CUR­VEAN­DO

Bike - - CONSULTORIO -

He es­ta­do es­te fin de se­ma­na por pri­me­ra vez en el bi­ke­park de La Pi­ni­lla y no ter­mino de pi­llar el tru­co a las cur­vas pe­ral­ta­das, so­bre to­do cuan­do vie­ne va­rias con­se­cu­ti­vas… ¿cuál es la for­ma co­rrec­ta de afron­tar­las?

Ig­na­cio Sie­rra, Ba­ra­jas (Ma­drid)

Las cur­vas… son la gran asig­na­tu­ra pen­dien­te. Quien las do­mi­na, do­mi­na los des­cen­sos, por­que es don­de real­men­te se mar­ca la di­fe­ren­cia de tiem­po. Se­gún el ti­po de cur­va se apli­can unas téc­ni­cas u otras. Las cur­vas pe­ral­ta­das son las más fá­ci­les y se­gu­ras de tra­zar, ya que el pro­pio te­rreno nos guía y no te­ne­mos más que apo­yar­nos con­tra él. El se­cre­to es­tá en “em­pu­jar” la bi­ci con­tra la pa­red del pe­ral­te. Al­gu­nos pun­tos cla­ves que hay que prac­ti­car mu­cho son:

>Fre­nar an­tes de la cur­va, nun­ca den­tro.

>Mi­rar ha­cia don­de quie­res di­ri­gir la bi­ci,

man­te­nien­do la ca­be­za per­pen­di­cu­lar al sue­lo.

>Al di­ri­gir con la ca­be­za, los hom­bros la si­guen y

el res­to del cuer­po y bi­ci van de­trás. >Cen­trar el pe­so so­bre am­bas rue­das.

Si lo de­jas muy atrás la bi­ci tien­de a ir rec­ta.

>Ba­jar el cen­tro de gravedad al entrar en la cur­va, ba­jan­do tor­so

y fle­xio­nan­do co­dos y ro­di­llas. Así ga­na­mos aga­rre. >Pe­da­les ni­ve­la­dos. A la mis­ma al­tu­ra. Só­lo ba­ja­re­mos el del ex­te­rior de la cur­va en ca­so tra­zar a gran ve­lo­ci­dad, pa­ra bus­car “mor­dien­te” de los neu­má­ti­cos.

Re­su­mien­do: Mien­tras que ca­be­za y hom­bros di­ri­gen la bi­ci a lo lar­go del gi­ro, siem­pre apun­tan­do a la sa­li­da de la cur­va, ba­ja­mos el cen­tro de gravedad pa­ra pre­sio­nar la bi­ci con­tra le pe­ral­te, ele­van­do el aga­rre de los neu­má­ti­cos. Mu­cha prác­ti­ca y ¡suerte!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.