La cla­ve para au­men­tar las ta­sas de re­ten­ción y construir leal­tad

Body Life - - PUBLIRREPORTAJE -

Por to­dos es co­no­ci­do que au­men­tar los nú­me­ros en ven­tas de las al­tas no sig­ni­fi­ca man­te­ner una al­ta ta­sa de re­ten­ción. Sin em­bar­go, és­ta es exac­ta­men­te la esen­cia del pro­ble­ma. Ga­nar un clien­te cues­ta un pro­me­dio de 6-7 ve­ces más que su man­te­ni­mien­to. El ob­je­ti­vo principal no de­be ser, en­ton­ces, atraer nue­vos clien­tes, sino man­te­ner­los.

¿Piensas a me­nu­do en las ci­fras de re­ten­ción de tu club? Co­mo so­lu­ción a es­te pro­ble­ma, com­par­ti­do por to­dos en el en­torno del fit­ness, los sis­te­mas de ges­tión se han en­car­ga­do de ac­tua­li­zar su soft­wa­re con nue­vas fun­cio­nes que apa­re­cen re­gu­lar­men­te en los pro­gra­mas, para ayu­dar a los ge­ren­tes co­mo tú en la lu­cha por man­te­ner a sus clien­tes.

Na­da es gra­tis

So­lo es ne­ce­sa­rio fi­jar­nos en nues­tro día a día. Por ejem­plo; se­gu­ra­men­te no com­pra­re­mos nues­tro ca­fé de la mañana en la ca­fe­te­ría don­de te­ne­mos que es­pe­rar 5 mi­nu­tos para ob­te­ner­lo, pe­ro en cam­bio, si lo ha­re­mos don­de nos com­pla­ce más la sen­sa­ción de con­fort y bie­nes­tar que nos pro­du­ce en­trar en la ca­fe­te­ría, que nos sa­lu­den al en­trar, y po­der re­la­jar­nos mien­tras es­pe­ra­mos el ca­fé e in­clu­so dis­fru­ta­mos de otras co­mo­di­da­des y ser­vi­cios.

Con to­do ello, se pue­de de­cir que la leal­tad es el re­sul­ta­do na­tu­ral de cui­dar al clien­te, mos­trar­le res­pe­to y apre­ciar su va­lor. Los clien­tes com­pran emo­cio­nal­men­te en la ma­yo­ría de los ca­sos, le­ma que com­par­te la ca­de­na de fit­ness ca­na­dien­se Free Form Fit­ness. Es­ta mar­ca ha de­mos­tra­do que ser un “ju­ga­dor más pe­que­ño” den­tro del mer­ca­do no es un obs­tácu­lo y que aún se pue­de con­ven­cer a los clien­tes a pe­sar de que exis­tan gran­des com­pe­ti­do­res.

Es­ta em­pre­sa ha de­ci­di­do de­di­car­se com­ple­ta­men­te a los en­tre­na­mien­tos per­so­na­les y pro­por­cio­nar a los clien­tes una par­ti­ci­pa­ción y de­di­ca­ción ple­na en sus cam­bios de ima­gen. Gra­cias a es­to, han de­rro­ta­do a la com­pe­ten­cia y han ga­na­do clien­tes fie­les. Po­dría­mos de­cir que la fi­de­li­dad y el aumento de la re­ten­ción fue en es­te ca­so el agra­de­ci­mien­to a los pro­pie­ta­rios y ge­ren­tes por su im­pli­ca­ción con los clien­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.