EXO­TIS­MO NA­TU­RAL

Beef! - - Para Conocer -

Pue­de que no lo iden­ti­fi­ques, pe­ro tras es­te as­pec­to ex­tra­ño y po­co fa­vo­re­ce­dor se en­cuen­tra el mangostán, una de las fru­tas exó­ti­cas más apre­cia­das por su sa­bor ex­qui­si­to y con­sis­ten­cia. En su país de ori­gen –Tai­lan­dia–, don­de es un au­tén­ti­co man­jar, exis­ten has­ta 200 es­pe­cies. Ma­du­ra to­do el año, por lo que se pue­de con­su­mir en cual­quier mo­men­to. Pue­des to­mar­lo en en­sa­la­das, ade­más de co­mo ba­ti­do o sor­be­te, y so­bre to­do se re­co­mien­da con­su­mir­lo al na­tu­ral. Buen acom­pa­ña­mien­to es el he­la­do o un po­co de na­ta.

Los hay en dos co­lo­res: ama­ri­llo y mo­ra­do. Los ama­ri­llos tien­den a ser amar­gos, mien­tras que los mo­ra­dos tie­nen un sa­bor a me­dio ca­mino en­tre el me­lo­co­tón y la fram­bue­sa. Al ele­gir­los, pro­cu­ra que no es­tén da­ña­dos y que ce­dan le­ve­men­te a la pre­sión. Pre­pa­ra­ción: cor­ta la mi­tad de la cor­te­za, re­tí­ra­la y co­me el in­te­rior. Usa un te­ne­dor y el pro­pio mangostán co­mo re­ci­pien­te. www.guz­man­gas­tro­no­mia.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.