIO­NES HA­YAN PRECIPITADO UNA PEOR CONTABILIDAD.

El año 2016 no ha si­do es­pe­cial­men­te có­mo­do pa­ra los tra­ta­mien­tos so­la­res. A pe­sar de ha­ber­se ven­di­do un 3,6% más de uni­da­des de pro­duc­to que en 2015, el va­lor de lo fac­tu­ra­do ha caí­do un 2,7%, tal y co­mo con­fir­ma el úl­ti­mo in­for­me de NPD so­bre ven­tas de es­te tipo de pro­duc­tos. En con­cre­to, si en el año pre­ce­den­te se lle­gó a una fac­tu­ra­ción por ven­tas de 19.754.951 €, en 2016 ha si­do de 19.214.488 €. Des­de la con­sul­to­ra ase­gu­ran que és­te es un mer­ca­do que es­tá to­tal­men­te in­flui­do por la cli­ma­to­lo­gía, y en es­te sen­ti­do, se cons­ta­ta que en el pri­mer se­mes­tre del año pa­sa­do, en que el tiem­po en Es­pa­ña es­tu­vo muy llu­vio­so, de­cre­cie­ron las ven­tas un -12% (-15% en mar­zo; -28% en abril, y -23% en ma­yo), mien­tras que la tem­po­ra­da fuerte de ve­rano re­sul­tó ser muy po­si­ti­va pa­ra la ven­ta de pro­tec­to­res, tan­to en va­lor co­mo en uni­da­des. Por otro la­do, el que el vo­lu­men de ven­tas en va­lor ha­ya de­cre­ci­do ca­si tres pun­tos pue­de ser con­se­cuen­cia, en­tre otros fac­to­res, de la es­ta­bi­li­dad del ca­tá­lo­go y el me­nor nú­me­ro de lan- za­mien­tos de mar­cas más pre­mium, re­sul­tan­do en un cre­ci­mien­to más mo­de­ra­do en las ven­tas de es­tas mar­cas con res­pec­to al año an­te­rior.

Es­te des­cen­so en el va­lor de las ven­tas se cons­ta­ta en to­das las ca­te­go­rías ana­li­za­das por la con­sul­to­ra NPD a ex­cep­ción de los pro­tec­to­res cor­po­ra­les, que son los úni­cos que han ex­pe­ri­men­ta­do re­sul­ta­dos sa­tis­fac­to­rios con un li­ge­ro as­cen­so en va­lor (2,2%), y tam­bién en uni­da­des ven­di­das (15,5%). Pe­se a ello, no son es­tos pro­duc­tos los que se co­ro­nan co­mo “re­yes” del sec­tor, sino los so­la­res fa­cia­les, cu­yo pe­so en el mer­ca­do se­lec­ti­vo es­pa­ñol al­can­za una cuo­ta del 42% res­pec­to del to­tal, fren­te al 34% de los cor­po­ra­les.

De los fa­cia­les, NPD ha cal­cu­la­do una su­ma de 273.307 uni­da­des en 2016 mien­tras que en 2015 fue­ron 267.513, lo que su­po­ne una va­ria­ción al al­za del 2,2%. Y es que, tal co­mo apun­ta In­ma Mo­reno, Far­ma­céu­ti­ca y So­cia de la mar­ca Vi­ven­cia Skin Ca­re, “Es­pa­ña es un país con mu­cho sol, don­de tan­to en in­vierno co­mo en ve­rano es­ta­mos ex­pues­tos a las ra­dia­cio­nes UV, por lo que tam­bién en in­vierno se

tien­de a pro­te­ger la piel de la zo­na más vul­ne­ra­ble”. Otra co­sa dis­tin­ta ha si­do el va­lor, ya que es­ta ca­te­go­ría en 2016 ha con­se­gui­do unas ven­tas de 8.038.182 €, mien­tras en 2015 el cómpu­to fue li­ge­ra­men­te su­pe­rior, con una di­fe­ren­cia del -2,3%.

Sol sí, pe­ro con pre­cau­ción

En ge­ne­ral, los ex­per­tos no acha­can es­te com­por­ta­mien­to del mer­ca­do a una me­nor con­cien­cia­ción. De he­cho, el cre­ci­mien­to en ven­tas por nú­me­ro de uni­da­des de pro­duc­to in­di­ca que ca­da vez el con­su­mi­dor es­tá más con­cien­cia­do de que hay que to­mar el sol por­que tie­ne mu­chos be­ne­fi­cios pa­ra la sa­lud, pe­ro siem­pre bien pro­te­gi­dos. Es­to es al me­nos lo que di­ce, des­de Sis­ley, Cris­ti­na Alon­so, Responsable de For­ma­ción. Si bien “tam­bién hay que pre­ve­nir el en­ve­je­ci­mien­to cu­tá­neo. Por eso de­man­da pro­duc­tos so­la­res an­ti­edad, por­que le preo­cu­pan las arrugas, las man­chas, la fal­ta de fir­me­za pro­du­ci­da por el sol, et­cé­te­ra”, apun­ta. Pa­ra pre­ve­nir el da­ño que pro­du­ce el sol en la piel, un al­to por­cen­ta­je de es­pa­ño­les la pro­te­gen a dia­rio to­do el año. Se­gún Ra­quel González, Por­ta­voz de Pe­rri­co­ne MD, “lo más de­man­da­do son pro­duc­tos con SPF in­clui­do. Es ver­dad que no con­se­gui­mos acos­tum­brar­nos a apli­car el pro­tec­tor fue­ra de los me­ses de pla­ya, e in­tro­du­cir el pro­tec­tor so­lar en la ru­ti­na de be­lle­za dia­ria se con­vier­te en una ta­rea com­pli­ca­da pa­ra las fir­mas es­pe­cia­li­za­das co­mo no­so­tros”.

En la mis­ma lí­nea, des­de Shi­sei­do in­di­can que “afor­tu­na­da­men­te, y de­bi­do a que nues­tro país tie­ne una al­ta in­ci­den­cia de ra­dia­ción so­lar un gran nú­me­ro de días al año, el con­su­mi­dor es­tá ca­da vez más con­cien­cia­do so­bre la im­por­tan­cia de usar pro­duc­tos con un al­to ín­di­ce de pro­tec­ción so­lar. El re­qui­si­to im­pres­cin­di­ble en es­te tipo de pro­duc­tos es que ten­gan una tec­no­lo­gía que ga­ran­ti­ce la adap­ta­ción del ve­lo pro­tec­tor al re­lie­ve de la piel, que el ín­di­ce de pro­tec­ción sea du­ra­ble y que fac­to­res co­mo el agua, la are­na o el su­dor no re­duz­can la efec­ti­vi­dad de la pro­tec­ción”. Re­cuer­dan que en Shi­sei­do han desa­rro­lla­do la tec­no­lo­gía Wet­for­ce, pre­sen­te en su lí­nea de al­ta pro­tec­ción, que ofre­ce una pro­tec­ción se­gu­ra en cual­quier si­tua­ción, au­men­tan­do el ín­di­ce de pro­tec­ción al con­tac­to con el agua o el su­dor, “to­da una re­vo­lu­ción cien­tí­fi­ca en el cam­po de la pro­tec­ción so­lar”.

Tam­bién des­de NPD, y con el aval de los re­sul­ta­dos de su es­tu­dio, se con­fir­ma la ma­yor con­cien­cia­ción so­cial an­te la ne­ce­si­dad de pro­te­ger­se la piel. En es­te sen­ti­do, in­di­can que el tipo de so­lar que ha ex­pe­ri­men­ta­do un ma­yor cre­ci­mien­to en el úl­ti­mo año es el de fac­tor de pro­tec­ción 50.

Na­tu­ra­li­dad an­te to­do

Re­sul­ta sig­ni­fi­ca­ti­vo que, a te­nor de es­te in­for­me, se de­duz­ca que son las mu­je­res quie­nes si­guen preo­cu­pán­do­se más que los hom­bres por la de­fen­sa de la piel fren­te a los efec­tos ne­ga­ti­vos de las ra­dia­cio­nes so­la­res, y lo de­mues­tran con la com­pra y el uso de cui­da­dos so­la­res. Así, el pe­so de los pro­duc­tos so­la­res fe­me­ni­nos es del 99% mien­tras que úni­ca­men­te el 1% res­tan­te co­rres­pon­de a cui­da­dos mas­cu­li­nos. En cuan­to al ba­lan­ce de ven­tas, NPD se­ña­la en sus

LOS CON­SU­MI­DO­RES EXI­GEN FÓR­MU­LAS QUE APOR­TEN UN PLUS A LA SIM­PLE PRO­TEC­CIÓN, CO­MO LA HI­DRA­TA­CIÓN O UNA AC­CIÓN AN­TI­EDAD EL MER­CA­DO DE PRO­TEC­TO­RES SO­LA­RES HA EX­PE­RI­MEN­TA­DO EN EL ÚL­TI­MO EJER­CI­CIO UNA CAÍ­DA EN VEN­TAS DE UN 2,7%

da­tos un 3,9% de au­men­to en el vo­lu­men de uni­da­des ven­di­das en 2016 res­pec­to del año an­te­rior de cos­mé­ti­cos so­la­res pa­ra mu­jer y un -2,5% la va­ria­ción en la fac­tu­ra­ción de los dos años. Por su par­te, los cui­da­dos so­la­res pa­ra hom­bres han de­cre­ci­do tan­to en uni­da­des (-18,5%) co­mo en va­lor (-19,6%). Y en­tre las con­su­mi­do­ras, si hay un as­pec­to muy va­lo­ra­do por ellas res­pec­to de los tra­ta­mien­tos de pro­tec­ción so­lar, es la hi­dra­ta­ción. Se­gún In­ma Mo­reno, so­bre to­do en los fa­cia­les se bus­ca que el pro­tec­tor in­clu­ya una bue­na hi­dra­ta­ción “pa­ra no te­ner que usar una cre­ma. Por ejem­plo, con la cre­ma fa­cial so­lar de Vi­ven­cia Na­tu­ral Skin Ca­re, cu­bri­mos esos dos re­qui­si­tos de ma­ne­ra efec­ti­va. Si un pro­ble­ma de los so­la­res es que nor­mal­men­te re­se­can la piel por sus com­po­nen­tes quí­mi­cos, en nues­tro ca­so, al no lle­var más que pro­duc­tos na­tu­ra­les eco­ló­gi­cos, hi­dra­ta la piel y apor­ta una pro­tec­ción fren­te a los ra­yos UV con los acei­tes esen­cia­les in­clui­dos en la fór­mu­la”. La na­tu­ra­li­dad de los in­gre­dien­tes es el se­gun­do fac­tor des­ta­ca­do por la ex­per­ta res­pec­to de es­te tipo de cos­mé­ti­cos. “Cree­mos que hay una ten­den­cia en au­men­to a pro­te­ger­se de for­ma lo más na­tu­ral po­si­ble, con el fin de con­se­guir que la piel no se vea afec­ta­da por in­gre­dien­tes no­ci­vos y que la hi­dra­ta­ción lle­gue a las ca­pas pro­fun­das de la piel”, con­clu­ye Mo­reno.

Cui­da­dos glo­ba­les que pro­te­jan, hi­dra­ten, tra­ten…

Pa­ra So­nia Arro­yo, Responsable de For­ma­ción de Api­vi­ta, lo que el con­su­mi­dor exi­ge tam­bién es que la pro­tec­ción fren­te a la ra­dia­ción UVA y UVB sea al­ta y que ten­ga una ex­ce­len­te cos­me­ti­ci­dad. “Va­lo­ra mu­cho que las tex­tu­ras de los pro­duc­tos sean lo su­fi-

cien­te­men­te li­ge­ras co­mo pa­ra que su apli­ca­ción sea fá­cil y có­mo­da, y que pro­por­cio­nen otros be­ne­fi­cios, co­mo una ac­ción se­bo­rre­gu­la­do­ra, an­ti­arru­gas o hi­dra­tan­te”. Al igual que In­ma Mo­reno, Arro­yo con­si­de­ra que ca­da vez es más ten­den­cia la uti­li­za­ción de fil­tros res­pe­tuo­sos con el me­dio am­bien­te”.

Al­gu­nas de las ten­den­cias más no­ve­do­sas que las fir­mas de pro­duc­tos so­la­res han in­tro­du­ci­do en los úl­ti­mos tiem­pos son las re­su­mi­das por Ca­ye­tano Gu­tié­rrez, Crea­dor de Skin Cli­nic: “fac­to­res de pro­tec­ción ca­da vez más al­tos; pro­tec­ción UVA y UVB; pro­tec­to­res que ma­ti­fi­can la piel y no de­jan efec­to blan­co y pro­tec­to­res adecuados pa­ra la prác­ti­ca de­por­ti­va”. En es­te sen­ti­do, re­cuer­da que su fir­ma in­clu­ye Sun Lux, un cui­da­do so­lar que “cu­bre to­das las ne­ce­si­da­des que re­quie­re la prác­ti­ca de un de­por­te, por muy ex­tre­mas que sean las con­di­cio­nes tan­to de hu­me­dad, ex­po­si­ción so­lar o in­ten­si­dad del de­por­te, y que es ideal pa­ra de­por­tes acuá­ti­cos y de nie­ve, y pa­ra to­dos los ti­pos de piel, in­clu­so la de los ni­ños”. Pro­duc­tos so­la­res más li­ge­ros y que pue­dan pro­te­ger al má­xi­mo, jun­to con una al­ta re­sis­ten­cia al agua son las ten­den­cias prin­ci­pa­les se­ña­la­das por Va­nes­sa Me­lén­dez, Trai­ning Ma­na­ger de Per­fu­me­rías Douglas Es­pa­ña. Des­de Pie­rre Fa­bre se­ña­lan asi­mis­mo el he­cho de que “se bus­quen fór­mu­las que apor­ten un plus o aña­di­do a la sim­ple pro­tec­ción, es de­cir, cui­da­dos glo­ba­les y no só­lo pro­tec­to­res so­la­res. Por eso es­te año Avè­ne lan­za co­mo no­ve­dad un pro­tec­tor SPF 50+ an­ti­edad”. Y Cris­ti­na Alon­so aña­de la de uti­li­zar so­la­res con co­lor. “Con es­te tipo de fór­mu­las se bron­cea la piel pe­ro sin te­ner un as­pec­to de piel des­nu­da, y se lu­ce buen co­lor des­de el pri­mer día de ex­po­si­ción”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.