ASÍ CO­CI­NAN ELLAS. ASÍ NO­SO­TROS.

¿En dón­de es­tá más cla­ra la di­fe­ren­cia de gé­ne­ros? En la co­ci­na. Hoy: cor­tar chi­les

Beef! - - De Actualidad -

sa­ca las vai­nas de ha­ba­ne­ro ama­ri­llo de la bol­sa. Lee el tex­to del pa­que­te que ex­pli­ca cuá­les son los chi­les más pi­can­tes del mun­do y la pre­cau­ción con la que hay que ma­ne­jar­los. Se preo­cu­pa. Sa­ca las pin­zas más afi­la­das que tie­ne en el ne­ce­ser. Con la mano iz­quier­da aga­rra la vai­na con las pin­zas y con la de­re­cha em­pie­za a des­me­nu­zar­la. Tam­bién con las pin­zas, aprie­ta bien el ta­llo, des­pe­da­za la vai­na y la con­vier­te en una pa­pi­lla de chi­le. Sa­tis­fe­cha, se chu­pa los de­dos, el pul­gar y el ín­di­ce. ¡Qué ra­ro! ¿Ha to­ca­do, por ca­sua­li­dad, la uña del pul­gar con su len­gua? Ob­ser­va sus de­dos ba­jo el fluo­res­cen­te de la co­ci­na. En­cuen­tra un pe­que­ño pe­da­zo de chi­le ba­jo su cu­tí­cu­la. In­ten­ta sa­cár­se­lo con el ín­di­ce. Se para a pen­sar. Co­ge en­ton­ces las pin­zas. Con­si­gue aga­rrar la cu­tí­cu­la. No le es fá­cil sa­car­la. Por fin. Con cui­da­do, lo­gra des­pe­gar el res­to de piel que le que­da. Con la len­gua, com­prue­ba que to­do el pi­can­te ha des­apa­re­ci­do de su pul­gar. ¡Qué ra­ro! Pien­sa que es to­da una va­lien­te. Y de re­pen­te, de­ja de res­pi­rar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.