¿Y si só­lo tu­vie­ras un ce­re­bro?

Bike - - CARTAS -

Ha­ce más de 10 años presentamos el Sis­te­ma Brain, y to­do el mun­do en la in­dus­tria de las sus­pen­sio­nes se ras­có la ca­be­za, hi­zo re­chi­nar sus dien­tes e in­ten­tó afe­rrar­se a su có­mo­da vi­da an­te­rior, mien­tras el Brain lo vol­vía to­do del re­vés. Es­to se de­be a que fue, y si­gue sien­do, un au­tén­ti­co ce­re­bro pa­ra tu bi­ci: el úni­co sis­te­ma de amor­ti­gua­ción que di­fe­ren­cia en­tre los mo­vi­mien­tos pro­du­ci­dos por el ci­clis­ta y los pro­vo­ca­dos por las irre­gu­la­ri­da­des del te­rreno. En un len­gua­je pa­ra no in­ge­nie­ros, es­to sig­ni­fi­ca que el amor­ti­gua­dor se mues­tra fir­me cuan­do es­tás pe­da­lean­do so­bre te­rreno li­so y sen­si­ble cuan­do mon­tas so­bre ba­ches u otros obs­tácu­los. Es­to su­pu­so el en­fa­do in­me­dia­to de una se­rie de fa­bri­can­tes de otros sis­te­mas de blo­queo ma­nua­les con pa­lan­cas ca­bles ex­tra, ya que el Brain los de­jó ob­so­le­tos de la no­che a la ma­ña­na. Lo sen­ti­mos chi­cos, el Brain pien­sa por vo­so­tros. Pe­ro eso fue en­ton­ces y es­to es aho­ra. He­mos rein­ven­ta­do el Brain to­man­do to­do lo que nos gus­ta­ba de las ver­sio­nes an­te­rio­res y reha­cién­do­lo a par­tir de ellas. Aho­ra es­tá co­lo­ca­do más cer­ca del eje, don­de se pro­du­ce el mo­men­to de iner­cia (per­dón por el tec­ni­cis­mo), lo que ha­ce que el sis­te­ma sea aún más sen­si­ble. A con­ti­nua­ción, he­mos re­di­se­ña­do los ca­na­les y el flu­jo de acei­te pa­ra re­du­cir sus tur­bu­len­cias, y a su vez, es­to pro­por­cio­na una amor­ti­gua­ción más con­sis­ten­te. Y pa­ra per­fec­cio­nis­tas, tam­bién he­mos re­di­se­ña­do el la­ti­gui­llo eli­mi­nan­do cur­vas in­ne­ce­sa­rias. Sin em­bar­go, jus­to co­mo te en­se­ñó tu ma­dre, lo im­por­tan­te es­tá en el in­te­rior. Que­ría­mos que la sua­vi­dad fue­ra aún más sua­ve y la fir­me­za to­da­vía más fir­me, pa­ra ello cam­bia­mos a una ve­ji­ga de ex­pan­sión pa­ra au­men­tar la sua­vi­dad y man­tu­vi­mos la vál­vu­la Spi­ke y la vál­vu­la de iner­cia co­mo prin­ci­pa­les pi­la­res en el nue­vo Brain. Nos lle­va­ría me­dia no­ve­la ex­pli­car có­mo fun­cio­nan, pe­ro lo más im­por­tan­te es que tra­ba­jan jun­tos me­jor que la gi­ne­bra y la tó­ni­ca pa­ra me­jo­rar la amor­ti­gua­ción, la trac­ción, la es­ta­bi­li­dad en lí­nea rec­ta y la ab­sor­ción de im­pac­tos. En otras pa­la­bras, te per­mi­ten mon­tar más rá­pi­do y con más con­trol. Gra­cias, Brain.

“El ni­vel aña­di­do de es­ta­bi­li­dad del Brain me­jo­ra la efi­cien­cia del pe­da­leo sin com­pro­me­ter el ren­di­mien­to de ab­sor­ción ge­ne­ral del sis­te­ma”. —Mi­ke McAn­drews, Di­rec­tor de Sus­pen­sio­nes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.