LA DES­TI­LA­CIÓN

Beef! - - En(h)ebrado -

Las gi­ne­bras de ma­yor ca­li­dad son des­ti­la­das una vez más des­pués de la ma­ce­ra­ción 3. En el tu­bo fino, el al­cohol ga­si­fi­ca­do se en­fría. Se con­den­sa de nue­vo y, en una si­tua­ción ideal, des­cien­de ha­cia el otro de­pó­si­to en for­ma de llu­via 2. En la cal­de­ra, el al­cohol del ma­ce­ra­do em­pie­za a eva­po­rar­se a unos 78 gra­dos y a su­bir jun­to con las ma­te­rias aro­má­ti­cas di­suel­tas en él. El agua no bu­lle to­da­vía y se que­da de­trás

4. La gi­ne­bra lí­qui­da se acu­mu­la en el de­pó­si­to. La «Lon­don Dry Gin» de­be al­can­zar, tras la des­ti­la­ción, por lo me­nos un se­ten­ta por cien­to. Lue­go es re­du­ci­da pa­ra

que se pue­da beber 1. El ma­ce­ra­do se ca­lien­ta. La ma­yo­ría de las ve­ces el ca­lor no se apli­ca de for­ma di­rec­ta, ya que las hier­bas po­drían que­mar­se, sino por me­dio de va­por que pe­ne­tra a tra­vés de la do­ble pa­red de la des­ti­la­do­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.