TRIS­TE AB­SO­LU­CIÓN EN VI­GO

Bike - - NOTICIAS IMBA -

En es­tos días he­mos co­no­ci­do la sen­ten­cia del Juz­ga­do de Vi­go que ha ab­suel­to a los cua­tro acu­sa­dos por el ac­ci­den­te que su­frió Die­go, un ci­clis­ta de la lo­ca­li­dad que cho­có con­tra una pie­dra mo­vi­da por al­gu­nos in­sen­sa­tos a los que de­bía mo­les­tar que se cir­cu­la­ra en MTB por “su” ca­mino. Y nos en­tris­te­ce que no ha­ya na­die que se ha­ga car­go de los da­ños cau­sa­dos, que son mu­chos y evi­den­tes ya que Die­go ha que­da­do en una si­lla de rue­das y con se­cue­las de por vi­da.

No va­mos a ha­cer nues­tra pro­pia in­ter­pre­ta­ción de la sen­ten­cia, co­mo se ha he­cho en al­gún ca­so re­cien­te, pues aun­que no nos gus­te na­da, no te­ne­mos los me­dios de con­vic­ción ni las prue­bas, ni el su­ma­rio co­mo pa­ra po­der opi­nar con cer­te­za so­bre la re­so­lu­ción. Exis­ten me­dios y re­cur­sos pa­ra re­vi­sar el fa­llo y es­pe­ra­mos que se usen y se re­pon­ga esa sen­ten­cia a unos tér­mi­nos más jus­tos. Lo que nos en­tris­te­ce es que pa­re­ce que na­die hi­zo na­da, que las pie­dras se co­lo­ca­ron “so­las” en un ca­mino de uso pú­bli­co y na­die ten­drá que res­pon­der de ello. No nos in­tere­sa que se con­de­ne a unas u otras per­so­nas, nos im­por­ta que no se atien­da e in­dem­ni­ce a Die­go, que es­tá y es­ta­rá to­da su vi­da su­frien­do el da­ño. Si es­tos se­ño­res no fue­ron, se de­be­rá in­ves­ti­gar quie­nes fue­ron o exis­ti­rá una res­pon­sa­bi­li­dad ci­vil sub­si­dia­ria por no man­te­ner esos ca­mi­nos en con­di­cio­nes de tran­si­to sin pe­li­gro, pe­ro lo que no pue­de ser es que con es­ta sen­ten­cia que­de ce­rra­do el asun­to “y a otra co­sa”. Por eso nos pro­du­ce do­lor es­ta sen­ten­cia, por el des­am­pa­ro en que pue­de de­jar a un ac­ci­den­ta­do por la ac­ción ma­lin­ten­cio­na­da de unos ter­ce­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.