THE BODY SHOP LAN­ZA SU NUE­VA CAM­PA­ÑA PA­RA PO­NER FIN A LA EX­PE­RI­MEN­TA­CIÓN EN ANI­MA­LES

BeautyProf - - APUNTES -

The Body Shop ha lan­za­do una nue­va cam­pa­ña pa­ra lo­grar la prohi­bi­ción a ni­vel in­ter­na­cio­nal de la ex­pe­ri­men­ta­ción en ani­ma­les con fi­nes cos­mé­ti­cos tan­to con pro­duc­tos e in­gre­dien­tes en 2020, en co­la­bo­ra­ción con Cruelty Free In­ter­na­tio­nal, ONG que lu­cha con­tra la ex­pe­ri­men­ta­ción ani­mal.

La com­pa­ñía lle­va­rá la cam­pa­ña an­te la má­xi­ma au­to­ri­dad, la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das (ONU), y so­li­ci­ta­rá un con­ve­nio in­ter­na­cio­nal que prohí­ba la ex­pe­ri­men­ta­ción en ani­ma­les con fi­nes cos­mé­ti­cos.

El po­ten­cial pa­ra la ex­pe­ri­men­ta­ción ani­mal si­gue re­pre­sen­tan­do un enor­me ries­go en el mun­do; un 80% de los paí­ses to­da­vía es­tán sin le­gis­la­ción con­tra la ex­pe­ri­men­ta­ción en ani­ma­les con fi­nes cos­mé­ti­cos. Se­gún ex­pli­can des­de The Body Shop, “es­to ocu­rre a pe­sar de que la ma­yo­ría de los paí­ses no exi­gen da­tos so­bre se­gu­ri­dad en re­la­ción a la ex­pe­ri­men­ta­ción en ani­ma­les y el he­cho de que exis­ten al­ter­na­ti­vas fia­bles y em­pre­sas de be­lle­za, co­mo The Body Shop, uti­li­zan in­no­va­do­res y efi­ca­ces in­gre­dien­tes ela­bo­ra­dos sin cruel­dad en la ela­bo­ra­ción de sus pro­duc­tos. Cruelty Free In­ter­na­tio­nal es­ti­ma que apro­xi­ma­da­men­te 500.000 ani­ma­les son so­me­ti­dos a prue­bas con fi­nes cos­mé­ti­cos al año en de­ter­mi­na­dos paí­ses”.

Ac­tual­men­te, la le­gis­la­ción so­bre ex­pe­ri­men­ta­ción cos­mé­ti­ca en ani­ma­les es­tá lle­na de par­ches, con le­yes dis­tin­tas en to­do el mun­do, que no ofre­cen una in­for­ma­ción ri­gu­ro­sa a los con­su­mi­do­res. Los ex­pe­ri­men­tos tra­di­cio­na­les nun­ca han si­do va­li­da­dos pa­ra po­der de­tec­tar de ma­ne­ra cer­te­ra la se­gu­ri­dad (o fal­ta de ella) de pro­duc­tos e in­gre­dien­tes cos­mé­ti­cos. Ac­tual­men­te exis­ten al­ter­na­ti­vas mo­der­nas co­mo la piel hu­ma­na crea­da de for­ma ar­ti­fi­cial que, en la ma­yo­ría de los ca­sos, re­sul­tan igual de efi­ca­ces que los ex­pe­ri­men­tos que sus­ti­tu­yen y que han si­do va­li­da­dos por las au­to­ri­da­des per­ti­nen­tes.

En pa­la­bras de Jes­sie Mac­neil-Brown, di­rec­to­ra se­nior in­ter­na­cio­nal de Cam­pa­ñas y Res­pon­sa­bi­li­dad Cor­po­ra­ti­va de la em­pre­sa, “The Body Shop cree fir­me­men­te que no se de­be ha­cer da­ño a nin­gún ani­mal en nom­bre de la cos­mé­ti­ca y que la ex­pe­ri­men­ta­ción con pro­duc­tos e in­gre­dien­tes en ani­ma­les es al­go an­ti­cua­do, cruel e in­ne­ce­sa­rio. Por es­ta ra­zón, The Body Shop se ha alia­do con Cruelty Free In­ter­na­tio­nal pa­ra rea­li­zar la cam­pa­ña más im­por­tan­te y am­bi­cio­sa has­ta la fe­cha, que se cen­tra­rá en la con­se­cu­ción de una prohi­bi­ción glo­bal so­bre el uso de ani­ma­les en la ex­pe­ri­men­ta­ción con pro­duc­tos e in­gre­dien­tes cos­mé­ti­cos”.

Se­gún Mi­che­lle Thew, di­rec­to­ra ge­ne­ral de Cruelty Free In­ter­na­tio­nal, “la gen­te es­tá con­fun­di­da con la ex­pe­ri­men­ta­ción en ani­ma­les. En to­do el mun­do, la gen­te desea ver el fin de es­ta prác­ti­ca cruel, pe­ro las le­yes exis­ten­tes son una com­bi­na­ción de dis­tin­tas nor­mas con enor­mes la­gu­nas. Si bien es cier­to que ca­da vez más paí­ses pi­den prue­bas que res­pe­ten la se­gu­ri­dad de los ani­ma­les y mu­chos de ellos han to­ma­do me­di­das pa­ra prohi­bir la ex­pe­ri­men­ta­ción cos­mé­ti­ca en ani­ma­les, to­da­vía queda mu­cho por ha­cer. En los ca­sos en los que se per­mi­ten es­tas prue­bas, tan­to con pro­duc­tos co­mo con in­gre­dien­tes, la ma­yo­ría de los paí­ses no obli­gan a que los da­tos so­bre ex­pe­ri­men­ta­ción es­tén dis­po­ni­bles pa­ra la con­sul­ta pú­bli­ca, a ve­ces ni si­quie­ra pa­ra los re­gu­la­do­res. Por es­ta ra­zón re­sul­ta muy di­fí­cil sa­ber lo ge­ne­ra­li­za­da que es­tá la ex­pe­ri­men­ta­ción ani­mal. Lo que sí sa­be­mos es que una so­la prue­ba pue­de afec­tar a cien­tos de ani­ma­les. Si una so­la em­pre­sa, o un país, rea­li­za ex­pe­ri­men­tos en ani­ma­les, el im­pac­to en la vida de los ani­ma­les po­dría ser enor­me. El 80% de to­dos los paí­ses del mun­do si­gue per­mi­tien­do la ex­pe­ri­men­ta­ción en ani­ma­les con fi­nes cos­mé­ti­cos, por lo tan­to, una prohi­bi­ción uni­ver­sal se­ría real­men­te la úni­ca for­ma de erra­di­car el su­fri­mien­to ani­mal. Es­ta­mos en­can­ta­dos de que Cruelty Free In­ter­na­tio­nal y The Body Shop reali­cen una cam­pa­ña con­jun­ta pa­ra lo­grar una prohi­bi­ción que pon­drá pun­to y final a la ex­pe­ri­men­ta­ción en ani­ma­les”.

La nue­va cam­pa­ña de The Body Shop y Cruelty Free In­ter­na­tio­nal pi­de una prohi­bi­ción in­ter­na­cio­nal de la ex­pe­ri­men­ta­ción en ani­ma­les con fi­nes cos­mé­ti­cos, tan­to con pro­duc­tos co­mo con in­gre­dien­tes, en to­dos los paí­ses del mun­do y pa­ra siem­pre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.